EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/156555
Chica Miércoles 29 de Julio de 2020

“Esta pandemia nos ha enseñado lo insignificante que somos”: Carolina Cruz

Compartir:
Alejandro Rosales Mantilla

En 1999 Carolina Cruz Osorio quedó de segunda en el Concurso Nacional de Belleza, pero para la mayoría de los colombianos ella fue la ganadora. Sin duda es una de las mujeres más queridas por el público y desde ese final del siglo XX su rostro y curvas son un símbolo de elegante sensualidad en el país.

Está casada con el actor Lincoln Palomeque. Su hijo  Matías, o “Mati”, como ella lo llama, es hoy el mayor beneficiado de la pandemia, porque gracias a esta la ha tenido en casa por más de cuatro meses, cosa que antes no sucedía por las múltiples ocupaciones de su madre, quien es presentadora del programa mañanero Día a Día del Canal Caracol e imagen y cabeza de su empresa que lleva su nombre como marca.

Carolina Cruz, Chica M!ércoles de EL HERALDO en esta edición digital, tuvo un diálogo sincero con esta casa editorial que hoy reproducimos. Su entrevista también la podrá encontrar en Encuentro EH, en www.elheraldo.co.

¿Cómo has vivido estos días familiarmente?

Nosotros hemos tratado de verle las cosas positivas a este momento difícil y complejo, hemos aprovechado al máximo el tiempo para estar aquí con ‘Mati’, para disfrutarnos, levantarnos, desayunar, almorzar y comer juntos. Para mí ha sido maravilloso porque antes no podía compartir tanto con ‘Mati’ por mi trabajo, los viajes, los horarios. Poder estar con él más de cuatro meses en casita ha sido una bendición muy grande, no nos hemos perdido ningún detalle de su crecimiento.

¿Cómo asimilas los momentos gratos y los no tan gratos en los que te ‘acuchillan’ por redes sociales?

Mira, yo me he vuelto muy relajada con ese tema. La verdad tomé una decisión muy inteligente y muy sabia en esta cuarentena y es que cerré Twitter porque me parece una red social muy oscura, una red social que juzga, que critica, que busca una perfección que no existe. Somos un país de una doble moral impresionante. Tomé la decisión hace más de un mes y estoy feliz porque aprovecho más el tiempo, estoy leyendo, estoy estudiando, solo me quedé con Instagram que es una red social un poco más blanca, pues la persona debe seguirte, que tú aceptes, que no esté bloqueada para opinar de una manera positiva y respetuosa, es una red social un poco más bonita. Trato de no echarle tanta cabeza a lo que no es importante en realidad, trato de sacarle lo positivo a cada situación.

La gente que te sigue  te ve como una mujer linda e inteligente que ha tenido éxito, pero como dice la canción de Hector Lavoe (El cantante) nadie se pregunta si ríes o si lloras. ¿Cómo has vivido esos momentos difíciles de tu vida?

Como cualquier ser humano completamente normal. He tenido momentos en mi vida afortunadamente maravillosos y momentos que no han sido tan maravillosos, pero que me han dejado mucho aprendizaje. Siempre trato de sacarle provecho a esas situaciones que me han fortalecido, la gente tiene esa mentalidad tan errónea de pensar que como salimos en televisión somos perfectos, como de otro planeta, no tenemos problemas, no nos podemos enfermar, no podemos fracasar, no tenemos deudas, no podemos estar en quiebra. La gente misma se ha encargado como de meternos en una capsulita que en realidad no existe. Ahora que estamos viviendo esta pandemia nos damos cuenta de lo insignificante que somos como seres humanos. Repito, he tenido momentos complejos con mi familia, mi empresa, a nivel personal como cualquier persona normal. De cada uno he aprendido mucho, me he fortalecido y he tratado de verle el lado positivo a todo.

Cuando dicen ‘grabando’ o ‘acción’, pero antes de llegar al set te levantaste con una mala noticia, ¿cómo manejas eso?

Yo soy una mujer exageradamente positiva, siempre trato de tener la mejor actitud, no me gusta contagiar a las personas de mis problemas y mis situaciones. Muchas veces siento que he cometido ese error de mostrarme tan fuerte y tan capaz de todo y nunca mostrarme triste o achicopalada porque tuve un día difícil. Trato de dejar a un lado cualquier situación compleja o que no sea de mi agrado que esté viviendo. Trato de no mezclar nada con nada, no mezclo mi trabajo con mi vida familiar o viceversa. He tratado de tener la inteligencia de llevar cada cosa en su lugar, que ninguna me afecte con la otra.

¿Es difícil hacer empresa en Colombia, incluso para Carolina Cruz?

Es muy difícil, exageradamente difícil hacer empresa en Colombia. No es imposible pero sí complejo, cada vez te ponen más piedritas en el camino, cada vez se hace más difícil el trayecto para poder llegar a donde quieres llegar. Ahora, imagínate…nos hemos visto afectados grades, medianos y pequeños empresarios. No ha sido fácil pero ya son 16 años de una lucha constante, de poder posicionar una marca, un nombre, de seguir investigando en el mercado cuáles son las necesidades de nuestros clientes, de la gente que ya está casada con la marca, con los accesorios, con las líneas de salud y belleza, con las fajas, entonces no ha sido un camino sencillo pero sí muy grato de andar. Yo me he caído y me he tenido que levantar muchas veces, pero han sido 16 años de increíbles aprendizajes. No es fácil, la persona que tenga un emprendimiento en Colombia y lo quiera  sacar adelante debe tener, más que otra cosa, mucha paciencia, porque los resultados casi nunca se ven a corto plazo, siempre se ven a muy largo plazo. Las claves son la paciencia y la perseverancia.

¿Y cómo va tu empresa?

Va bien afortunadamente. Los últimos dos años fueron muy difíciles con una deuda muy grande que dejó la anterior administración, pero afortunadamente logramos tener la sartén por el mango para poder reunirnos con los bancos, poder tener un orden en la contabilidad que teníamos desorganizada. Estamos sacando la cabeza porque veníamos muy ahogados, la empresa va bien y con esta pandemia hemos podido trabajar desde casa haciendo los envíos de la línea Carolina Cruz. Ahora estamos en un lanzamiento de colección con Calzatodo, también vendiendo por su página de internet. Ha sido un trabajo diferente que nos ha dado una opción distinta de poder dar a conocer la marca y sus productos. Todo lo hemos movido por redes sociales.

Hace poco vimos una foto en tu Instagram en vestido de baño, muy guapa, y escribiste: “Aquí con ganas de playita”. ¿Superando el cuarto piso en tu edad cómo te mantienes físicamente?

La vedad he aprendido a conocer mi cuerpo, Ha sido un proceso y ya llevo varios años entrenando, tratando de llevar una vida saludable, sin irme a los extremos porque una de mis palabras favoritas es el equilibrio. Nunca me he ido a los extremos de obsesionarme por una cosa u otra. Ya llevo muchos años entrenando, ya sé lo que necesito, cuándo le doy, cuándo le quito un poquito. A mis 41 años me siento muy cómoda con mi cuerpo, con mi salud, con lo que he conseguido, con lo que he logrado. Soy una mujer que me encanta hacer ejercicio, no solo por verme sino por sentirme bien, por estar activa. El ejercicio es que una droga para mí, como que me levanta, estoy bien, me siento poderosa, capaz, me da energía.

¿Qué les diría a los colombianos para que se cuiden de la COVOD-19?

Lo más importante es quedarnos en casa, quedarnos quietos, tranquilos, los que tenemos la posibilidad de hacerlo. Si vamos a salir seamos responsables, no seamos egoístas. Muchas veces solo pensamos en nosotros y nos arriesgamos, no pensamos en los demás. Lavarnos las manos, usar el tapabocas que es algo bien importante en esta situación. Todos sabemos cuáles son los cuidados y en gran medida depende de todos que esto pueda parar y se pueda bajar ese porcentaje tan grande de personas infectadas.

Mensaje enviado Satisfactoriamente! REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA