EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/149076
Bienestar 13 de Junio de 2018

Vejiga hiperactiva, un síndrome que afecta la calidad de vida

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Expertos aseguran que la hipertrofia prostática y las obstrucciones del cuello de la vejiga son algunas de las causas de esta condición.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo

Ha experimentado el deseo de salir corriendo y buscar de prisa un baño para miccionar? Si la respuesta es afirmativa, sepa que sentir esta urgencia urinaria de manera repetitiva podría traducirse en uno de los síntomas más comunes del Síndrome de Vejiga Hiperactiva.
 
Según expertos en Urología, esta patología acumula varios síntomas y suele estar acompañada de la frecuencia miccional aumentada (incremento en la necesidad de orinar) y de la nicturia (deseo de orinar en la noche interrumpiendo el sueño).
 
El Jefe del departamento de Urología de la Fundación Santa Fé de Bogotá, Mauricio Plata, manifiesta que pese a no ser un cuadro clínico reconocido por la población, se presenta aproximadamente en 400 millones de personas en el mundo.
 
Agrega que “aunque la vejiga hiperactiva no es una enfermedad mortal, afecta la calidad de vida de manera significativa, generando ausentismo laboral, depresión, aislamiento social e insomnio, de modo que es fundamental que el paciente tenga un diagnóstico temprano que permita iniciar un tratamiento o tomar medidas adecuadas que ayuden a controlar la sintomatología”.
 
Plata sustenta que no discrimina sexo, de hecho afecta a hombres y mujeres en un índice de prevalencia similar, y está presente entre un 30% y 40% en la población mayor de 75 años, “lo que quiere decir que el riesgo de padecerlo aumenta con el paso de la edad”.
 
Por su parte, el urólogo Emiliano Morillo resalta que en algunos pacientes el síndrome podría estar relacionado con la presencia de varias enfermedades que disparan la actividad neurológica de la vejiga.
 
“Estas enfermedades hacen que la vejiga deje de ser autónoma y controlada por el paciente, a ser una vejiga que aparentemente se descontrola, produciendo signos que resultan incómodos. Así que esta empieza a activarse y funciona de manera repetitiva”.
 
Por su parte, Plata explica que cuando la persona presenta vejiga hiperactiva, el músculo encargado de relajarse durante el proceso de almacenamiento de la orina, y el mismo que se contrae en el proceso de micción, llamado músculo detrusor, se contrae involuntariamente durante la fase de llenado de la vejiga.
 
“Lo anterior se debe a un exceso de sensibilidad de los receptores que son responsables del proceso de contracción del músculo (receptores muscarínicos) y de la relajación de los esfínteres uretrales (receptores adrenérgicos)”.
 
Añade que se puede tratar para mejorar de forma progresiva la calidad de vida del paciente y recalca que es vital tener en cuenta que exponerse a procedimientos quirúrgicos para reducir o curar el síndrome no es necesario. Lo ideal siempre será no autodiagnosticarse y recurrir al médico de confianza.
 
No olvide que
 
 
También es vital, según el urólogo Mauricio Plata, modificar el hábito de consumo de líquidos, orinar por horario y evitar ciertas sustancias como la cafeína o los cítricos pues estos pueden llegar a empeorar los síntomas.
 
Tenga en cuenta
 
 
Los expertos consultados manifiestan que lo ideal es determinar su causa primaria, con el fin de contrarrestarla y así lograr que los síntomas desaparezcan. También se trata de “mejorar la calidad de vida si se trata de una enfermedad autoinmune”. 
 
Recomendaciones
 
 
Al primer síntoma, Morillo aconseja consultar al urólogo, con el fin de que pueda identificar a tiempo las causas que estén disparando este proceso incómodo que afecta, de una u otra forma, la calidad de vida del paciente.
 
Factores de riesgo
 
 
Enfermedades neurológicas, como el  Párkinson, accidentes cerebro vasculares, raquimedulares (traumas de columna), las enfermedades infecciosas y las tumorales del tracto urinario inferior son las más frecuentes.

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas