EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/149396
Bienestar 18 de Julio de 2018

Sepa cuál es el método que invita al bebé a comer solo

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Los expertos coinciden en que este tipo de alimentación previene la obesidad y afianza la capacidad motriz del bebé.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo

Desde el nacimiento del bebé hasta la edad de dos años la lactancia, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), juega un papel fundamental en el crecimiento y sistema inmunológico. Además, señala que a partir de los seis meses el suministro de la leche materna debe ser reforzado con una alimentación complementaria, proceso que resulta vital para satisfacer las necesidades nutricionales del pequeño. 
 
Esta alimentación en la actualidad suele ser acompañada de un método que permite ser regulado por el bebé y supervisado por el adulto, conocido como Baby Led Weaning (BLW).
 
Krisstie Cortés, asesora certificada en alimentación BLW, explica que este consiste en ofrecerle al menor sólidos (no papillas, ni sopas, ni jugos, ni compotas, ni purés) de manera adecuada y segura, con el fin de que desde una edad temprana aprendan a comer solos, a masticar, tragar y experimentar alimentos, texturas, olores y sabores con sus sentidos.
 
“Con el BLW le respetamos al bebé sus señales de hambre y saciedad por medio de su autorregulación; lo importante aquí es que antes de aplicarlo los padres reciban asesorías por parte de expertos, para que sepan con exactitud qué alimentos proporcionarles y así el bebé reciba los nutrientes que requiere. Cabe resaltar que de unos años para acá el método ha sido avalado por pediatras y organizaciones de salud como método seguro tanto en nutrición como en lo físico”.
 
Por su parte, Isaac Kuzmar, médico nutriólogo clínico, señala que el BLW es una forma alternativa de alimentación infantil que promueve la autoalimentación del bebé a partir de los seis meses, en lugar de la alimentación convencional (suministrada con cuchara por los padres).
 
Agrega que este método tiene implicaciones interesantes en la autorregulación energética apropiada del menor y la prevención de la obesidad. También asegura que a través de este se alienta al bebé a participar en las comidas familiares, y nunca se apresura ni obliga a comer.
 
Beneficios. Según los expertos, el BLW promueve en el bebé los buenos hábitos alimenticios, previene patologías asociadas a la obesidad, desarrolla la coordinación y todas sus capacidades motrices, permite que sean parte de la mesa familiar desde pequeños y fomenta la independencia temprana.
 
Inicio del método. Krisstie Cortés e Isaac Kuzmar, especialista del BLW y médico nutriólogo, respectivamente, especifican que esta clase de alimentación debe iniciarse cuando el bebé haya perdido el reflejo de extrusión (hace que expulsen de su boca los alimentos que no sean líquidos, de la textura de la mama, o del sabor y olor de la leche), que tengan control de su cuello, que puedan mantenerse sentados y que tengan el peso adecuado a su edad. 
 
Recomendación. Kuzmar aconseja no utilizar este método en bebés prematuros o niños con retrasos en su desarrollo. 
 
Desventaja. Existen dos desventajas que plantean los dos especialistas en mención. La primera es que por ser un momento en el que podrán interactuar por sí solos con la comida, llegarán a regar lo que encuentren en el plato y se untarán de los alimentos. Y, por otro lado, estará el riesgo de que lleguen a atorarse, de modo que será necesaria la supervisión del adulto.
 
 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas