EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/148350
Bienestar 11 de Abril de 2018

Obesidad y analfabetismo físico en los niños

El usuario es:

Foto:

Carolina Vargas Hormaza - @caritovargash

Según la OMS, en 2016 más de 41 millones de niños en el mundo, menores de 5 años, eran obesos.

Dentro de la cultura caribe se encuentra una gastronomía rica en alimentos que, aunque deliciosos, pueden ser poco saludables.
 
De hecho, en algunos hogares suele ser común llevar a la mesa en horas del desayuno los famosos “fritos”. Pero, ¿sabe usted qué tan bueno es, sobre todo para los más pequeños, este tipo de comida?
 
En esta edición consultamos a dos  expertas en nutrición, dietética y crecimiento infantil, para conocer los principales errores que comenten los padres dentro de la alimentación y las actividades rutinarias de los niños.
 
Para la nutricionista y dietista Diana Córdoba la obesidad “es una enfermedad tan compleja que son muchos factores la que la ocasiona. No solamente equivale desde el punto de vista del peso, sino también desde la genética, el metabolismo y los hábitos tanto alimenticios como físicos”.
 
Según explicó Córdoba, se puede prevenir la obesidad en los niños siempre y cuando “se cuide su alimentación desde el primer momento”, pues si dentro de la familia se conocen varios casos de obesidad, “lo más probable es que el niño pueda llegar a tener esta condición en algún momento de su vida si no se cuida su alimentación y desarrollo físico”, agregó.
 
Uno los principales causantes son los malos hábitos alimenticios que los niños comienzan a desarrollar desde muy temprana edad, “el hecho de tener una alimentación con alta carga de densidad energética como por ejemplo, el consumo elevado de grasas y azúcares simples, pueden predisponer al niño a sufrir obesidad” detalló Córdoba.
 
Analfabetismo físico. Si a esos malos hábitos alimenticios le sumamos el sedentarismo, tendremos como resultado una completa bomba de tiempo que más que llevar a la obesidad, puede afectar en gran medida la salud. 
 
Para la nutricionista del Cook Children’s Health System en Fort Worth, Texas, María del Pilar Levy, “nos estamos convirtiendo en una sociedad obesogénica, una sociedad donde no nos estamos moviendo, pasamos mucho tiempo en los computadores, en los televisores y los niños están muy expuestos a esto”.
 
Esto es descrito como ‘analfabetismo físico’ por el American College, ya que “desde muy pequeños los niños pasan más tiempo frente a pantallas de televisores, celulares o tablets y desconocen la forma de hacer algunas actividades físicas cotidianas”.
 
Levy manifiesta que es preocupante, ya que sin nutrición adecuada ni actividad física se pone en riesgo el crecimiento pleno de los niños y adolescentes”.
 
Por lo tanto, aquí les brindamos unas recomendaciones dadas por las expertas para prevenir la obesidad y el analfabetismo físico infantil. Lo ideal es que las aplique y así les proporcione una mejor calidad de vida a sus hijos.
 
 
GASEOSAS. Las bebidas de alta densidad energética, como las gaseosas, son perjudiciales para la salud de los niños. Por tanto, las expertas recomiendan en lo posible restringir su consumo y reemplazarlas por jugos naturales, leche o simplemente agua.
 
 
GRASAS. Los alimentos con altos niveles de grasa, como las frituras y las comidas rápidas no son recomendables. En cambio, las grasas como la del aguacate, el consumo de frutas y hortalizas, legumbres, cereales integrales y frutos secos benefician la salud del menor.
 
 
AZÚCARES. De acuerdo con las expertas, es importante restringir en lo posible los azúcares añadidos. “El contenido de azúcar que consumen algunos niños es demasiado alto. La recomendación es de menos de 25 gramos en el día y esa cantidad puede estar en un solo yogurt”.
 
 
ALIMENTOS ULTRAPROCESADOS. Estos son todos aquellos que durante su proceso de empaque se les adiciona tanto azúcares como otros ingredientes artificiales para poder manipular el sabor y consistencia, lo que no es nada conveniente para niños y adultos.
 
Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas