EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/156542
Bienestar 29 de Julio de 2020

Los estragos físicos del teletrabajo

El usuario es:
Foto: 123RF

Hacer uso de las sillas del comedor, del sofá o de la cama para cumplir con la jornada laboral, por ejemplo, puede desencadenar dolores y lesiones graves en diferentes partes del cuerpo.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

El teletrabajo llegó, quizás, para quedarse. Realizarlo de la manera correcta traerá consigo beneficios laborales, pero sobre todo físicos. Por esto, hacer uso de sillas y mesas inadecuadas, así como ubicar la pantalla del computador a una altura incorrecta ha ido desencadenando una serie de complicaciones físicas que cada vez más perjudican la salud de las personas. Así lo estima el ortopedista Juan Eduardo Grossmann, quien sustenta que el común denominador de las molestias están relacionadas con los problemas de posturas inadecuadas, como es el caso del dolor cervical y del dolor lumbar.

“El uso prolongado del computador también ocasiona epicondilitis (dolor en la parte exterior del codo y, algunas veces, en el antebrazo y la muñeca) y el síndrome del túnel carpiano (...) todo esto se puede evitar si la persona recurre a las pausas activas, y si cuenta con una silla y una mesa que faciliten una buena postura y altura”.

Diana Soto, coordinadora de fisioterapia del Instituto Roosevelt, añade que también se pueden presentar alteraciones musculoesqueléticos, que tienen que ver con desarrollar dolor en las manos, por escribir durante largas jornadas tanto en el computador como en el celular; dolencias  en el cuello, por bajar la mirada hacia el computador o el móvil; estrés; y dolores en la espalda, la cabeza, las piernas y la cintura por malas posiciones.

“Por lo general esas molestias ergonómicas se presentan porque la pandemia nos tomó por sorpresa y las casas no estaban adaptadas para llevar a cabo el teletrabajo. De modo que sigue siendo común ver que a la hora de trabajar muchas personas hacen uso de su cama, de las sillas de la sala que no son ergonómicas o del sofá, así como de algunas mesas que no están adecuadas a la altura ideal y de los portátiles que tampoco están adaptados para hacer un teletrabajo constante (...) adicionalmente a los problemas ya descritos, se presentan dificultades en la visión porque la luz del hogar no es la correcta”.

Por lo anterior, el galeno Grossmann recomienda tener una "higiene postural" que proteja principalmente la columna vertebral, de ahí la importancia —dice— de hacer uso de una mesa de trabajo con altura adecuada a la vista, que permita el correcto soporte para los antebrazos y las muñecas. También advierte que es indispensable que la altura del pc esté al nivel de la línea ocular y, en caso de presentar dolor o molestias, se consulte al médico de cabecera.

Soto hace un llamado a las empresas, a que sean estas las encargadas de evaluar las condiciones en las que viven sus trabajadores, y con apoyo de Salud Ocupacional o de Fisioterapia Ergonómica hacer una visita y adaptar la casa al teletrabajo. Asimismo dice que deben realizar un seguimiento a las personas que realizan ‘home office’, poniendo gran atención a sus enfermedades o sintomatologías  dolorosas que presenten.

“Si es necesario llevar el escritorio, las sillas adecuadas y los computadores hay que hacerlo para evitar cualquier malestar. Ahora, durante la jornada también será necesario implementar pausas activas en casa porque a lo largo de las horas se generan dolores osteomusculares (en huesos, músculos y articulaciones)”.

Respecto a esa pausa activa manifiesta que tres ejercicios básicos que se pueden realizar son: las  movilizaciones de las articulaciones empezando por cabeza, luego miembros superiores y miembros inferiores, incluyendo manos y pies. También aconseja hacer estiramientos de los brazos y las piernas, así como movimientos en las manos haciendo uso de una pelota antiestrés.

Soto indica que hay indicaciones ergonómicas específicas para lograr una correcta postura a la hora de hacer ‘home office’, las cuales deben ser evaluadas por un fisioterapeuta, un terapeuta ocupacional o un profesional del área de ergonomía.

“Básicamente la visión del trabajador debe permanecer a la altura de la pantalla, al sentarse la planta de los pies deberán estar apoyadas contra el piso, y las rodillas y la cadera deberán hacer un ángulo de 90 grados. La espalda debe quedar recta y debe haber un mouse y un teclado ergonómico. Pero previo a esto debe tener una visita por el área de salud ocupacional”.

 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA