EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/148998
Bienestar 06 de Junio de 2018

La memoria, una función que no debe olvidar ejercitar

El usuario es:

Foto: Shutterstock

El neurólogo Juan Rodríguez menciona que los problemas de memoria en jóvenes suelen presentarse a causa de alteraciones de tipo anímico o estrés.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@lore013

La memoria es la capacidad psíquica que tiene el ser humano para retener y recordar sucesos de su pasado. Se configura como una de las principales funciones del cerebro que debe ser ejercitada  para conservarla saludable.
 
Algunos neurocientíficos sustentan que desde los 35 años es indispensable empezar a fortalecerla, ya que la monotonía la va atenuando. La psicóloga y coach en memoria, Luz Amparo Duarte sustenta lo anterior y agrega que en esta etapa el paciente empieza a caer en una zona de confort en la que se vuelve mecánico, economizándole energía al cerebro y limitándolo.
 
En contraposición, el neurólogo Juan Camilo Rodríguez afirma que la memoria debe ejercitarse desde la edad temprana, ya que “no existe un periodo establecido para ello”.  Así que será necesario recurrir a los buenos hábitos de estudio y de atención, y también contextualizar la información.
 
“El proceso de memoria tiene tres pilares: la atención a lo que queremos memorizar; la repetición, pues en la medida en que más repliquemos la información habrá mayor posibilidad de que se adquiera con gran fortaleza. Por último está la contextualización, que se trata de tomar la información que recibimos para relacionarla con otra que teníamos de base y así hacer una unión de conocimientos que permita que se adquieran de manera más estable”. 
 
Rodríguez advierte que “los procesos de memoria pueden verse afectados a causa de los malos hábitos de estudio y la presencia de patologías como déficit de atención o hiperactividad y trastornos del ánimo”.
 
Tenga en cuenta que la memoria es el sustrato básico para el aprendizaje, la planificación, la toma de decisiones, la solución de problemas y puede ser entrenada, potencializada y preservada. 
 
Duarte da a conocer que trabajarla desde la prevención “permite generar factores de protección que refuerzan las conexiones cerebrales, mejora el funcionamiento y la unión entre las neuronas, y disminuye el riesgo de desarrollar a futuro enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer”.
 
Rodríguez recomienda tener claro si los olvidos que el paciente presenta son relevantes o no y si estos generan dificultades en las actividades cotidianas en los ámbitos social, familiar, laboral y académico. De ser así, será vital consultar al neurólogo para recibir una orientación y determinar si existe un problema que requiera de tratamiento.
 
La tecnología, aunque en algunos casos es vital, para otros, según Rodríguez, puede afectar disminuyendo la utilización de nuestras funciones cerebrales. 
 
“Cada vez más se utilizan dispositivos electrónicos que van mermando nuestra función activa en el proceso cognitivo”.
 
Falta de atención
 
 
Este desencadena los olvidos. La ‘coach’ en memoria, Luz Duarte explica que vivimos en un mundo donde  “queremos hacer todo rápido y al tiempo. Sin embargo, el cerebro es secuencial y sólo procesa una cadena de información a la vez”.
 
Recomendaciones
 
 
Duarte aconseja poner atención plena en lo que se está haciendo o se va a realizar. Jerarquizar las actividades del día e ir realizando una por una para evitar la multitarea. Fortalecer la red neuronal y evitar las distracciones.
 
Lo que perjudica
 
 
Los especialistas coinciden en que los factores que más afectan son el no dormir bien, sentir estrés, consumir alcohol, el cigarrillo (nocivo por el monóxido de carbono), dietas ricas en azucares y grasas saturadas, hasta algunos  factores ambientales.
 
Actividades
 
 
Los especialistas recomiendan leer con libro en mano, memorizar parejas o listas de palabras, copiar y reproducir figuras, aprender canciones, repasar las actividades que realizó en el día, crear mapas mentales y practicar juegos de mesa como el ajedrez, los crucigramas, el sudoku y actividades de coordinación.
 
Sepa que…
•La psicóloga Luz Amparo Duarte dice que la gimnasia cerebral es necesaria para la memoria, pues lleva a cabo actividades prácticas que fortalecen la red neuronal. Por otro lado, la nemotecnia “da mayor capacidad a la memoria”.

 

Etiquetas

Más de revistas