EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/149332
Bienestar 11 de Julio de 2018

Dele un respiro al asma con ejercicios controlados

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Los expertos consultados aconsejan tener a la mano el inhalador y la medicación adecuada en caso de una crisis asmática en medio del ejercicio.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo

Practicar ejercicio es una de las actividades que el ser humano debe incluir en su diario vivir, debido a que trae consigo múltiples beneficios para la salud. Previo a realizarlo será necesario conocer nuestro cuerpo, tener en cuenta si padecemos de alguna enfermedad y determinar hasta qué punto somos capaces de llegar. 
 
En el caso de las personas con asma, patología respiratoria crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de fatiga y dificultad al respirar, y que, según la Organización Mundial de la Salud en algunos pacientes suele agravarse durante la actividad física o por la noche, expertos en el tema advierten que el ejercicio resulta vital, pero es necesario tener en cuenta distintas recomendaciones antes de ejecutarlo.
 
El neumólogo Jorge Quintero manifiesta que las personas con asma realmente pueden llevar una vida normal incluyendo la práctica de ejercicio. Explica que lo ideal es que el tratamiento médico y los cambios con relación a limitar las exposiciones ambientales sean los adecuados con el fin de que les permitan controlarlo totalmente.
 
“El entrenamiento en este tipo de pacientes es importante pues permite que se mantengan en adecuado estado de salud. Ahora, hay quienes pueden tener o no síntomas con el ejercicio, por lo que será necesario que cada caso sea estudiado de manera individual. Si presenta lo aconsejable es que haga uso del inhalador, apretando dos veces la bomba hacia abajo”.
 
Según Jesús Salas, licenciado en cultura física, recreación y deporte, el ejercicio en pacientes asmáticos beneficia en el mejoramiento de las capacidades físicas y respiratorias, la disminución de la ansiedad ocasionada por los ataques de asma, el mejoramiento de la capacidad de reserva de los pulmones y la disminución de la contractura de los músculos respiratorios, entre otros.
 
Como recomendaciones señala que lo ideal será “estructurar un programa de ejercicios físicos en dos etapas. En la primera se deberá aplicar un entrenamiento durante un mes o el plazo que sea establecido para examinar la respuesta orgánica del individuo siempre con el objetivo de  mejorar  la mecánica ventilatoria. Semanalmente deberá trabajar con sesiones de 45 a 60 minutos a diario, con intensidad moderada y un pulso de entrenamiento entre 40-60% de la frecuencia cardiaca máxima”.
 
En el caso de la segunda etapa, Salas se refiere al mantenimiento de la adaptación biológica alcanzada, que deberá corresponder a los niveles que la persona haya alcanzado en la primera etapa, su práctica será de por vida, teniendo como fin mantener las condiciones de salud física y mental. Por semana aconseja trabajar en una duración de 180 a 300 minutos, con sesiones de 60 a 90 minutos a diario, la intensidad moderada y el pulso de entrenamiento entre 60-70% de la frecuencia cardiaca máxima.
 
Por otro lado, Quintero especifica que realmente el asma no tiende a empeorar con el ejercicio siempre y cuando se sigan las recomendaciones establecidas por un experto. Eso sí, aclara que si el paciente está en crisis de asma lo mejor será suspender el ejercicio hasta lograr un control de la enfermedad.
 
Salas puntualiza en que realizar cualquier entrenamiento sin tomar las medidas preventivas  adecuadas puede causarles obstrucción bronquial más acentuada, aumento del volumen de las sibilancias, picazón en el cuello, fatiga, lentitud para reaccionar y dificultad para hablar.
 
Actividades
 
 
Para el neumólogo Jorge Quintero practicar yoga o natación tres veces por semana les aporta a los pacientes grandes beneficios. En el caso de la natación, este mejora la capacidad de los pulmones y el yoga produce la relajación y fomenta la respiración con tranquilidad.
 
Ejercicios
 
 
Jesús Salas, experto en cultura física, recreación y deporte, aconseja realizar ejercicios de movilidad articular de tres a cinco veces por semana, durante 30 a 50 minutos. Estos consisten en realizar rotaciones con las articulaciones como cuello, hombros, cintura, cadera, rodillas y tobillos.
 
Más ejercicios
 
 
Los ejercicios para el fortalecimiento muscular en pacientes con asma deben realizarse de dos a tres veces por semana, entre 30 y 50 minutos. Estos se caracterizan por prevenir desde la pérdida ósea hasta mantener un peso saludable. Practicarlos con pesas o con el peso del cuerpo será ideal.
 
Capacidad aeróbica
 
 
Fortalecer esta permite que distintos órganos, incluido los pulmones, funcionen eficientemente para realizar cualquier actividad. Así que llevar a cabo una rutina que incluya ejercicios para el desarrollo de la capacidad aeróbica de tres a cinco veces semanal, por 45 a 75 minutos será ideal.
 
Consejos
 
 
Jesús Salas recomienda tomar la medicación indicada previa al ejercicio, evitar la ingesta abundante de alimentos antes de la  práctica, realizar precalentamiento prolongado, desobstruir la fosa nasal ante del ejercicio, tener consigo la medicación a usar en caso de aparición de una crisis y optar por el enfriamiento físico gradual al finalizar.
 
 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas