EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/150864
Bienestar 28 de Noviembre de 2018

Consejos para cuidar a los bebés y no fallar en el intento

El usuario es:

Foto: shutterstock

La gripa y la diarrea son las principales enfermedades a las que se ve expuesto el bebé, según el pediatra Juan Consuegra

Sharon Kalil

Al enterarse de un embarazo una pareja puede atravesar distintas emociones, entre ellas la felicidad y el miedo, esta última se da por no saber cómo actuar ante el cuidado de este nuevo miembro de la familia. 

¿Cuándo puede salir de casa?, ¿cada cuánto debo bañarlo?, ¿cómo sé cuándo está enfermo?, son algunas preguntas que las personas se hacen al enfrentarse a la paternidad, es por eso que en esta edición hemos contactado a especilistas que nos hablan sobre algunos aspectos para lograr el bienestar del bebé.

El médico pediatra Jordan Sánchez Ariza aseguró que es fundamental que las personas sepan que la salud de los bebés se puede ver afectada por una mala decisión, por lo que ante una enfermedad se debe consultar al pediatra oportunamente y seguir las recomendaciones que este le dé.

“Los pediatras recomendamos no llevar a los bebes antes de los seis meses a lugares muy concurridos, como centros comerciales, plazas de mercados, parques, cines, etc., pues sería en estos sitios en donde más pueden tener el riesgo de adquirir infecciones por el contacto con otras personas. No hay un tiempo claro para que salgan de casa, pues deben asistir a una serie de consultas y valoraciones con pediatría para determinar esto”, dijo Sánchez.

Según el especialista en pediatría Juan Consuegra Asmar, es fundamental que los bebés estén vacunados antes de salir de casa. “Los niños recién nacidos pueden contraer muy fácil las enfermedades. Yo sugiero que salgan y estén en contacto con otras personas después de los cuatro meses. Deben tener las vacunas de tétano, polio, difteria, tosferina, meningitis, hepatitis B, entre otras”.

Ahora bien, los especialistas recomiendan que en los primeros seis meses de vida los bebés se alimenten únicamente con leche materna, “que es la alimentación más completa que podemos dar por lo balanceado del contenido de agua, proteínas y, lo más importante, la transmisión de factores inmunológicos que van a favorecer al mejor desarrollo de este”, según Sánchez.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que el inicio temprano de la lactancia materna (en la primera hora de vida) protege al recién nacido de las infecciones y reduce la mortalidad neonatal. “El riesgo de muerte por diarrea y otras infecciones puede aumentar en los lactantes que solo reciben lactancia parcialmente materna o exclusivamente artificial”.

Así pues, después de los seis meses se inicia la alimentación complementaria que se compone de purés, compotas y sopas. “La leche materna también es una fuente importante de energía y nutrientes para los niños de 6 a 23 meses. Puede aportar más de la mitad de las necesidades energéticas del niño entre los 6 y los 12 meses, y un tercio entre los 12 y los 24 meses”, según la OMS.

Cabe destacar que la leche materna se puede almacenar siempre y cuando las personas cumplan con las medidas de desinfección de los utensilios y se consulte con el pediatra cuál formula de leche maternizada se puede usar para el bebé, dependiendo de factores asociados como lo son las historias de alergias, intolerancias, enfermedades gastrointestinales, etc.

Por otra parte, el especialista Consuegra dijo que los padres deben tener cuidado, pues “la gripa es un gran enemigo para los recién nacidos. Una gripa en un niño menor de los seis meses es sinónimo de hospitalización por el mal manejo de la secreción en vías respiratorias, por lo tanto, es indispensable que los bebés se cuiden de todas las personas de su entorno para que no tengan una primoinfección por gripa”.

Ahora bien, la primera señal para identificar que un bebé está enfermo es la perdida de apetito y la inactividad.

“Si el niño menor de seis meses en 24 horas no come bien o permanece decaído e irritable, aunque no tenga fiebre, debe ser llevado a donde un especialista para ver por qué está en esas condiciones”, dijo Consuegra.

Las principales enfermedades a las que se ve expuesto un bebé son la diarrea, que es tratada con hidratación de leche materna o leche especial sin lactosa, y gripa, que se trata con lavados nasales y micronebulizacion con suero fisiológico. “El manejo de las enfermedades debe ser definitivamente consultado con su pediatra y estar basado en la historia clínica del paciente. No se puede creer en lo que dicen amistades o familiares que no son médicos o en las famosas consultas por WhastsApp”, dijo el pediatra Sánchez.

Por último, sepa que los recién nacidos pueden ser bañados una o dos veces al día. Además se recomienda que permanezcan en una habitación con temperatura regulada, evitando así los cambios bruscos de clima.

Mitos. Dentro de los mitos que identifican los consultados está el hecho de que los bebés van a tener más defensas al exponerse a la tierra. En realidad, los bebés menores de seis meses al interactuar con esta “tienen el riesgo de adquirir más infecciones tanto bacterianas como parasitarias en especial del tracto gastrointestinal”. Otro de los mitos es alimentar a los bebés con agua de manzana, entre otros alimentos, para que duerma bien.

Recomendaciones. El especialista en pediatría Juan Consuegra Asmar aseguró que la alimentación de las madres en la lactancia materna es fundamental para el bienestar del bebé, por lo que recomienda evitar el consumo de embutidos, mariscos, carnes frías, pimienta, ajo, grano y lácteos, pues esto induce la producción de cólicos en el bebé recién nacido.

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas