EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/151299
Bienestar 09 de Enero de 2019

Conozca las propiedades del melón para el cuerpo humano

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

Consumir frutas a diario, según los expertos en salud, le aporta un sinnúmero de vitaminas al cuerpo que a la larga resultan vitales para su correcto funcionamiento.

Ahora, ingerir alguna que a la fecha esté en cosecha nos permitirá gozar de una fruta libre de químicos para su conservación. Adicional a lo anterior, su tiempo de caducidad será el más natural posible y tendrá un mayor contenido de nutrientes.

Para esta época del año, uno de los frutos que encontrará por doquier, porque precisamente está en temporada, es el melón, el cual, como manifiesta la nutricionista Diana De la Ossa, es dulce y refrescante para el paladar.

Además de su agradable sabor, agrega que cuenta con propiedades antioxidantes que nos ayudan a prevenir el cáncer y las enfermedades cardiovasculares, gracias a que es rico en vitaminas A, C y E. “También es diurético, pues un 90% de su composición es agua. Así mismo, es rico en potasio, mineral esencial para la regulación de agua dentro y fuera de nuestras células, entre otros minerales importantes como el calcio, magnesio y el fósforo”.

A su vez, Ibon Berbesi, nutricionista y dietista, expresa que el agua que contiene es rica en electrolitos, por lo que es ideal para que el cuerpo se recupere de un duro entrenamiento (si usted es amante del actividad física). “Su contenido en carbohidratos y proteínas, además, permite que la recuperación del cuerpo sea completa”.

De la Ossa enfatiza en que por su alto contenido de agua es bajo en calorías (por cada 100 g nos aporta 34 kcal) y por contar con 1 g de fibra beneficia el tránsito intestinal.

Por otro lado, Berbesi señala que es una fruta globosa, redonda o alargada, de 20 a 30 cm de largo y hasta 2 kg de peso,  cuya corteza surcada o reticulada puede ser de color amarillo claro, verde o con combinaciones de ambos, según la variedad. La pulpa es aromática y jugosa, y puede ser blanca, blanca verdosa, amarilla o anaranjada. 

Aunque en el mercado existen distintos tipos de melones que cuentan con propiedades parecidas, explica que “una de las pocas diferencias relevantes es que los melones naranjas aportan más betacaroteno que los verdes. El betacaroteno se transforma en vitamina A conforme lo necesite el organismo, y cumple con su  acción antioxidante”.   

Argumenta que el consumo de este debe ser fresco y da a conocer que es una excelente opción de  postre. 

Y pese a ser empleado para elaborar diversos platos como ensaladas, aperitivos, mermeladas, purés, cremas, yogures, granizados y sorbetes, añade que se digiere mejor si se come solo. Tenga en cuenta que no conviene degustarlo muy frío o bebiendo grandes cantidades de agua, ya que podría cumplir una función de laxante. 

De la Ossa aconseja consumirlo fresco y recién cortado, esto con el propósito de que al llevarlo a la boca, aprovechemos al máximo sus nutrientes, en especial las vitaminas antioxidantes que contiene.

Berbesi también resalta que es diurético y el mejor aliado para iniciar una dieta hipocalórica, para fortalecer el sistema nervioso y muscular, prevenir el envejecimiento, favorecer la formación de glóbulos rojos, reforzar el sistema inmunológico en la formación de anticuerpos.

“Si partimos 100 gramos de esta fruta, la porción aportará diferentes nutrientes como: 14.8 g de carbohidratos, 0.5 g de grasa, 1.5 g de proteína, 5.706 mg de vitamina A, 546.94 mg de potasio y 74.7 mg de vitamina C”.

Puntualiza en que su alto contenido en colágeno aporta otra serie de bondades en la piel que no solamente tienen que ver con el envejecimiento, sino que se configura como esencial para la cicatrización de heridas y para la piel dañada a causa de los rayos ultravioletas. 

Contrarresta el cáncer. Según la experta en nutrición, Ibon Berbesi este alimento tiene un alto contenido en carotenoides, pigmento natural que está presente en muchas frutas. “Diversos estudios sugieren que este compuesto ayuda a prevenir algunos tumores malignos, como el cáncer de pulmón o de pecho”.

¿Cómo elegir un buen melón? Es vital que no contenga manchas, cortes o golpes en la cáscara. También es importante que tenga un olor dulce, así podremos determinar su madurez. “Si tiene que escoger entre varios, llévese el más pesado y el de cáscara gruesa, porque generalmente tienen mejor sabor”.

Previene el envejecimiento. Los melones tienen alto contenido en colágeno, una sustancia que ayuda a regenerar la piel y los tejidos, por tanto, nos mantiene más jóvenes. Para Berbesi, “el colágeno es una proteína con múltiples beneficios para la salud y el melón, además de su rico sabor, nos permite evitar el envejecimiento prematuro.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO