EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/154392
Bienestar 20 de Noviembre de 2019

¿Cómo se vive con claustrofobia?

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Octavio De La Hoz Pérez @octaviodelahoz
Compartir:

El quedar encerrado en un ascensor o estar por mucho tiempo en lugares con poco espacio son dos de las situaciones que pueden afectar a una persona claustrofóbica. ¿Sabe usted si padece de esta fobia? o ¿conoce de los tratamientos que hay alrededor de este miedo irracional?

Tenga en cuenta que la claustrofobia está clasificada como un trastorno de la ansiedad, que se genera a raíz de un temor obsesivo.

Por otro lado, debe saber que hay diferentes tipos de fobias que se definen dentro del trastorno de ansiedad en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSMV), como lo es la claustrofobia, que provoca a quien la padece una ansiedad desproporcionada respecto al peligro real que plantea una situación.

Síntomas

Según cuenta Kimberly Acuña, quien es especialista en psicología, durante un episodio claustrofóbico la persona puede sufrir de síntomas como el llanto, las rabietas o sufrir una parálisis.

Agrega que las personas que viven con esta condición pueden verse afectadas en el deterioro de las áreas importantes del funcionamiento de su vida social, personal y laboral. “Por ejemplo, hay gente que se ve obligada a encontrarse en lugares cerrados por su contexto o vida cotidiana. Eso causará una disminución en su calidad de vida”.

Causas

Sepa que la principal causa del desarrollo de esta fobia es por un evento traumático que haya ocurrido en el transcurso de la vida. En la mayoría de casos, según menciona la especialista, puede suceder en la infancia debido a que es el momento donde se es más vulnerable ante los miedos.

Además, Kimberly comenta que la claustrofobia puede ser “aprendida” cuando se ve que otra persona la sufre. “Por ejemplo, un niño al ver a sus padres tengan este tipo de comportamientos fóbicos pueden copiar esa actitud y pensar que esa situación genera miedo realmente”.

Testimonio

Isabela* tiene 21 años y desde los 11 sufre de claustrofobia a raíz de una situación vivida en su niñez.

“Me escondí en un clóset mientras jugábamos al escondite con unos amigos del barrio. Tuve la mala fortuna que la puerta de ese armario se atoró y mis padres no estaban en la casa. Duré aproximadamente media hora allí y me sacó mi abuelo”, comenta.

Isabela recuerda ese momento como una situación angustiante. Según cuenta, durante ese episodio sintió que se estaba ahogando y cuando respiraba pensaba que sus pulmones no recibían aire. “Era como si otra persona me estuviera ahorcando”.

Aunque ha visitado varios psicólogos, Isabela enfrenta situaciones de miedo cotidianas al subir a un transporte público o en los ascensores de su universidad.

*El nombre fue cambiado por solicitud del entrevistado.

Un dato más...

Según los expertos consultados, la claustrofobia puede ser tratada por medio de técnicas conductuales para conocer cuánto afecta esta fobia a la persona y para enfrentarla a situaciones que permitan una mejoría de este miedo. Sin embargo, advierten que existen casos más complejos que otros.

Tenga en cuenta

Según la psicóloga Kimberly, en la mayoría de los casos la claustrofobia se puede encontrar en niños y adolescentes, debido a que los traumas suelen ocurrir en esta etapa infantil. Sin embargo, agrega que los adultos también pueden padecer esta fobia porque en esta edad se es más propenso. Una recomendación de la especialista es someterse a diferentes terapias para tratar estos episodios.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO