EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/148714
Bienestar 09 de Mayo de 2018

Alimentos que debe consumir en la etapa de los 30 a 50 años

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Los expertos afirman que la alimentación a partir de los 30 es determinante para prevenir los signos de la edad.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo

Resulta común escuchar coloquialmente la frase que sostiene: “los años no vienen solos”, una idea que con el paso de la edad las mujeres comprenden debido a los cambios que sufren en su cuerpo. En el caso del organismo, alimentarse de forma correcta toma gran relevancia para retrasar el envejecimiento y prevenir distintas enfermedades.
 
La nutricionista y dietista Ibon Berbesi explica que los requerimientos en la edad adulta (entre 30 a 50 años) se centran en los alimentos que luchan contra los radicales libres, las patologías y los signos de la edad, pues controlar el reloj biológico de las células termina siendo cada vez más difícil.
 
Berbesi menciona que existen formas de contrarrestar los radicales libres, una de estas es la alta producción de orina mediante la ingesta de agua, zumos, caldos e infusiones, entre otros.
 
“Desintoxicar también cobra gran relevancia. Para esta se recomienda comer frutas y hortalizas coleréticas (activan la producción de bilis), verduras con ligero sabor amargo como la alcachofa, achicoria, endivia, escarola, rábano, berenjena y frutas como la manzana, uva, el níspero y la fresa. Comer alimentos vegetales por ser ricos en fibra evitarán el estreñimiento”.
 
Por su parte, Isaac Kuzmar, médico nutriólogo clínico, manifiesta que el rápido crecimiento durante la adolescencia, la menstruación, las necesidades del embarazo y la lactancia pueden aumentar el riesgo de sufrir carencias de nutrientes como hierro, ácido fólico y calcio. Sustenta que las investigaciones en nutrición revelan con frecuencia carencias crónicas de dichos nutrientes en edades tempranas y a lo largo de la vida de las mujeres. 
 
“Las dietas bajas en energía, los regímenes de adelgazamiento y los desórdenes alimentarios hacen que las mujeres sean aún más vulnerables a las insuficiencias nutricionales. El hecho de llevar una casa, criar a sus hijos, cuidar a familiares ancianos, además de trabajar fuera de casa, puede influir en el bienestar físico y mental de las mujeres”.
 
Así las cosas, en esta edición le compartimos algunos alimentos para incluir en su dieta diaria si usted está entre las edades 30 a 40 y 40 a 50 años. Tenga en cuenta que consumirlos le ayudará a llevar una vida saludable y evitar cualquier ‘dolor de cabeza’. Pero antes no olvide consultarlo con su médico de confianza. 
 
Sepa que…
La dietista Ibon Berbesi  aconseja reducir el consumo de productos excesivamente dulces a causa de su riqueza en azúcares simples y calorías; sobre todo en pacientes con obesidad, diabetes o alteraciones de lípidos en la sangre.
 
Lácteos
 
 
El nutriólogo Isaac Kuzmar afirma que el descenso de producción de estrógenos en mujeres con menopausia se asocia a una descalcificación de los huesos. De modo que será vital consumir yogurt, leche, queso y verduras verdes.
 
Hierro animal
 
 
Según Kuzmar, las mujeres de 30 a 40 años requieren mayor aporte de hierro, por tanto corren el riesgo de sufrir deficiencia anémica. El hierro de origen animal presente en la carne se absorbe bien. Las verduras verdes, fríjoles blancos y maní también.
 
Grasas
 
 
Berbesi sugiere aumentar, en las dos etapas, el consumo de pescado y aceite de oliva, por ser ricos en ácidos grasos insaturados con cualidades dietéticas que reducen los niveles de triglicéridos y colesterol sanguíneos.
 
Carbohidratos
 
 
Berbesi asegura que a partir de los 30 años los carbohidratos (cereales, legumbres y patatas) deben constituir la base de la alimentación. “Se recomienda de 45 a 65% de carbohidratos al día. Cabe aclarar que deben ajustarse de acuerdo a las necesidades energéticas personales”.
 
Vegetales
 
 
En las dos etapas en mención, el ácido fólico juega un papel fundamental. Consumir alimentos que lo contengan, como vísceras y verduras de hoja verde (espinaca, brócoli, espárragos verdes, lechuga, entre otras), 
aportará a la buena salud.

 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas