EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/151487
Belleza 30 de Enero de 2019

Los otros usos del iluminador que resaltan seis áreas del cuerpo

El usuario es:
Foto: Shutterstock y archivo particular

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

En la actualidad tal vez usted tenga claro lo que es un highlighter (iluminador), pero si es todo lo contrario, sepa que se trata de un producto que para muchos estilistas es indispensable, porque con este afinan facciones, resaltan algunas partes del rostro y le dan dimensión a la piel. 

Ahora, más que hablar de su significado y el efecto que logramos a la hora de aplicarlo, encontramos que además de ser usado para darle luz a la parte superior de los pómulos, también tiene múltiples usos que quizás hasta el momento usted desconoce.

Así que, para que rompa con lo convencional y en su maquillaje logre efectos que le permitan brillar con más luz, consultamos a tres expertas en belleza, quienes basadas en sus experiencias comparten cuáles son las otras partes del rostro en los que va bien el iluminador.

La maquilladora profesional María del Mar Cordón manifiesta que “en el mercado existe una gran variedad de highlighters que van desde los cremosos  hasta los que son en polvo y líquido; este último suele ser aplicado con la yema de los dedos”.

Menciona que “quienes necesiten realizarse unas fotografías lo acertado es que en su maquillaje opten por uno en crema, porque al impactar con el flash brinda una sensación de frescura. Para el día a día el mejor es en polvo, esto por el efecto que genera. En cuanto a las tonalidades, tanto en crema, líquido o en polvo, pueden encontrarse los beige, dorados y rosas; elegir el adecuado dependerá del tipo de maquillaje que se quiera lograr. Por ejemplo, si tenemos un makeup color tierra, el iluminador que iría bien debe estar entre las gamas de los dorados, tipo cobrizo u oro. También será relevante tener en cuenta el tipo y color de piel”.

Según Cordón, los bronces y los dorados quedan perfectos en pieles oscuras. En el caso de las pieles medias aconseja los dorados, el rose gold y el champagne y, por último, los tipos perlados para las pieles blancas.

A la hora de aplicarlo, recalca que debe ser en capas finas, pues de esta forma se difumina mejor y así se evitan los parches. “Se debe difuminar en el mismo sitio, sin esparcirlo tanto”.

También será necesario tener en cuenta que si el iluminador es en crema, las yemas de los dedos se convierten en el mejor aliado para aplicarlo, ya que de esta manera se logra la forma deseada. Si es en polvo, es vital utilizar una brocha que difumine, que sea plana, flexible y tupida.

Por su parte, la makeup artist Meybell Pitti y la beauty life coach Karem Feris aseguran que la brocha que más se utiliza es la que se conoce como fan brush o la blending brush mediana.

“Es vital no caer en excesos. Llevar mal el iluminador es uno de los errores más recurrentes y fatales, que lleva a perjudicar todo el maquillaje. Es importante aclarar que la función del iluminador no es corregir ojeras ni tapar imperfecciones ni manchas, puesto que el efecto que genera tiende a  resaltar las áreas”, manifiesta Cordón.

Pitti sustenta que este cosmético hace que la luz se refleje en el rostro para evitar signos de cansancio y dar vitalidad a la cara. Enfatiza en que para seleccionar el correcto hay que tener en cuenta que sea ligeramente más claro que el tono de piel de la persona. Como truco para lograr un efecto intenso y prolongar su duración, aconseja echar el iluminador en crema sobre la zona elegida y encima aplicar un iluminador  en polvo.

Las expertas coinciden en que el iluminador puede ser empleado tanto de día como de noche, eso sí, en la mañana debe ser sutil y en la noche puede usarse con mayor intensidad. Ahora, si usted presenta cicatrices de acné o imperfecciones en la piel, Feris recomienda usar pocas cantidades, pues el brillo tiende a acentuarlo.

Lagrimal. Aplicarlo aquí le otorga luz a la mirada y una ilusión óptica de grandeza, de modo que si sus ojos son pequeños y desea darle una ‘manito’, ponga en práctica este ‘tip’ en su ‘makeup’.

Párpados. Usarlo en esta zona aclara y cumple su función de sombra metalizada para un maquillaje suave.

Arco de las cejas. Allí permite que las cejas se vean definidas y el párpado luzca más levantado.

La nariz. Aplicarlo en la mitad de la nariz, dándole fuerza a esta área, hace que luzca más respingada.

Labios y mentón. Optar por estas áreas le otorga  luz frontal a la cara. En el marco de los labios hace que luzcan voluminosos.

Frente y clavícula. En el centro de la frente le da luminosidad a la cara y en la clavícula proyecta una sensación de delgadez.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO