EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/153065
Belleza 10 de Julio de 2019

Consejos para darle vitalidad y fuerza a las uñas

El usuario es:
Foto: shutterstock

Usar aceite de oliva y de almendras, reducir la manipulación de la cutícula y tener utensilios propios para el manicure, son algunos tips de los expertos.

Sharon Kalil - @sharondkalil
Compartir:

Muchas personas dicen que lo primero que le ven a otra son las uñas de las manos porque generan un atractivo o, dependiendo de su estado, dan pistas de la personalidad, por eso tal vez se ha convertido en un ritual semanal o quincenal consentir esta parte de nuestro cuerpo con diferentes tratamientos y cuidados necesarios para mantener su resistencia y color natural.

Pero antes de conocer algunas recomendaciones para lograr lo anterior, se debe tener en cuenta que, según la dermatóloga Ximena Pinilla, existen muchas patologías que pueden afectar las uñas, que incluyen desde infecciones, enfermedades inflamatorias y tumores.

“Lo más frecuente en las uñas de las manos son las alteraciones por fragilidad y deshidratación, que incluyen la onicosquizis (que es la apertura de las puntas de las uñas como si se estuvieran pelando), las estrías longitudinales y las fisuras. Estas alteraciones ocurren por deshidratación de la lámina ungueal secundaria que, por lo general, se debe a la realización frecuente de oficios húmedos, entre otros, a manicure en gel, al uso de removedor con acetona (adelgaza la lámina ungueal), y a la exposición a otros químicos y detergentes. En ocasiones también se relaciona con deficiencias nutricionales”.

Cabe destacar que, si se tiene en cuenta las uñas de los pies, la patología más frecuente es la onicomicosis, infección producida por hongos. “Cabe mencionar que en las manos también se puede producir la psoriasis ungueal, el liquen plano ungueal, que son enfermedades inflamatorias que pueden ser sistémicas, es decir, no solo afectar la piel y las uñas”.

Ahora bien, según las especialistas en manicure Gisela Rúa y Zorymer Mavarez, de Nail Bar, la primera recomendación que se le debe hacer a una persona que presente alteraciones en sus uñas es que se dirija a consultar a un médico especialista y así se someta a un tratamiento, según el caso.

También sugieren una serie de trucos para cuidar las uñas de la fragilidad y de las alteraciones en la pigmentación de color. Por ejemplo, el aceite de oliva es un perfecto aliado e hidratante para las uñas, así que basta con remojarlas en este unos 10 minutos un par de días a la semana. Otros dos grandes aliados para la hidratación de tu piel y uñas son el aceite de ricino, rico en Vitamina E; y el aceite de almendras, que tiene poderosos beneficios hidratantes.

“Evita malos hábitos en las uñas como mordértelas, cortar cutículas, usar productos de mala calidad y así evitas que estas se rompan. Usa con frecuencia endurecedor de uñas, tanto si te vas a aplicar una capa de esmalte encima como si las vas a dejar al natural”, dijo Rúa.

Respecto a lo anterior, Pinilla agregó que primero se deben hacer las modificaciones de los factores conductuales de las personas que están provocando las alteraciones y luego probar algunos productos medicados dermatológicos y seguir recomendaciones nutricionales. 

“Comerse las uñas genera muchas alteraciones: primero es un riesgo para infecciones en la punta de los dedos; segundo, se va retrasando el sitio donde se pega la uña al dedo, entonces el largo de la uña se va ir acortando; tercero, por el contacto de la placa ungueal con la saliva esta se va volviendo más frágil, entre otros”, dijo.

La especialista recomendó que las personas lleven sus utensilios cuando vayan a un establecimiento a hacerse un manicure, pues el riesgo de infección con otros elementos, que no estén correctamente esterilizados, es grande. “Entre menos se manipule la cutícula es mejor porque esta es una estructura importante que proporciona un sellamiento para que no entren microorganismos y no haya infección”.

La manicurista Mavarez aconsejó que si la persona suele pintarse las uñas con frecuencia debe disminuir esto para que los poros no se obstruyan y así evitar que se estropeen.

“A veces aparecen manchas o decoloraciones provocadas por posibles trastornos. Si se trata de lesiones o enfermedades, deben ser tratadas por especialistas, pero si simplemente son manchas superficiales, estas pueden ser eliminadas con facilidad desde casa. Un remedio para eliminar estas manchas es frotar la superficie de la uña con un limón cortado por la mitad y, a continuación, lavar y secar bien tus uñas para que no queden restos. Intente aplicar este remedio con frecuencia hasta que desaparezca la mancha.

Algunos consejos de higiene son usar un algodón nuevo cada vez que se aplique el quitaesmalte y lavar y secar las uñas con agua tibia y jabón para eliminar la posible suciedad.

Visita al especialista. Los pacientes deben acercarse al dermatólogo siempre que tengan alteraciones en las uñas. “Es mejor hacerse revisar para saber el significado de cada cambio y para que se logre un diagnóstico adecuado. También se analizan los factores que están afectando en el plano laboral, de nutrición o de exposición”, dijo la especialista Ximena Pinilla.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO