EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/133271
Actualidad 18 de Febrero de 2015

Temporada poscarnaval: oportunidad para el cambio

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Lina Orozco Montesino
Compartir:

El fin de la temporada de Carnaval constituye un momento propicio para reorganizar varios aspectos de nuestras vidas, entre ellos, las relaciones familiares, de pareja y, por qué no, las finanzas.

Para la iglesia católica, con la imposición de la ceniza se inicia hoy una época importante en el calendario litúrgico: la Cuaresma que, en palabras de  monseñor Víctor Tamayo, obispo auxiliar de Barranquilla, es un tiempo de preparación para la Pascua.

“Todo está dirigido hacia la Pascua”, reitera el clérigo, al tiempo que explica la relación bíblica de los 40 días que demora este tiempo litúrgico. “Así como el pueblo de Israel estuvo caminando 40 años para llegar a la Tierra Prometida y Jesús se fue 40 días al desierto para ayunar, el número simboliza la disposición para un gran acontecimiento”, indica.

De esta manera, monseñor Tamayo manifiesta que la Cuaresma es una oportunidad que Dios le da a los fieles para que durante estos 40 días intensifiquen su disposición a la oración, a la penitencia y al amor, con el fin de que puedan tener una Pascua realmente fuerte que los vincule a Jesús, que murió y resucitó por el perdón de los pecados. Con respecto al imaginario colectivo se tiene la concepción de que con la ceniza se perdonan los pecados cometidos en Carnaval, el clérigo recalca que el pecado venial —es decir, manifestar o pensar algo contra la ley de Dios o la ley humana en materia leve— se perdona con la imposición de la ceniza, con las oraciones, con la Eucaristía.

La tradición de la Cuaresma y la Semana Santa es milenaria. “La Iglesia durante toda la vida ha estado viviendo esta acción. Los primeros cristianos se reunían en la línea del amor para agradecer la venida de Jesús en medio de ellos”, relata monseñor Tamayo.

El obispo auxiliar comenta que para vivir esta temporada a plenitud, todas las parroquias tienen organizadas actividades, entre ellas, retiros espirituales y realización de viacrucis todos los viernes.

Invitación
Monseñor Víctor Tamayo explica que la iglesia católica invita a tres aspectos fundamentales durante la Cuaresma: la penitencia, como sentido de purificación; la oración, como forma de comunicación con Dios, y la caridad, en cuanto a la relación con los hermanos. Las dos primeras son de preparación y la tercera es importante porque, según Tamayo, la existencia de una actitud amorosa con Dios debe ir de la mano con la identificación y la ayuda a los más necesitados.


Tenga cuidado con los excesos
Durante las carnestolendas, hay quienes se desvían del objetivo de la sana diversión —por ejemplo, por el consumo desmedido de alcohol o drogas—, desembocando en situaciones negativas. Aun así, de acuerdo con Lourdes De Angelis, trabajadora social y consejera de familia, hay oportunidad para los cambios.

De Angelis puntualiza que es importante otorgar espacios a la reflexión, en los que la espiritualidad contribuye a lograr el equilibrio y los cambios radicales de actitud. “Aceptar y reconocer que se incurrió en un error es el primer paso en el proceso de cambio y recuperación de las pérdidas causadas por los excesos”, recomienda la experta.

Así mismo, durante el Carnaval algunos insisten en la realización de actos desmedidos en el control de su economía. Para Gabriela Frías, periodista de CNN especializada en el área económica, aunque la recomendación básica es que “es más fácil prevenir que lamentar, sobre todo en momentos donde el dinero no sobra”, si hay un desbalance en las finanzas, por supuesto lo imprescindible es programar prioridades en las deudas que se tienen.

Por otro lado —indica la experta— resulta viable marcar a dónde va la persona en cuanto a sus objetivos financieros. “Decidir cómo se va a llegar, en cuánto tiempo, e identificar el norte para cumplir metas personales a corto y mediano plazo”, puntualiza.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO