EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/19602
Actualidad 03 de Mayo de 2011

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de escoger una niñera?

El usuario es:

Compartir:

Muchas historias se han tejido en cuanto a malas experiencias con niñeras, desde abusos hasta comportamientos negligentes de algunas de ellas hacia los menores.

Y claro, desde la mirada de los padres, simplemente el pensar que sus hijos van a estar en manos de una persona extraña y desconocida, los empieza a agobiar y a llenar de dudas e interrogantes.

Pero la búsqueda de una niñera confiable no tiene por qué ser una tarea confusa y estresante, pues además de que se le daría empleo a una persona con buenas intenciones y que de verdad lo necesite, la experiencia de contar con alguien en casa supervisando y orientando los quehaceres del menor se convertiría en una oportunidad para aprender más acerca del comportamiento de los hijos.

Claro está, esto último cuando la niñera entregue un reporte de las actividades que realizó el menor mientras estuvo bajo sus cuidados.

Por otro lado, para muchos padres de familia, la gran ventaja de tener una ‘nana’ en casa, en vez de inscribir a los niños en una guardería, es que la niñera pondrá toda su atención en un solo servicio, a diferencia de las guarderías donde cada persona encargada tiene a su cargo dos o más niños. Esto traduce que el cuidado es más personalizado y directo, lo cual se convierte en un punto a favor para las que ofrecen esta labor.

Sin embargo, el contacto tan cercano no garantiza que el trabajo de la niñera sea cien por ciento confiable o mejor que el de las guarderías, ya que es en este caso donde hay que aclarar que todo depende de la persona que se escoja. Entonces, ¿qué características debe tener la niñera ideal?

Pídele referencias. Es supremamente importante que solicites la hoja de vida a cada una de las candidatas que entrevistes. Luego, al tener el currículum en las manos, llama a las personas que las recomiendan y pregúntales de manera muy discreta por sus comportamientos y actitudes. Algunos de los interrogantes pueden ser: ¿porqué dejó de trabajar ella con usted?, ¿cómo reaccionaba el menor al volver a ver a la ‘nana’ luego de un primer contacto?, ¿tiene queja alguna de ella?, entre otros que usted considere adecuados.

Dialoguen sobre las condiciones. Como primera medida, es un error asumir que todas las niñeras estarían dispuestas a trabajar para tí.

De pronto hay algunas que solo trabajan con niños menores de 2 años y así, como hay otras que ‘se le miden’ a todo tipo de pequeños. Es por eso que es necesario que antes de ponerla a trabajar seas clara con ella y le cuentes lo que necesitas y lo que ofreces.

Eso debe incluir horarios, sueldo y otras condiciones que creas indispensable aclarar.

ANALIZAR

El maltrato. La mejor señal de la buena o mala labor que realizó la niñera es el comportamiento del menor. Si este está agobiado, es porque el trato de la ‘nana’ no fue el mejor. ¡Ojo!

¿Qué tanta confianza se le debe dar?. Este es un punto importante. Hay que mantener un equilibrio en la confianza que se le da a la persona, ya que esta puede aprovecharse. Es cuestión de mantenerse firme.

¿Se dejan hechizar?. Una buena niñera sabe que los dulces son el plato preferido de cualquier menor, por lo que es uno de los mejores ‘tatequietos’ cuando se portan mal.

¿Es neceraria?. Piense si es importante tener una niñera en casa. No hay nada mejor que el contacto familiar y directo con los hijos sin intermediarios externos. Es una decisión para pensar.

Texto: Ana Milena Pugliese

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO