EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/155332
Actualidad 12 de Febrero de 2020

La alfombra roja de los Oscar: entre la política y el glamour

Compartir:
Kirvin Larios

Por su repercusión mundial, los Premios Oscar se han convertido en la ceremonia cinematográfica que más críticas y cuestionamientos recibe por las decisiones que asume en cada nueva entrega. La falta de diversidad en las categorías de nominados, por ejemplo, es uno de las exigencias anuales que los organizadores han venido pasando por alto en cada versión.

El lugar para cuestionar dichas estructuras de poder ha quedado, por un lado, en mano de los discursos de los premiados, y por otro, en la alfombra roja, donde los invitados llegan vestidos bajo reglas de etiqueta que en algunos casos trascienden el mero vestuario y evidencian que la moda, permeable a todo contexto social, también es política.

La especialista Marcela McCausland resalta en ese sentido el Dior de Natalie Portman, que  asistió con lo nombres de directoras bordados en su capa. Dice que la actriz “nos está enseñando una gran lección: la moda tiene la posibilidad, incluso el deber de dar un mensaje”. Agrega que le pareció “valioso” su decisión y ver cómo llevaba los nombres tejidos en su capa, de forma “muy sutil y elegante, sin hacer gran escándalo”.

Otro mensaje poderoso fue el de la actriz Jane Fonda, quien acompañó su vestido usado en Cannes hace seis años con el saco rojo con que ha encabezado protestas contra el cambio climático en Washington (por las que incluso ha sido detenida).

En esta alfombra roja, además, predominaron los tonos rosa y negro, y hubo la habitual presencia de brillos (especialmente en plata y dorado), así como algunos atuendos excéntricos que rompieron la etiqueta. A continuación, un repaso.

Mensaje enviado Satisfactoriamente! REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA