EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/156022
Actualidad 10 de Junio de 2020

Jeffrey Epstein: 'Asquerosamente rico' y visto

El usuario es:

Jandy Aponte Leguízamo
Compartir:

Antes de que se suicidara en su celda el 10 de agosto de 2019, Jeffrey Epstein se enfrentaba a múltiples acusaciones por violación y tráfico sexual de menores. Según varias investigaciones, el norteamericano no solo se encargaba de chantajear con dinero a jóvenes para que lo complacieran sexualmente, sino que también habría reclutado a muchas otras para crear una red de prostitución.

En medio de las manifestaciones por la muerte del afroamericano George Floyd, los ciberactivistas ‘Anonymous’ amenazaron al presidente de EE.UU. con divulgar información confidencial de su Gobierno y sobre “algunos delitos cometidos”. Horas después se difundió un listado que supuestamente le pertenecía a Epstein donde se exponían los nombres de los supuestos miembros de la red anteriormente mencionada, entre esos se encontraba el de Donald Trump. 

Donald Trump posa junto a Jeffrey Epstein y la entonces pareja del financiero, Ghislaine Maxwell.

La divulgación del supuesto documento ayudó a darle más relevancia a la serie ‘Jeffrey Epstein: asquerosamente rico’, un reportaje basado en la vida y los supuestos delitos de este empresario multimillonario.  Actualmente el producto audiovisual se posiciona como N°2 en Colombia dentro del servicio de streaming y se ha convertido en uno de los más vistos en Netflix.

Un minucioso recuento

El documental fue dirigido por Lisa Bryant, quien buscó desde un principio reflejar el dolor de las presuntas víctimas de Epstein. Durante los cuatro capítulos de la serie, varias mujeres describen cómo era el reconocido hombre en persona y de qué manera las persuadía.  

Según algunos medios internacionales, a pesar de que ya se encontraban rodando la serie antes del arresto y la muerte del financiero, el equipo de producción tuvo que seguir normas especiales de seguridad informática para evitar que hackers robaran el material y la información que ya se había recolectado.

Los testimonios de la policía y de algunos de los trabajadores privados de Epstein también se ven en el documental. Además, se muestra material inédito de interrogaciones y algunas grabaciones de cómo lucían sus propiedades para la época de los presuntos delitos.

Otras de las características de la serie es el orden cronológico de los sucesos, ya que exponen desde su primer empleo en el banco de inversión Bear Stearns – donde ejerció por medio de engaños – hasta llegar a fundar su propia firma J Epstein & Co. obteniendo cada vez más reconocimiento entre millonarios y empresarios de alto nivel en Nueva York.

Modus operandi

La mayoría de las mujeres entrevistadas manifiestan que Jeffrey Epstein utilizaba el mismo método para persuadirlas: ofrecía un total de 200 dólares con la intención de que las chicas le dieran un masaje de 45 minutos en una de sus residencias de Palm Beach (Florida). Una vez en el lugar, las convencía de que se quitaran la ropa y les pedía, por ejemplo, que “pellizcaran sus pezones lo más fuerte que pudieran”.

Algunas de las presuntas víctimas señalan que el hombre solo se masturbaba sin tocarlas, sin embargo existen denuncias por violación. Asimismo, resaltan en medio de las interrogaciones que su entonces pareja Ghislaine Maxwell en ocasiones estaba presente y participaba en los encuentros. 

Al finalizar y según lo expresado por las mujeres, Epstein les pedía a las adolescentes que llevaran a otras amigas y si lo hacían podrían ganarse una comisión de 200 dólares. Debido a esto, cientos de jóvenes en esa parte del país habrían conocido y compartido íntimamente con el financiero.

La familia real envuelta 

Virginia Giuffre es una de las mujeres que asegura haber sido víctima de Epstein, sin embargo tuvo mayor reconocimiento mediático por afirmar que fue obligada en algunas ocasiones a tener relaciones sexuales con el príncipe Andrés de Inglaterra (el tercer hijo de la Reina Isabel ll).

Aunque el duque de York niega dichas acusaciones, recientemente se conoció que el Departamento de Justicia estadounidense firmó una petición para forzar su colaboración en el caso. Los abogados del príncipe aseguraron a medios británicos que él estuvo dispuesto a colaborar al menos en tres ocasiones, pero nunca fue escuchado.

El príncipe Andrés junto a Virginia Giuffre, una de las presuntas  víctimas. En el fondo Ghislaine Maxwell.

El impacto

Las escenas, imágenes y los detalles de los implicados en la investigación de Epstein originaron que Netflix calificara el material como inapropiado para menores de edad. La plataforma también advierte dentro de la descripción que se abordan temas como violencia, sexo y suicidio.

El documental de Jeffrey Epstein ya reúne un 98% de aprobación entre sus espectadores, una cifra bastante alta considerando que lleva menos de dos semanas en la plataforma.

Las miles de menciones con el hashtag #JeffreyEpstein o #AsquerosamenteRico en Instragram y Twitter ratifican la gran acogida de la serie. Por medio de las plataformas muchos usuarios han compartido su indignación por los testimonios y el modo en que el neoyorquino pudo haber “evadido” la justicia en repetidas ocasiones gracias a su dinero.

La suerte de las denunciantes en los estrados judiciales y las relaciones que Epstein tenía con el poder, de seguro darán para más producciones, si es que algún día se conocen. Amanecerá y veremos.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA