EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/154070
Actualidad 16 de Octubre de 2019

Fobias: conviviendo con un miedo constante

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Octavio De La Hoz Pérez @octaviodelahoz
Compartir:

¿Alguna vez se ha preguntado por qué le tiene miedo a algo o a alguien?, o ¿no encuentra la explicación a aquella ansiedad provocada  por un evento o momento que para otras personas les resulta normal? Esto puede generarse a partir de una fobia. 

Según Ricardo García Barragán, quien es psicólogo clínico, las fobias son un miedo intenso hacía un objeto o situación en particular. “Existen tantas fobias como seres humanos en el planeta”, explica.

Este temor puede materializarse de muchas formas, por lo que actualmente se pueden encontrar diversos casos de miedos irracionales hacia cosas, animales, e incluso, hacia personas.

En voz de Ricardo, por su consultorio han pasado personas que sufren de fobias comunes como el miedo a los espacios cerrados, al sonido de los rayos, a la oscuridad o a los perros, pero también temores no tan conocidos en la sociedad como el miedo al dolor, a la soledad, a los hombres o los lugares abiertos.

Afectaciones 

Para la psiquiatra Sandra Mosquera Castro, este tipo de trastorno repercute en la calidad de vida de las personas, como en su ámbito laboral donde los ataques de ansiedad suelen ser comunes. “Hay personas que no saben que padecen de alguna fobia cuando llegan al consultorio del psicólogo. En ese momento se evalúa en qué estado se encuentra y saber si los temores que sienten son fuertes o no”.

Además, ella explica que las fobias pueden catalogarse en específicas, las cuales se identifican en situaciones exactas, donde la persona sufre de ataques de ansiedad; y las sociales, donde se ven afectadas las relaciones interpersonales en el entorno que se interactúa.

En el caso de Ricardo, se ha encontrado con pacientes que este trastorno les genera parálisis a la hora de reaccionar ante un suceso o un objeto.

“Por ejemplo, una de las personas que llegó a mi consultorio estuvo encerrado en su casa por 10 años porque sufría de agorafobia (miedo a espacios abiertos). Solo el salir a la puerta y observar la amplitud de la calle lo dejaba paralizado. En cuanto a su salud, engordó a tal punto que no podía moverse bien.En la parte emocional tenía problemas con su esposa y depresión al no poder compartir tiempo con sus hijos en lugares cotidianos como el cine o la playa”, añadió.

Tratamientos

En este tipo de casos la psicología tiene varias formas de controlar estos ataques de miedo. No obstante, algunas fobias no se pueden curar y por ello se debe tener ciertos tratamientos con estas personas.

Ambos expertos aseguran que este trastorno se puede desarrollar debido a situaciones ocurridas durante su vida.

Para el psicólogo Ricardo, la terapia conductual cognitiva o TCC y la hipnosis clínica son las dos formas que él utiliza con sus pacientes.

“Lo importante en estas situaciones es encontrar el origen de la fobia y poder eliminar ese miedo”.

Por otra parte, ambos consultados aseguran que el tratamiento aplicado va a depender sobre el grado de intensidad que se encuentre la fobia en las personas.

Si el trastorno es leve, dice la psiquiatra Sandra, se le debe aplicar una psicoterapia cada 15 días donde se intenta exponer a la persona con el objeto o situación a la cual le tiene miedo y de esa forma desensibilizarlo de ese sentimiento de temor.

“Si la ansiedad se manifiesta en niveles extremos, lo mejor es medicar con antidepresivos. Estos no crean dependencias y ayudan con los síntomas asociadas con la fobia”.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO