EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/32496
Latitud 06 de Agosto de 2011

Las flores negras no se marchitan: Gloria Smith

El usuario es:

Compartir:

Gloria Smith es una filóloga obsesionada con la obra de uno de los poetas colombianos más populares del siglo XX: Julio Florez, autor de infinitos poemas que están en el inconsciente colectivo de los colombianos.

Su quijotesca empresa la convierte un personaje que da de qué hablar, con argumentos contundentes, Smith expone su punto de vista acerca de la obra del escritor nacido en Boyacá y muerto en Usiacurí, quizá el poeta más aplaudido y más abucheado de toda una época y en cuyo paso por la Costa se basa la obra El poeta y las luces, que se presenta miércoles u jueves en el Teatro Amira de la Rosa.

¿Desde cuándo empieza su interés en la obra de Julio Flórez?
 Al igual que muchos colombianos, muy poco sabía de este poeta, pese a ser oriundo de la tierra boyacense, a la cual pertenezco también; solo tenía registro del poema Tus ojos. Pero en el año 2009, período en el que inicié mi Doctorado en Filología Española, cursé una asignatura denominada Edición Crítica de Textos Contemporáneos, orientada por la Doctora Ángeles Estévez Rodríguez, quien me sugirió que en la fase de investigación filológica elaborara una edición crítica de un autor colombiano olvidado. Entonces, me di a la tarea de consultar e indagar, hasta que deduje que Julio Flórez era, indudablemente, un poeta olvidado por la crítica literaria de Colombia.

Háblenos del proyecto de recuperar la obra completa de Flórez y mostrarla a la comunidad científica, académica y literaria de España y Colombia.
He hallado ocho producciones publicadas en vida del poeta, una obra póstuma, 120 poemas divulgados en antologías, periódicos y revistas, y un poema inédito (en manuscrito). Este acervo poético de Flórez constituye mi edición crítica, que será presentada el próximo año ante la Facultad de Filología de la Universidad Nacional de España –UNED–, la que será incluida en la web de esta institución de Educación Superior europea, y posteriormente, con el apoyo de la Casa Museo Julio Flórez de Usiacurí, publicaré una antología, cuya característica es la fidelidad a los libros originales y a los manuscritos existentes, puesto que muchas compilaciones han alterado significativamente el proceso escritural del poeta.

¿Cree que la poesía colombiana ha sido injusta con el poeta Flórez?
 Julio Flórez fue un gran exponente del Romanticismo en Colombia, pero como a esta tendencia literaria se le opusieron otros movimientos como el Modernismo, el Parnasianismo, el Simbolismo y el Vanguardismo, muchos de los críticos literarios de nuestro país han considerado que el estilo de Flórez es anacrónico; es decir, no es pertinente en la época actual, puesto que nuestra sociedad de hoy cree, equivocadamente, que ser romántico es estar out.

Alguna vez María Mercedes Carranza, en una visita a la casa de poesía Silva, enseñaba los diferentes salones dedicados a los poetas colombianos, al pasar por el baño, señaló despectivamente que aquel sitio era la sala Julio Flórez, ¿qué opina de esto?
Respeto las posiciones y actitudes de los literatos y estudiosos de la poesía. El arte se caracteriza por su subjetividad, no a todos nos debe gustar lo mismo: un cuento, una película, una pintura, una escultura o una novela. Una muestra de esta disparidad de percepciones es la polémica y el inconformismo, por parte de algunos, que genera siempre la concesión de un premio Nobel de Literatura o de un premio Oscar.

¿Cuál es el aporte de Julio Flórez a la literatura en Colombia?
En las dos primeras décadas del siglo XX, su aporte fue muy significativo para las letras de nuestro país, tanto así que el presidente de Colombia Pedro Nel Ospina ordenó su coronación como Poeta Nacional, acto que se llevó a cabo el 14 de enero de 1923. Además, un año después, el Congreso Nacional de la República de Colombia promulgó la primera Ley de Honores a Julio Flórez, número 29 de 1924, y ordenó la publicación de todas sus obras, lo cual no se cumplió a cabalidad. Hoy en día, se deberían incluir sus mejores producciones poéticas en los textos escolares, para degustarlas en las aulas y analizar su capacidad imaginativa, su sensibilidad y el singular manejo literario de la lengua española.

¿Qué resalta en cuanto a las formas estilísticas en la obra de Flórez?                                                                                                                        La obra poética de Julio Flórez es rica en adjetivos; él aprovechó las múltiples posibilidades morfológicas y sintácticas de este tipo de palabras en su creación literaria, sin desconocer que también empleó otros recursos estilísticos como la metáfora, la alegoría, el símil, la personificación y el hipérbaton, entre otros.

Algunos críticos recalcitrantes han llamado a Flórez como poeta de cafetín o de funeraria, ¿qué dice de esto?
Quizá le asignan esos calificativos porque no conocen toda su obra poética; por ejemplo, son dignos de admiración, entre muchos otros, los siguientes poemas: La araña (muy aplaudido en Francia), Idilio eterno, La gran tristeza, Himno a la aurora, Medio día, Resonancias, Fulminado, Gloria tropical y Buscadores de orquídeas.

¿Fue Flórez un poeta de su tiempo?
En su época, finales del siglo XIX y comienzos del XX, el Modernismo en América, el Parnasianismo y el Simbolismo en Europa se imponían en el estilo de autores hispanoamericanos y colombianos, entre ellos: Julio Herrera y Reissig, de Uruguay, Guillermo León Valencia y José Asunción Silva, en Colombia; por ello, Flórez representó el romanticismo tardío; pero esto no impidió su popularidad y la gran admiración que despertó en el pueblo colombiano.

¿Hasta qué grado es perjudicial ser tan popular para un poeta?
No creo que la popularidad afecte a nadie, todo depende de la manera como se asimile y se maneje.

¿Qué otros escritores colombianos le interesan y que en su opinión permanecen en el olvido?                                                                              Eduardo Carranza, Carlos Castro Saavedra, Eduardo Cote Lamus, Gonzalo Arango y Giovanni Quessep, entre otros.

Siendo usted una mujer dedicada al mundo de las letras, ¿cómo ve la literatura hecha por mujeres en Colombia?
Es muy bella, en ella se refleja la subjetividad femenina; destaco la producción de Fanny Buitrago, Rosario Conto de Cabrera y María Mercedes Carranza.

¿Un verso de Flórez que transmita toda esa fuerza del poeta?
Primera estrofa del poema La araña (en Fronda Lírica):

Entre las hojas de laurel, marchitas,
de la corona vieja,
que en lo alto de mi lecho suspendida,
un triunfo, no alcanzado, me recuerda,
una araña ha formado
su lóbrega vivienda,
con hilos tembladores
más blandos que la seda,
donde aguarda a las moscas
haciendo centinela,
a las moscas incautas
que allí prisión encuentran,
y que la araña chupa
con ansiedad suprema.

Por John Better

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA