EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/16126
Histórico 09 de Abril de 2011

“Transmetro debe hacer cambios en contrato de operación”: Manuel Fernández

El usuario es:

Compartir:

Se cumplió un año desde que el presidente Álvaro Uribe viniera a Barranquilla a inaugurar el Sistema de Transporte Masivo, y aún quedan asuntos pendientes, vitales para la efectiva operación del Transmetro.

Están sin terminar portales fundamentales para su operación, como Soledad, tal vez el más importante, y el de Barranquillita.

El sistema ha estado al borde del colapso porque los operadores todavía no asimilan el manejo de este engranaje que cambia sustancialmente la operación del transporte con relación a lo que ellos venían haciendo con sus propias empresas.

Está confirmado que el alcalde Alejandro Char hará un aporte importante en los próximos días para garantizar que no haya nuevos intentos de colapso por la falta de pago a proveedores.

El Transmetro mueve apenas 44 mil pasajeros en este momento, mientas el MIO de Cali, con una inversión más o menos similar, moviliza 300 mil pasajeros por día.

Manuel Fernández, gerente de Transmetro, propone dos cosas para sacar adelante el sistema: reformar el contrato e iniciar cuanto antes la fase dos para tener un cubrimiento que hoy apenas alcanza el 40 por ciento.

Cabe destacar que el Transmetro arrancó con serios ‘quebrantos de salud’ en virtud de una administración anterior que dejó tareas sin terminar, y donde en casi todas las cosas primó la improvisación, que a la postre se han convertido en un detrimento patrimonial para la Nación.

En este primer año de labores de Transmetro, su gerente, Manuel Fernández, hace una especie de balance del sistema.

¿Es cierto que el Alcalde le va a inyectar nuevos recursos a Transmetro para garantizar la operación?

El Alcalde no solo está interesado en aportarle recursos al sistema, sino además en ponerle todo el esfuerzo para que este proyecto termine de salir adelante. Él está revisando su disponibilidad presupuestal para inyectarle una partida interesante al sistema.

¿Cuánto necesitan para que el sistema no colapse?

El tema de la parálisis del sistema no se debe solo a requerimientos de recursos. Hay un factor muy importante, y es que el sistema está incompleto porque no tiene los buses suficientes. Tenemos menos de la mitad de los que se requieren, y una competencia muy fuerte frente al transporte público convencional. Si esa competencia no se reduce, y no se traen los buses, el sistema nunca se equilibraría, y los recursos que se necesitaría inyectar serían casi que infinitos.

Los inversionistas del sistema sostienen que Transmetro no arranca en materia de transporte de pasajeros. ¿Qué pasa?

Ellos consideran que el sistema no arranca, pero no traen los buses que se requieren y, paralelo a eso, ellos compiten con el sistema. Es importante tener en cuenta una cosa: en Barranquilla y el Área Metropolitana existen 26 empresas de transporte, y los socios de Transmetro, vale decir Sistur y Metrocaribe, tienen 24 de esas 26 empresas. Entonces, ellos son los mismos transportadores que tienen sus huevos puestos tanto en el sistema convencional como en el sistema masivo. Y pretenden que se les compense lo que dejan de ganar en el masivo, sin reducir el transporte colectivo, y eso no es posible.

¿Podemos estar tranquilos de que el Transmetro no se paraliza por falta de recursos para adquirir insumos?


Hemos propuesto a los operadores una renegociación del contrato. Queremos revisar la evolución del contrato: qué ha pasado con variables e imprevistos que no estaban contemplados en el modelo inicial, y estamos dispuestos a adoptar medidas para garantizar la sostenibilidad del mismo. Ellos tienen unas dificultades financieras, y nosotros hemos tratado de coadyuvar en la mejora de esa situación. Hemos realizado reuniones con Findeter, con la banca de inversión del Ministerio de Hacienda y banca de inversión privada, y tenemos herramientas que les permitirían a ellos mejorar sus condiciones de iliquidez. Esa es una responsabilidad de ellos, mientras que se puede llegar a una renegociación del contrato que permita garantizar la sostenibilidad del sistema.

¿Cuántos pasajeros se movilizan hoy, y cuál es la cifra ideal?

Estamos movilizando 44.520 pasajeros. En enero de este año movilizamos alrededor de 31 mil, frente a lo que tenemos esta semana eso representa un incremento del 44 por ciento en tres meses. Esto muestra que la gente cree en el sistema y cada día lo utiliza más. Sin embargo, la movilización hoy es lo que la capacidad nos permite en términos de los buses disponibles y lo que la competencia nos permite. Los inversionistas del sistema tienen un contrato a 15 años de una magnitud importante, y no es posible que una negociación de esa naturaleza dé un equilibrio con nueve meses de operación.

Transmetro costó 760 mil millones de pesos, y el MIO de Cali, 800 mil millones, con el doble de kilómetros construidos. Usted no estaba acá pero, ¿cómo entendemos eso?

Para compararnos con otros sistemas de Colombia debemos decir que el nuestro es el que menos cobertura tiene. Transmetro tiene el 40 por ciento del total de la cobertura de la ciudad, mientras que Cartagena va a tener una cercana al 100 por ciento; Cali, 90 por ciento. Debemos llegar a esos niveles, por eso tenemos que comenzar a pensar en la segunda fase. La primera etapa nos tomó 10 años en cristalizarse. Por eso debemos empezar rápido, para que Barranquilla y su área metropolitana tengan un sistema moderno y a la altura de las ciudades más importantes del mundo.

Hace un año, Uribe inauguró un Transmetro inconcluso, ¿cuáles son ahora los resultados ?

Hay resultados positivos como, por ejemplo, el incremento en el número de pasajeros. Tenemos nueve meses de operación con cero fatalidades. Hemos logrado rehabilitar y construir cerca de 400 mil metros cuadrados de pavimento entre Barranquilla y Soledad.

La meta inmediata es sacar las rutas convencionales de Murillo y la carrera 46 para dar un sistema más confiable, sin guerra del centavo y mejor calidad de vida para la gente.

¿Usted hubiera inaugurado el Transmetro faltando dos estaciones de retorno tan importantes como Soledad y Barranquillita?

Es una pregunta importante. Tenemos patios especiales en Granabastos con unos costos adicionales para la operación. Allí dos empresas albergan los vehículos sin problemas. Pero hay una buena noticia, y es que este mes estamos entregando los patios del Portal de Soledad.

Los empresarios están en una disyuntiva: ¿chatarrizan o siguen con el Transmetro?

Es cierto. Ellos están en un negocio tradicional que les da recursos diariamente con un riesgo muy bajo, frente a un negocio como Transmetro, a mediano plazo, con un riesgo mayor, y esa transición no es fácil. Creemos que es importante ir desmontando ese sistema, sobre todo en las troncales, y que ellos se integren a Transmetro en zonas importantes del municipio de Soledad, y de esta manera ir permitiéndole ganar mejores ingresos al sistema.

¿Qué le dice a los empresarios del transporte?

Les digo que la población de Barranquilla y su área metropolitana es la misma. No podemos pretender generar utilidades y sostenibilidad de dos sistemas al mismo tiempo. Si entra el Transmetro, es definitivo que se desmonte el colectivo tradicional. Que salgan rutas, que se reestructuren rutas, que se deje de competir en las troncales de Murillo y Olaya Herrera para que de esta manera se puedan conseguir ingresos importantes. Para eso proponemos que se integren temporalmente con Transmetro, para hacer la alimentación en el municipio de Soledad con sus buses.

Hoy en día transitan 61 rutas de servicio público en Soledad. De esas 61 rutas, 54 pertenecen a Sistur y Metrocaribe. Es decir, esas rutas que ellos dicen que tienen dificultades están siendo servidas por 54 rutas de ellos mismos.

¿Usted les quiere decir a los transportadores que sus buses los opere Transmetro, a falta de los vehículos que han dejado de traer para compensar el sistema?

Así es. Tendríamos que definir el sistema de distribución de esos recursos. Pero lo más importante es que el contrato establece esa figura y la integración temporal con el sistema de transporte colectivo. Nosotros proponemos eso de cara a dos situaciones: primero, que no han traído la totalidad de los buses y, segundo, que el sistema nunca se va a equilibrar mientras tengan la competencia de ellos mismos.

¿El Alcalde de Soledad dice la verdad sobre las inversiones de ese municipio en materia de adquisición de predios y rutas alimentadoras?

Puedo decir que se requiere un mayor grado de compromiso por parte del Municipio con relación al apoyo del sistema de transporte masivo. Los soledeños son los principales beneficiados con el sistema, y aquí requerimos celeridad en el giro de los recursos para adquirir los predios. El Alcalde de Soledad no cumplió la promesa de girar recursos para la compra de predios antes de finalizar esta semana, y este giro no puede pasar del 15 de abril.

Por Jorge Cura Amar
Especial para EL HERALDO

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA