EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/11775
Histórico 12 de Marzo de 2011

La Loma debe ser el gran proyecto de renovación: Ramiro Zuluaga

El usuario es:

Compartir:

Hace por lo menos tres años, desde el cuarto piso del Centro Comercial El Río, Ramiro Zuluaga Gómez me mostraba con gran orgullo lo que haría con la isla de La Loma en Barranquilla.

En ese momento alababa la decisión de la dirigencia local de proyectar la construcción de un Centro de Eventos y Convenciones en ese olvidado pedazo de tierra, detrás del Centro de la ciudad.

Hoy, cuando conoce que se echó réver a esa decisión, mide sus palabras, aunque quisiera gritar a los cuatro vientos cuan equivocados están quienes no se le midieron al reto de empujar el más importante proyecto de renovación urbana de Barranquilla.

Ramiro Zuluaga relata que algunos lo consideraron loco cuando proyectó la remodelación de importantes edificios en el Paseo Bolívar para convertirlos en los más prósperos centros comerciales, donde hoy por hoy se generan miles de empleos directos e indirectos.

Este antioqueño que lleva más de 25 años en Barranquilla sostiene que las cosas fáciles las puede hacer cualquiera, y que la grandeza de los hombres está en proponerse retos que luego son alcanzados o superados. En ese orden de ideas, no termina de entender que se deje a la deriva un proyecto que podría ser redentor para el futuro de la ciudad más importante del Caribe.

Usted sostiene que la dirigencia privada no ha estado a la altura de los retos que tiene la ciudad.

Yo no puedo tampoco colocar en un canasto a todos, porque Barranquilla tiene líderes muy importantes y muy buenos, y una de las cosas que más me ha sorprendido cuando vine a esta ciudad es encontrarme con tanta gente y dirigentes buenos y con tanta capacidad. Lo que pasa es que hay personas que de pronto manejan ciertos temas que no sé si es por pereza o por conveniencias de ellos, no sé, realmente porque no quiero prejuzgar, pero he visto cosas tan interesantes que se pueden hacer acá que muchas veces no las sacan adelante, y no entiendo el motivo.

Estamos hablando del caso del lote de La Loma. Siento que usted está angustiado porque tenemos un verdadero patrimonio que algunos dirigentes no lo están viendo.

A mí lo que me angustia es cuando yo veo en la prensa o escucho a ciertos dirigentes decir “es que eso es muy arcilloso”, “es que ahí está Barlovento”, “ahí están Las Colmenas”, hombre, y no entendemos. Vamos a ver primero la parte social. Barlovento está llena de gente buena, gente trabajadora. En Las Colmenas hay gente buena también y gente que hay que resocializar. Es un trabajo que se debe hacer por la ciudad, porque esos problemas que hay en la parte de abajo van a repercutir en la parte de arriba, o sea en el Norte. Nosotros no podemos estar exentos de lo que puede pasar, o sea, a mí me parece que yo he visto proyectos donde se han integrado las personas, por ejemplo, si se hace un proyecto en La Loma, tranquilamente la gente de Barlovento puede integrarlo. Si usted va a allí, lo que va a encontrar es gente muy buena y de muy buenas capacidades, que puede ser parte integral del proyecto de La Loma.

¿Qué haría usted en La Loma?

Comencemos con algo que le hace falta a Barranquilla: unos grandes parques de diversiones con atracciones mecánicas interesantes, económicamente muy rentable para el que quisiera. Carecemos de parques, aquí criticamos a los jóvenes porque se van para una discoteca, pero, ¿qué otras opciones tienen? Pensemos en el Zoológico, un Panaca en donde haya hábitat natural para cada animalito. Por ejemplo, aquí está el del león, que es patrocinado por una empresa; el del tigre, que es patrocinado por otra compañía, en fin. No es que yo sea soñador. Es que son cosas que no son complicadas de hacer. Le sacaría un bracito al Río. Le haría un estilo safari, pero en lanchita. Le haría un recorrido al zoológico en la lanchita. La Avenida del Río la complementaría con unos buenos restaurantes y un malecón bien hermoso y unos parques verdes con árboles nativos. Eso no es difícil de hacer. Como ya está en camino la recuperación de los caños, ya tendremos unos canales recuperables, bonitos, que era una de las cosas que de pronto más podría entorpecer el proyecto. Pero es un proyecto totalmente realizable.

Me imagino los problemas que encontró cuando inició el proyecto de recuperación de los edificios del Centro para convertirlos en centros comerciales. ¿Qué le dice a la dirigencia privada, a aquellas personas que miran hacia La Loma y solo ven problemas?

Cuando inicié el primer proyecto, después de que comencé a oír los comentarios hacia mí, duré dos días desvelándome: ¿será que Barranquilla es otro país o qué?, porque decían que yo estaba loco. Hombre, yo veía que en Bogotá, que en Medellín, que en muchas partes del mundo los centros son importantes, y aquí no. Aquí los bancos se habían ido. La gente no quería saber del Centro. La parte de seguridad estaba muy regular, pero bueno, hicimos una unión con la Policía, logramos ser la primera zona segura de Barranquilla, y comenzamos a traer comerciantes de otras latitudes, porque creyeron en el proyecto. Hoy en día hay muchos comerciantes barranquilleros en el Centro. ¿Entonces?, si eso era más difícil de lo que es ahora. La Loma yo sé que tendría mucho apoyo de la gente. Al menos ya hemos comenzado con un Centro recuperado. Pero no todo es comercial, necesitamos lo social. Hay que resocializar a los indigentes, tenemos que generar más empleo. Tenemos vendedores ambulantes entre los que se encuentra gente muy capacitada, no los podemos estigmatizar.

¿Usted es de esas personas que cuando ve dificultades encuentra oportunidades?

Las cosas fáciles todo el mundo las hace, y lo que todo el mundo hace no es tan bueno, entonces si me atrevo a ser diferente, soy más exitoso. Uno tiene que atreverse, y lo que veo en La Loma son grandes oportunidades, por eso esas dificultades no pueden ser excusa para que dejemos de hacer cosas importantes. Cuando yo dije que por qué no le entregábamos a inversionistas extranjeros La Loma no lo hice en el sentido literal de entregarlo, sino tocando la fibra de la gente: venga, tenemos algo muy hermoso, tenemos una pequeña islita rodeada por el río, desarrollemos algo. Por eso yo les hablaba del parque de convenciones, de ferias, no sé si es conveniente pasarlo para otro lado, pero que queda bien en La Loma, pues queda bien, o sea, sería complemente ideal. ¿Usted se imagina a la gente de todo el mundo viniendo a un centro de ferias rodeado por un hermoso río, por la arteria fluvial más importante que tiene Colombia, por un zoológico, por una Avenida al Río bien hermosa, por unos canales navegables? No hay un sitio mejor que ese.

¿Cuántos centros comerciales se han construido después de lo que usted montó en el Paseo Bolívar?

Unos 4, 5 o 6 centros comerciales, todos muy exitosos. Hoy en día, la zona comercial más importante de Barranquilla está en el Paseo Bolívar.

¿Cuántos empleos se generaron con la construcción de esos centros comerciales?

En los locales que he construido, aproximadamente hay tres mil personas trabajando directamente. Indirectamente hay muchísima microempresa que depende de ello. Tengo casos de personas que tienen locales y que tienen unas fábricas que emplean entre 100 y 200 personas. O sea que si usted multiplica puede llegar a 10 mil personas. Pero hay otros centros comerciales que han ido englobando los que ya existían, muy exitosos y con mucha generación de empleo.

Este es un año político, ¿qué le dice a la clase política y al Alcalde, que ya está entrando a su último año de gobierno?

En Barranquilla se han hecho cosas diferentes, Alex lo ha hecho bien, pienso que los barranquilleros tenemos que tener sentido de pertenencia, querer mucho a la ciudad, porque si la queremos, le deseamos lo mejor, hay que quererla como si fuera la mamá de uno. Si uno quiere algo, uno lo cuida y uno lo preserva, ese sentido de pertenencia nos hace falta. No es posible que haya gente que conozca Miami y no conozca el Centro de Barranquilla. Eso pasa, y son muchos. Nosotros tenemos que conocer nuestros orígenes. Aquí nació Barranquilla. Pienso que esta ciudad tiene gente muy interesante. De pronto hay gente que no tiene los padrinos que le permitan surgir, pero gente buena y material en Barranquilla, indudablemente hay.

¿Qué haría usted de la zona de Barranquillita?

A pesar de los inconvenientes, toda la gente de Barranquillita ha sido muy sufrida, y con todo y eso son gente que comercialmente se han sostenido porque son muy buenos comerciantes, con muy buenos precios. Me parece que se podría hacer algo donde ellos estuvieran allí, una alianza donde ellos aportaran, es como en el mismo Centro, que me parece interesante que cuando se hagan las cosas cuenten los que vivimos allí. Ellos tienen muchas ideas, hay que tenerlos en cuenta porque son los que más experiencia tienen.

Por Jorge Cura Amar
Especial para EL HERALDO

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA