EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/76506
Histórico 28 de Julio de 2012

El heredero de Leandro Díaz

El usuario es:

Compartir:

Óscar Díaz nació en Barranquilla hace 24 años, pero fue criado en Valledupar. A primera vista es un muchacho común y corriente, no muy alto, de tez blanca y modo de vestir informal.

Tiene en su tono de voz un dejo de canto, de alguien que arrastra las palabras como si se tratara de una canción que ha vivido y que desea por todos los motivos que sea escuchada.

Nuestro encuentro sería en Cartagena, hace más de un mes, cuando la revista Soho concertó a diferentes figuras de la vida política y cultural del país para lo que será una edición especial dedicada a Gabriel García Márquez.

En las instalaciones de Bazurto Social Club, acompañado de figuras como Andrea Guzmán, Jaime Castro, exalcalde Bogotá, y otros más, Óscar se movía tímidamente en medio de la algarabía por los flashes de las cámaras y el fragor del whisky servido a los ilustres visitantes.

Vestido entero de blanco, el muchacho y un grupo de músicos vallenatos harían parte de la recreación de una escena de Cien años de soledad. Abuelo, ¿está listo?, preguntaría Óscar al hombre, también vestido de blanco y sentado en una silla tapizada en cuero de bovino. “Sí, mijo”, le contestaría, y de inmediato el grupo vallenato empezaría a tocar una de las canciones más importantes del repertorio vallenato: La diosa coronada.

Aquel hombre a quien Óscar llamaba abuelo era nadie más y nadie menos que Leandro Díaz, quien considera a su nieto como heredero directo de su talento musical. Para el joven músico el hecho de ser familiar de un personaje de la leyenda en la música colombiana significa un compromiso no solo con su abuelo, sino con una región que en los versos de los antiguos juglares logró convertirse en un territorio mágico que inspiró no solo a otros músicos, sino a escritores y otros representantes del arte.

Ahora, Óscar se lanza al mundo de la música de la mano de un buen número de talentosos compositores que, junto a él, le dan forma por estos días a lo que será su primera producción discográfica.

Letristas como Fabián Corrales, Silvestre Dangond, a quien el muchacho llama su padrino musical, y otros tantos, apoyan a Díaz, quien grabó el primer sencillo que promociona actualmente con el tema titulado Pero te vas a arrepentir, una canción original de Marco Antonio Solís, y cuyo video se rodó entre Nueva York y Colombia.

Luego de una audición eliminatoria para un nuevo reality de la televisión colombiana, Óscar respondió la siguiente entrevista:

Siendo niño usted empieza a mostrar su talento, pero con un tema de Diomedes Díaz y no de su abuelo.

Empecé a cantar a los 5 años en un pequeño festival que organizaron en el colegio, tan solo cursaba segundo de primaria, y en esa época salió una canción de Diomedes Díaz llamada ¿Por qué razón?, con la cual quedé en primer lugar, pero lo más chistoso es que le gané a los estudiantes de cursos superiores.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de su abuelo Leandro?

Recuerdo el haberlo visto tocando la violina, y haciendo ‘perujano’, que es un sonido que él reproduce con las manos.

A la hora de hacer música, ¿influye ser nieto de un maestro del folclor?

Al hablar de influencia, no solo es en la música, sino en la parte personal. Ser el nieto de Leandro hace que yo tenga credibilidad y respaldo a cada parte donde llego, es decir, me reciben de la manera más atenta y respetuosa que puede haber. Y en la parte musical, pues el decir que soy su nieto genera una especie de expectativa antes de mi show.

¿Qué opina el maestro?

Dice que soy un buen exponente de su música, a veces se hecha a reír cuando me corrige letras y expresiones cuando yo canto alguna de sus canciones. Recuerdo un día que estábamos tomando unos whiskys y me dijo estas palabras: “Si me muero, puedo morir tranquilo porque ya lo tengo a usted, que será el que lleve mi nombre y mis canciones en alto”. A mí me dio mucho regocijo y le dije: “Hombe, no piense en eso, que a usted le faltan muchos años por vivir”.

¿Cómo define su estilo musical?

Es único, no le copio ni imito a nadie, sabiendo que mi primer maestro se llama Ivo Díaz, mi padre, al cual podría copiarle, pero no lo hago, aunque tengo ademanes parecidos a los de mi padre. Pero recalco algo: a todos los artistas vallenatos los admiro y respeto.

¿Se considera de ‘la nueva ola’?

Nunca me he considerado de la nueva ola debido a que crecí en un mundo de vallenato clásico. Por ejemplo, mi padrino es Colacho Mendoza; me levanté oyendo canciones de Poncho Zuleta, Jorge Oñate, Silvio Brito, Iván Villazón y por supuesto mi padre Ivo Díaz. Pero sí, me ha tocado adentrarme en ese círculo musical debido al éxito rotundo que ha obtenido, pero siempre llevando en alto y en mi corazón el vallenato tradicional.

¿Ha interpretado temas de su abuelo?

Los temas de mi abuelo no los interpreto, los siento dentro de mi cuerpo cada vez que los canto, y a diario los ensayo, y en cada espectáculo musical que hago, va incluido uno, o dos. Por hacerle un homenaje constante de su vida y obra, casi siempre canto Matilde Lina y La diosa coronada.

¿Qué influencias musicales tiene?

Las primeras influencias musicales son la de mi abuelo y mi padre; luego, Colacho Mendoza, Cocha Molina, Marciano Martínez, Mateo Torres, Silvestre Dangond, los cuales han contribuido directa e indirectamente a mi formación musical. Y cito otro artista internacional, también ciego, llamado Ray Charles, que en cierta forma es un Leandro norteamericano.

¿Qué cree haberle heredado a su abuelo?

A mi abuelo le heredé la humildad, la paciencia y la sabiduría. Pero sobre todo el don de cantar.

¿A quién va dirigida su música?

Va dirigida al pueblo y para Dios, mis motores constantes.

Es muy joven y ya tiene dos hijos, ¿cómo es la relación con ellos?

Es una pregunta que a diario me hace la gente, el hecho de haber tenido dos hijos a tan corta edad de pronto me da más felicidad y ganas de trabajar por ellos. Pienso que los voy a disfrutar jóvenes, y seré un padre joven, un amigo, un cómplice para ellos.

Por John Better

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA