EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/117330
Latitud 13 de Julio de 2013

Historia gráfica de Barranquilla (XXVIII entrega)

El usuario es:

Foto:

LA CATEDRAL METROPOLITANA Y SU GRAN PLAZA DE LA PAZ  ‘JUAN PABLO II’.
La Diócesis de Barranquilla fue creada en 1932 cuando la Santa Sede además declaraba la parroquia de San Nicolás, iglesia “Pro-Catedral”. Al año siguiente, el papa Pío XI nombra como primer obispo de la naciente diócesis al sacerdote huilense Luis Calixto Leyva Charry.

Pero las consecuencias del incendio de la iglesia de San Nicolás de Tolentino, de aquel viernes 9 de abril de 1948 la inhabilita para ser la iglesia Pro-Catedral. La Arquidiócesis hace los requerimientos específicos con el propósito de construir una nueva catedral para la ciudad, teniendo como futuro un espacio necesario para el culto religioso no solo como obra de mejora pública sino principalmente como decoro de la Diócesis y necesidad del culto religioso de la silla episcopal1. Consecuentemente, la Sociedad de Mejoras Públicas de Barranquilla solicita ante el Concejo Municipal que se proponga conseguir que el área de la iglesia de San Nicolás se convierta en plaza pública, previa destrucción del templo y previo arreglo con la autoridad episcopal2.

Se contactan los servicios de un arquitecto italiano muy cercano a Benito Mussolini, Ángelo Mazzoni, quien fue contratado por el Gobierno Nacional para unas obras de restauración en Bogotá; modifica los primeros planos y habilita un templo de estilo moderno, incorporando cubiertas en forma de conchas y una torre campanario; este arquitecto es traído a Barranquilla por el entonces ministro de Relaciones Exteriores don Evaristo Sourdis.

La nueva obra comienza a ejecutarse hacia el centro de la ciudad, en diciembre de 1955 se aprueba su construcción y es a firma antioqueña Vásquez & Cárdenas la encargada de ejecutar las obras. Años después y con retrasos en la obra, aún en construcción es creada la parroquia de la Catedral llamada ‘María Reina’ aquel 9 de diciembre de 1968, siendo su primer párroco el padre Jorge Becerra Jiménez.

Para julio 7 de 1982, la iglesia de San Nicolás, patrono de la ciudad, cumple su quincuagésimo aniversario como iglesia Pro-Catedral de Barranquilla, y es así como la Santa Sede decreta el cambio de título catedralicio al templo de ‘María Reina’, consagrándolo como nueva catedral de Barranquilla, el 21 de agosto de 1982, convirtiéndose así en templo de la Arquidiócesis, sede del arzobispo y parroquia de la Catedral. En su interior, al fondo se encuentra la obra del Maestro Rodrigo Arenas Betancourt, el ‘Cristo Latinoamericano’, que fue fundida en bronce por el maestro Darío Montoya y tiene una altura de 16 metros, pesa 16 toneladas, obra que fue patrocinada por la Presidencia de la República en el periodo de 1978-1985.

Para 1986 se plantea un imponente desafío urbanístico: la Plaza de la Paz, el cual sirvió de albergue a la multitud que saludó la presencia del papa Juan Pablo II en su visita a Barranquilla, en el marco de su peregrinación apostólica a Colombia, y quien manifestó: “En esta última etapa de mi peregrinación por los caminos de Colombia, como mensajero de la paz de Cristo, tengo el gozo de encontrarme en esta Plaza de la Paz, cuyo nombre aúna, hoy más que nunca, los anhelos de todos los colombianos”. Este espacio público abierto lleva su nombre desde aquel día.

La Plaza de la Paz es el punto de encuentro a las grandes manifestaciones culturales, sociales y políticas de la urbe, hizo parte de un programa sobre recuperación de plazas y parques liderado por la Gobernación del Atlántico, proyecto envuelto en gran controversia por la comunidad, estas obras fueron entregadas por el actual gobernador José Segebre, el 25 de enero del presente año.

Helkin Alberto Núñez Cabarcas
Funcionario Archivo Histórico del Atlántico

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas