EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/121282
Latitud 17 de Agosto de 2013

Historia gráfica de Barranquilla

El usuario es:

Foto:

SAN ROQUE, EL PATRONO DEL BARRIO ARRIBA.

En el marco de los actos litúrgicos de Barranquilla es importante destacar la devoción a uno de los santos populares, como es san Roque, protector ante la peste y toda clase de epidemias, canonizado en 1584.

Con 5600 habitantes, la ciudad afrontaba la presencia del cólera en el año de 1849, que produjo uno de los momentos más dramáticos para la ciudad; con muchos cadáveres en las calles, la epidemia cubría la totalidad del perímetro urbano de la villa. Fue necesario contar con un grupo de filántropos para afrontar humanitariamente la situación y se fundó la Sociedad de Socorro de Barranquilla. Ya para la época, una imagen de san Roque, propiedad de la familia Blanco, era venerada en la residencia ubicada entre la carrera Progreso y calle 31 esquina. La desesperación ante tanta epidemia y muertes hacen que muchos barranquilleros peregrinen a dicho hogar para cumplir con sus rogativas al santo popular: logran sacarlo en procesión con la promesa de levantarle un templo en su honor.

Los sobrevivientes del cólera cumplen su misión. Solicitan al gobernador de la Provincia de Sabanilla licencia para la construcción de la iglesia en honor a san Roque, en el Distrito Sur de la ciudad. Se colocó su primera piedra el 31 de octubre de 1853 por el padre Rafael Ruiz, financiado con fondos recogidos por suscripción pública y limosnas del vecindario. La iglesia comienza a edificarse en un terreno de 23 metros de largo por 19 de ancho, cedido gentilmente por la señora Tomasa Camargo. Se inauguró el 15 de agosto de 1857.

San Roque fue proclamado como “Patrono Popular de Barranquilla”. Esta designación eclesiástica dividió la ciudad en dos sectores, por ser san Nicolás el patrono más antiguo, e influyó en su zonificación a comienzos del siglo XIX, dispuesta por la Ordenanza de la Cámara de la Provincia de Sabanilla del 10 de octubre de 1852. Quedó al norte el Distrito de San Nicolás y al sur el de San Roque. La devoción ha seguido de generación en generación con una nutrida presencia que acompaña año tras año a la procesión de este santo hijo de nobles franceses, que gastó toda su fortuna ayudando y protegiendo a los más desamparados.

La persona más prominente de esta parroquia, sin lugar a dudas, fue por muchos años el presbítero lituano Stanley María Matutis Cyzauskaité, nombrado párroco a mediados de 1950. Se le recuerda en Barranquilla por su loable labor comunitaria en la denominada ‘Zona Negra’ de la ciudad. Fue para muchos el apóstol de los pobres, y desde la iglesia llevó bienestar a muchas familias del conocido barrio Rebolo. Logró edificar su gran obra, el Centro Social Don Bosco, al que denominó “El Punto Blanco en la Zona Negra”. Además, construyó en muchos sectores escuelas gratuitas donde reciben educación los moradores de otros barrios como La Chinita, Montes, Boliche y Barranquillita. Falleció el 3 de febrero de 1999 y sus restos reposan en la iglesia donde por mucho tiempo ejerció su incondicional labor en beneficio de los demás.

Helkin Alberto Núñez Cabarcas
Funcionario Archivo Histórico del Atlántico.
Con la colaboración especial de Adelaida Sourdis Nájera.

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas