EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/147478
Latitud 28 de Enero de 2018

Dibujar es una acción de la memoria

El usuario es:

Foto:

Piezas de la exposición ‹Los recursos de la ira› de Iván Berrío.

Néstor Martínez Celis*

La exposición de Iván Berrío estará exhibida en la Sala Alterna de la Galería ‹La Escuela› hasta el miércoles 31 de enero.

En lo político hay una dimensión estética y en el arte una dimensión política.
Chantal Mouffe

Si Paul Klee afirmaba que el arte hace visible lo invisible, al artista Iván Berrío lo que le interesa es insistir sobre lo visible que se quiere hacer invisible, lo que no se quiere ver, lo que se elude y se trata de ocultar.

Por ello, el artista va tomando apuntes en una libreta –que siempre lo acompaña– de los más importantes acontecimientos que ocurren en la ciudad y el país. En la práctica, va dibujando y construyendo un archivo. Berrío plantea que el dibujo es un acto de la memoria, es una acción de recordar en clave la imagen gráfica y lo que pretende es trasladar sus imágenes al que observa, que estas tengan una presencia fuerte en la mente del espectador. Aunque cierre los ojos, las siga viendo dentro de sí. Que lo que digan las imágenes quede impregnado en su memoria, por el mayor tiempo posible.

Perturbar a las personas, sembrar imágenes. Ese siempre ha sido el propósito de muchos artistas. Hoy tenemos numerosas imágenes sembradas en nuestra memoria que fueron creadas por artistas, unas producto de la pura imaginación como los íconos religiosos, otras que documentan realidades como los videos del catalán Miralda o fotografías de los campos de concentración nazi.

A Berrío no le interesa acomodarse a etiquetas artísticas, hasta el punto que no le interesa ninguna de las definiciones de lo que es arte. Él solo asegura que existen obras y que en ellas cada artista plasma lo que piensa. Por ello, sus obras plantean una visión ética de la sociedad y de la naturaleza y si esa visión es diáfana luego es imposible que no sea política. A diferencia de muchos artistas que niegan que su obra sea política, porque desconocen o no quieren admitir que sus imágenes siguen una influencia política.

El artista no es dueño de la verdad, pero puede llegar a mostrar lo que no es verdad. El propósito es activar reflexiones sobre eso que se intenta encubrir, lo ilegal de las acciones, lo dudoso de los relatos o las narrativas oficiales. Y le preocupa que la gran mayoría de las personas estén adormecidas o no quieran ver o miren para otro lado y se entreguen a modelos de existencia prefabricados, al consumismo y a las trivialidades de esta sociedad. En Colombia ha habido muchos crímenes oficiales, como las desapariciones forzosas o los eufemísticamente llamados ‹falsos positivos› y a muchísima gente no le interesa que se haga justicia y que no se vuelvan a repetir.

Iván Berrío se aproxima a estas complejas problemáticas desde varias líneas de trabajo. La serie Apuntes sobre el código es una reflexión sobre un tema de candente actualidad: el nuevo código de policía y la transgresión de la ley. Llamar a esto carne violentada es tendencioso, es una metáfora sobre la cantidad de cuerpos violentados que han producido los actores armados en las últimas décadas. Otra serie se titula El olvido es la pérdida de significado, y nace de la reflexión –en la época de posconflicto– sobre los horrendos crímenes cometidos en Colombia justificados por ideas políticas y la preservación de privilegios. También sigue Un discurso de lo que no es, una serie elucubrante sobre la ‹limpieza social›, que reflexiona alrededor de cómo se consienten unos asesinatos para erradicar otros crímenes.

Con sus obras, el artista pretende establecer una comunicación directa con el espectador. Su fin último no es estético, no le interesa agradar o desagradar y menos hacer bellas pinturas, y piensa, como algunos artistas actuales, que la estética más que construir puede llegar a obstruir lo que el artista quiere esencialmente manifestar. Por esto, la resolución plástica está ceñida a que la imagen resultante sepa comunicar lo más claramente posible aquello que fuera del arte no se podría mostrar.

* Artista, curador y profesor de la Universidad del Atlántico.

Iván Berrío es una joven promesa del arte barranquillero, excelso dibujante y profesor de la Escuela Distrital de Artes. Actualmente expone en la Sala Alterna de la Galería (Escuela de Bellas Artes). Su muestra titulada ‹Los Recursos de la Ira› estará abierta al público hasta el 31 de enero.

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas