EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/39043
Latitud 24 de Septiembre de 2011

Crean EPS para casas y software anti ‘zabaleo’ electoral

El usuario es:

Compartir:

Hace cerca de cuatro años, un amigo le comentó a Carlos Ovidio Ríos Villazón que estaba decepcionado de la actividad política y por ello no continuaría con sus aspiraciones electorales.

–Es que los electores se ‘zabalean’ con mucha facilidad. Uno hace reuniones y los empadrona, los carnetiza y queda convencido de que en realidad cuenta con ellos el día de las elecciones, pero qué va, van brincando de comando en comando, ofreciéndose al mejor postor, y quienes queremos hacer proselitismo con ideas y programas, resultamos siendo víctimas de los que ofrecen tejas, cemento o dinero por el voto. Y como esto no hay manera de controlarlo, entonces es mejor dedicarse a otra cosa. –finalizó diciendo el amigo de Ríos, totalmente decepcionado.

Aquella conversación quedó grabada en la memoria de Ríos Villazón, un contador público oriundo de Codazzi, Cesar, quien por naturaleza siempre busca soluciones prácticas a problemas comunes que afectan la vida diaria.

Desde niño, cuando hacía primaria en su pueblo natal, se fijó la meta de estudiar ingeniería de minas en Medellín, porque intuía el gran futuro de su departamento en ese campo, pero los recursos de sus padres, Teodoro y Rosa, que tenían un humilde hospedaje para recolectores de algodón y camioneros, solo alcanzaron para que hiciera sus estudios contables en la Universidad Autónoma de Barranquilla.

Mientras estudiaba en la capital del Atlántico, fue seleccionado por Monómeros Colombo Venezolanos S.A. para trabajar en esa empresa, pero el amor de su vida, hoy su esposa, Deicy Machado, terminó sus estudios de Diseño Textil en la misma universidad, y Carlos renunció para irse tras ella a Valledupar, donde ingresó como auditor general en una empresa carbonera, que a los dos años cerró sus oficinas, por lo cual se quedó sin empleo.

“Eso fue lo mejor que me pudo pasar, comenta. Quedarme sin empleo y con obligaciones familiares me llevó a iniciar mi vida como empresario independiente. Empecé sin un peso, pero con la mira puesta en la superación. Monté una compañía de vigilancia electrónica, la primera en la historia de Valledupar, basándome en la experiencia de un sobrino que trabajaba en una empresa similar de Bucaramanga. Hice ‘las cuentas de la lechera’ en un exceso de optimismo. Los primeros dos años fueron de prueba, errores y pocos resultados. Reincidí como empleado cuando, afortunadamente, me nombraron Contador General del departamento del Cesar, y con el sueldo mantenía mi hogar y completaba la nómina de empleados de mi negocio, al frente del cual estaban mi esposa y mi hermana Villané”.

Pioneros en la Costa Caribe. Posteriormente, Carlos y Deicy consiguieron socios capitalistas y la empresa creció al punto que decidieron incorporarle otro componente que también los convirtió en pioneros en la Costa Caribe, con el servicio de seguimiento y localización satelital de vehículos.

“Aún no me explico cómo hicimos esto si ni siquiera sé arreglar una plancha de carbón, dice jocosamente Ríos Villazón. Además, siempre me catalogaban de loco por tratar de crear negocios diferentes a los ya establecidos, y por supuesto, más lucrativos, a riesgo de que no resultaran rentables. Mis amigos y familiares me insistían en que buscara empleo como contador, pero yo seguía en lo mío, aunque pusiera en peligro el patrimonio familiar. Más tarde me aburrí de la rutina y decidí venderles mi parte a los nuevos socios, sobre todo porque no quisieron seguir innovando tecnológicamente y tampoco me apoyaron para llevar el servicio a los barrios populares y a precios módicos”.

Buscando en qué invertir el dinero que recibió por las venta de sus acciones, Carlos montó una empresa de publicidad y la puso en manos de su esposa, mientras se embarcaba en otra aventura quijotesca. Un día cualquiera se le dañó parte del cableado eléctrico de su casa y el arreglo le salió muy costoso.

En ese accidente doméstico, cual José Arcadio Buendía, encontró la clave de su nuevo emprendimiento: una EPS para casas y empresas, algo sin antecedentes en Colombia y tal vez en ningún otro país. Esta nueva ‘locura’ no le pareció bien ni siquiera a su esposa, pero él continuó adelante y logró crear un modelo que ahora le permite a varios cientos de hogares y empresas contar con este servicio a precio módico, que les da garantía y seguridad en caso de sufrir algún daño en sus electrodomésticos, instalaciones eléctricas, sanitarias, cerrajería, plomería y jardinería, además de fumigación.

“Todavía estamos en proceso de consolidación ya que no es fácil que la gente acoja este tipo de iniciativas novedosas, pero sé que en un par de años lograremos consolidarnos, dice Ríos con inocultable optimismo. Por lo pronto, ya se interesaron dos empresarios, uno de Bogotá y otro de Barranquilla, para montar el modelo, lo cual es un gran aliento para continuar. El sistema es el mismo de una EPS de salud. Se paga una cuota periódica y una cuota moderadora cada vez que se requiera hacer mantenimiento o reparación.

Al momento de afiliarse hacemos un inventario y un análisis del estado en que se encuentra cada aparato o red del hogar o la empresa, y con base en eso se fija el valor del servicio. Con esto le damos tranquilidad al usuario en caso de un accidente o daño, reduciendo sustancialmente lo que tendría que pagar por una reparación convencional”.

Útil para partidos políticos. Pero Ríos Villazón no se ha estancando con este novedoso proyecto. Recordando el lamento de su amigo político por el ‘zabaleo’, se puso a la tarea de crear un software que sirviera para organizar el caudal electoral de los aspirantes a cargos públicos.

“Como en el campo informático manejo solo lo que un ejecutivo promedio conoce, busqué a dos jóvenes y talentosos ingenieros vallenatos, María Paulina Ramírez y Carlos Yaruro, les comenté mi idea y la acogieron de inmediato. Desde el inicio se pensó en desarrollar el software en ambiente web, aprovechando los últimos alcances tecnológicos. Pensando en ello, decidimos instalarlos en la mejor plataforma a nivel mundial, y es así como, luego de muchos esfuerzos, fuimos aceptados como socios por salesforce.com, líder mundial en aplicaciones en ‘la nube’.

Para tener una idea de lo que es esta empresa, su plataforma es la que utilizó el censo de Estados Unidos para garantizar la concurrencia y la seguridad de los datos que le enviaban los 190 mil recolectores, y es la que utiliza Dell para la comercialización de computadores a nivel mundial”.

Elector, que es el nombre comercial de la aplicación, permite detectar a los votantes comercializadores del voto, que van de campaña en campaña ofreciendo su voto a cambio de una ‘ayudita’ que le pueda dar el candidato. Ahora solo podrán acudir donde un solo candidato, porque al pretender hacerlo con otro serán detectados.
Otra ventaja que tiene Elector es un sistema de administración gerencial para el manejo de las relaciones con el votante a partir del registro, que permite conocer desde el lugar de votación hasta llevar un seguimiento cronológico de todas las interacciones que tenga el candidato con cada uno de sus potenciales sufragantes, así como una organización de sus actividades y tareas.

Elector también es útil a los partidos políticos, ya que, con los registros de los adeptos que haga cada candidato, podrán recopilar toda la información pertinente de sus afiliados, cumpliendo así con lo dispuesto por la última reforma política, que prohíbe que un militante aparezca registrado en más de un partido.

Falta ver qué inventarán los comerciantes del voto para obviar este blindaje tecnológico, pero cada vez les será más difícil y, con seguridad, en unos años habrá más transparencia en el ejercicio de la democracia y el cumplimiento de los deberes políticos y ciudadanos.

Texto y fotos: Juan Carlos Gómez
Especial para EL HERALDO
juanruedage@hotmail.com

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA