EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/130563
Deporte 04 de Abril de 2014

Krav Magá, el arte de la defensa personal

El usuario es:

Inguel J. De La Rosa Vence / Twitter: @InguelJulieth
Compartir:

El krav magá es un sistema de defensa personal israelí que nació para la guerra, a mediados del siglo pasado. Durante mucho tiempo permaneció escondido, practicándose solo en el ejército  de Israel y, hasta hace una década, llegó al mundo occidental.

Hey! consultó al Sistema de Defensa Personal Krav Magá (Sidep), que se encarga de enseñar este arte marcial en Barranquilla, para darte a conocer detalles sobre este combate de contacto que defiende la integridad humana.

Nelson Jiménez, director y profesor de Sidep, empieza por aclarar que este sistema oficial de lucha se distingue de otras artes marciales, porque no posee técnicas deportivas, sino que “entra directamente a atacar al cuerpo humano en sus diferentes áreas, con armas naturales  como codazos, rodillazos, cabezazos, proyecciones y golpes bajos que en el deporte no son permitidos, pero sí en el arte marcial”.

En primer lugar, el carácter netamente preventivo de krav magá exige aprender a prever las situaciones de riesgo. Después, “solo cuando el peligro es inminente”, el hombre procede a actuar con su cuerpo como escudo y como herramienta de ataque.

“En nuestra escuela enseñamos la prevención y, segundo, la posición de ‘no peligro’ (en la que se guarda distancia con las manos arriba), para finalmente repeler un ataque” con movimientos que, según el profesor,  pueden ir desde un agarre en el pelo, barridos en el piso o lanzamientos, hasta otras técnicas a manos vacías, como la estrangulación.
También, puedes aprender a escapar si te encuentras atrapado por tu contrincante, si te ataca con botella, recibes una puñalada o un impacto en la cabeza.

Por esto, quienes practican este arte desbordan sus ganas, al ser conscientes de que no existe plena seguridad, ni están fuera de peligro en todo momento.

“En bus, en un cine o en cualquier parte, puede haber alguien que trate de atacarte”, argumenta el instructor Jiménez, quien, además, afirma que “los practicantes de krav magá son más veloces para reaccionar, tienen un cuerpo más fuerte, su respiración es más profunda y su capacidad articular es más prolongada, por los movimientos de defensa que desarrollan”.

Si quieres proteger tu humanidad, puedes integrarte a Sidep y recibir clases de dos horas semanales, y “en tres meses, ya aprenderás a defenderte, soltarte y contratacar”, asegura el director.

Sistema israelí para uso práctico en situaciones de riesgo reales

“En el krav magá todo se vale, porque está ideado para defender la existencia”.


 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO