EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/129136
Bienestar 07 de Noviembre de 2013

Usa tus expansiones con cuidado

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Es recomendado realizar las expansiones en tamaños pequeños para iniciar y luego ir aumentándolas poco a poco.

Redacción

Las expansiones son normalmente una moda estética en nuestro país pero su verdadero origen se remonta a culturas antiguas que lo utilizaban mucho más allá de la estética.

L as expansiones o dilatadores son una ampliación de manera prolongada de alguna parte del cuerpo y aunque en la actualidad son muy utilizadas en algunos jóvenes de manera estética, su origen se remonta a tiempos antiguos.

Esta modificación corporal era utilizada por algunos indígenas y distintas tribus alrededor del mundo por motivos culturales o religiosos. Este tipo de manifestaciones se realizaban en distintas culturas e indicaban sabiduría, el número de reencarnaciones, bienestar, prosperidad y hasta buena fortuna.

“Los indios utilizan expansores en forma de platos de varios tamaños para lograr que el labio quede más grande. Otros utilizan anillos que se ponen por categorías y números, dependiendo de la serie de anillos se logra un tamaño, puede ser en la boca, cuello o cualquier parte del cuerpo”, indica David Rodríguez, de ‘Revolution Tattoo’.

En Barranquilla, muchos años después de estas culturas, las expansiones se vuelven cada vez más comunes y sobre todo por motivos estéticos pero… ¿Cómo es el proceso y qué cuidados se deben tener al realizarse una expansión?

Las más comunes se realizan en el lóbulo de la oreja y su procedimiento es con “un catéter, que está avalado y es estéril, numero 14 que hace una perforación un poco más grande que la de un arete normal y de ahí para allá se va ampliando con un tapers, una especie de bala puntiaguda con la que se hace el procedimiento hasta lograr el tamaño deseado”, según explica ‘Daguer’, como es conocido Rodríguez. 

Lo ideal es comenzar con un tamaño pequeño y poco a poco ir agrandando hasta lograr el tamaño deseado, sin embargo hay personas que quieren realizar un solo procedimiento y exigen perforar un tamaño amplio en la primera vez, esto resulta más doloroso de lo normal.

Los cuidados que se deben tener luego de realizarse una expansión son varios. El principal es utilizar una joya o expansor que sea de acero quirúrgico o clínico. Evitar utilizar plásticos, siliconas o fibras. También se recomienda tomar medicamentos para el dolor y antibióticos y en el momento de la curación es muy importante hacerlo tres o cuatro veces al día con agua oxigenada, suero fisiológico o agua destilada para evitar infecciones ya que es una herida abierta.

Antes y después: En los tiempos antiguos se utilizaban artesanías y productos caseros para elaborar y conservas las expansiones, en la actualidad es recomendable hacerlo con expansores de acero quirúrgico para evitar infecciones.

El contacto con otras personas en el lugar de la herida, con la piscina y el ingerir abundantes bebidas alcohólicas durante la curación también pueden traer serias infecciones y dañar el proceso de cicatrización normal.     

Por Giovanni Echeverry Nicolella

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de Bienestar Más de revistas