EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/148528
Bienestar 25 de Abril de 2018

Tortícolis, un dolor intenso que debe ser atendido

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:
Si usted es de los que ha experimentado dolor intenso y prolongado en el cuello, incapacidad al mover la cabeza, y se lo ha atribuido a la tortícolis pero desconoce en sí todo lo que esta encierra; sepa que en esta edición consultamos a dos expertos en fisioterapia, quienes le explicarán por qué se presenta, los factores de riesgo y algunas recomendaciones para tener en cuenta y mejorar el malestar.
 
Alexandra Camargo, fisioterapeuta adscrita a la Clínica Portoazul, define la tortícolis como una serie de contracciones de los músculos del cuello, que se manifiesta principalmente en el trapecio y esternocleidomastoideo. Señala que pese a ser llamada comúnmente como tortícolis, su nombre real es contractura cervical.
 
Agrega que los factores que pueden desencadenarla están relacionados con los largos periodos de estrés, la misma postura durante varias horas en el sitio de trabajo, el uso de almohadas y colchones incorrectos, llevar morrales y carteras pesadas, articular movimientos fuertes y cargar peso exagerado, entre otros.
 
Por su parte, la fisioterapeuta Emilia Mercado dice que la tortícolis es una discapacidad que se divide en dos tipos: congénita y postural.
 
Da a conocer que la congénita se manifiesta en el nacimiento del bebé, justo cuando su cuello queda inclinado hacia un lado. “Debe tratarse por un médico y un fisioterapeuta, principalmente realizando una estimulación temprana a través de masajes suaves sobre el músculo esternocleidomastoideo, “que es el que se retrae y produce la inclinación”.
 
En el caso de la postural, especifica que “suele presentarse en hombres y mujeres a causa de la mala postura al dormir o en medio de la jornada laboral, esta última generada por distintos factores: el sitio de trabajo, el cambio de la temperatura y la articulación de algunos movimientos fuertes”.
 
A continuación encuentre algunos datos que serán útiles en caso de presentar un nuevo episodio de tortícolis. Tome nota.
 

Afecta en...

La fisioterapeuta Emilia Mercado asegura que no tratar la tortícolis podría ser contraproducente, pues generaría cefaleas y malestares que repercuten en el desempeño laboral. La experta Alexandra Camargo dice que hacer caso omiso de los síntomas podría complicarlo, comprometiendo nervios que afectan los movimientos e irradiándose en hombros y brazos.

Recomendaciones...
 
 
Al presentar el malestar lo ideal es examinar los músculos cervicales para detallar el estado de la contractura. Ahora, para evitarlo será necesario cuidar la postura, usar almohadas que cubran los 90° del ángulo de la oreja y el hombro, elegir un colchón ortopédico, hacer pausas activas, realizar ejercicio y dormir boca arriba o a medio lado izquierdo.
 
Tratamiento...
 
 
En la tortícolis postural será vital consultar un experto que determine si el paciente requiere de antiinflamatorios, relajantes musculares, analgésicos, estiramientos, masaje sedativo, fisioterapia con ultrasonidos o tracción cervical manual o con jáquima. Los estiramientos se hacen llevando la cabeza al lado derecho, izquierdo, de frente y hacia atrás, con una duración de 10 segundos cada uno; repitiéndolos tres veces al día”.

 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO