EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/129874
Bienestar 24 de Enero de 2014

Tatuajes, más allá de una moda

El usuario es:

Alejandro Rosales
Compartir:

La gente en el Caribe es cada vez más lanzada a la hora de hacerse un tatuaje.

No importa si este ocupa media espalda, un brazo, o desde la rodilla hasta el pie, es común ver a jóvenes y adultos, ya sea en un parque, la playa, la universidad o una oficina, con figuras tatuadas de gran calidad.

El tatuador barranquillero Alexander Rodríguez Neira, con 23 años de experiencia y mejor conocido en la capital del Atlántico como Alex Tattoo, cree que el tatuaje ha dejado de ser una moda y en esto ha jugado un papel importante la globalización de su cultura a través de los medios de comunicación y la proliferación de lugares para hacérselos.

Desde adolescentes hasta abuelos entran al local de Alex para tatuarse la piel.  En las dos distantes generaciones la mayoría de preguntas antes de tomar la decisión, son acerca de las normas de seguridad que se toman y la experiencia del tatuador. También indagan si podrán donar sangre, a lo que la respuesta es que no se puede durante el primer año después de la intervención. De último, dice Alex, preguntan por el precio.


Alexander Rodríguez recomienda usar las tintas certificadas.

El experto opina que si te quieres hacer un buen trabajo, que sobre todo garantice la salud, “no hay que escatimar en el dinero que se va a gastar”.

En promedio, un tatuaje pequeño que cubra cinco centímetros cuadrados de piel puede costar en Barranquilla entre los 80.000 y 100.000 pesos.

Según Rodríguez, últimamente la gente opta por tatuarse letras árabes, tribales, flores, rostros de familiares, animales como el águila y la iguana, o figuras mecánicas.

Escoge el lugar adecuado
Ten en cuenta al momento de decidirte hacerte un tatuaje que el sitio al que acudas tenga su registro de Cámara de Comercio, cuente con los permisos sanitarios que otorgan Distrisalud y el Damab, que sepa  manejar los residuos contaminantes y esté certificado en la prestación de primeros auxilios y administración de medicamentos e inyectología.

Si no cuenta con estos parámetros fundamentales de seguridad, es mejor abstenerse y buscar otro establecimiento, recomienda Rodríguez.

De igual forma, es importante que el local utilice los equipos y materiales adecuados, como máquinas, tinta y agujas. Tampoco hay que olvidar que si un menor de edad desea tatuarse la piel, debe contar con el permiso de sus padres o el adulto responsable que lo tenga a su cargo.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO