EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/129253
Bienestar 21 de Noviembre de 2013

Afeitarse, un ‘arte’ que tiene que saber llevarse

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Se debe tener en cuenta el tipo de piel antes de aplicar cualquier producto en la zona que se va a afeitar.

Giovanni Echeverry N.

Al quitarse la barba o afeitarse en cualquier parte del cuerpo, se deben aplicar varios productos para evitar irritaciones o molestias. 

El crecimiento de la barba en los jóvenes puede convertirse en algo incómodo y molesto si en los años en que esta comienza a salir no se aprende a llevar y a utilizar el mejor método para afeitarla.

En el mercado existen muchos productos para afeitarse, sin embargo algunos hombres utilizan jabón tradicional para hacer este procedimiento y luego no se aplican productos para disminuir el ardor y prevenir irritaciones en el rostro y la zona afectada.

Independientemente de si les sale o no barba, es recomendable que los hombres realicen tres pasos para el cuidado de la piel. Una buena limpieza, exfoliación e hidratación en las regiones específicas ayudará a lucir una piel sana.
Ahora bien, para una mejor afeitada, los expertos sugieren “un proceso de limpieza previo que permita tener la piel preparada. Lo ideal es lavar el rostro inicialmente con agua tibia y finalizar con agua fría”, dice María Fernanda Cuarán, entrenadora de Natura cosméticos y añade que esa limpieza puede realizarse por las noches.

Luego de eso, se debe utilizar el producto de afeitada recomendado para cada tipo de piel. “Si es una piel grasa preferiblemente se debe usar gel de espuma y si es una piel normal o seca es mejor hacerlo con bálsamo. Los dos tipos de piel pueden finalizar con tónico. Esto les permitirá disminuir la resequedad del proceso diario de afeitada”, dice la experta.

Para finalizar una afeitada sin molestias, conviene utilizar un hidratante que selle los poros y cuide la piel afectada por el resto del día.

Para identificar el tipo de piel, hay que tener en cuenta dos cosas: el brillo y la sudoración. “Si la piel presenta en la zona T del rostro (frente y nariz) más brillo y oleosidad es una piel mixta, si por lo contrario se refleja en todo el rostro es una piel grasa. Una piel normal o seca no cuenta con el grado de oleosidad de las pieles anteriores, aunque refleja un poco de brillo natural producido por la sudoración normal de la piel”, concluye la experta.

Si la piel presenta una irritación u otro tipo de manifestaciones fuera de lo común es recomendable asistir a un especialista de la salud para que este recomiende los productos a usar.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de Bienestar Más de revistas