EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/150546
Temas del Padre 03 de Noviembre de 2018

Valora lo que eres…

El usuario es:
Padre Alberto Linero

Me encuentro con un joven al que admiro, por sus logros y porque solo ha sabido batallar y alcanzar sus metas, me sorprendo cuando me dice que él se siente un fracasado, un frustrado. Escucho sus argumentos y veo que son totalmente irracionales e irreales. Le muestro todo lo que ha hecho, lo que ha ganado, hasta dónde ha llegado y me mira con cara de todo eso es poco. Y por eso le comparo con tantas personas que tienen mejores posibilidades que él y que no han podido realizarse ni alcanzar las metas que él ha logrado. Le pido que revise bien lo que le he dicho y nos despedimos, pero me quedo pensando: ¿cómo puede alguien tener una visión tan distorsionada de sí mismo?

 Me pregunto si ese sentimiento de tristeza, de depresión, de miedo que algunas veces tienes tú, que me lees, es fruto también de miradas irracionales de tu ser, de evaluaciones distorsionadas de tu vida. Es probable que también tú te hayas metido en la cabeza que eres un fracasado, un perdedor, y estés viendo de una manera irracional toda tu vida.

 No creo que nadie sea realmente un perdedor o un fracasado, estoy seguro que en la vida de todos siempre hay triunfos y realizaciones que nos puede impulsar a nuevas conquistas. No dejes que esas ideas irracionales dominen tu cabeza, cuando lleguen cuestiónalas y date cuenta las realidades objetivas que dicen lo contrario.

 Estoy convencido que eres alguien que ha alcanzado metas, que tiene cualidades, que tienes conocimientos que otros no tienen, que puedes ofrecerle al mundo lo que otros no pueden –porque que eres único e irrepetible- y tienes que centrarte en eso para salir adelante. Es necesario que generes una actitud diferente frente a ti mismo, que comiences a descubrir todo lo valioso que hay en ti, que tengas un diálogo interno positivo, optimista en que se realcen todas tus posibilidades, es necesario que converses con esas personas que te aman y que te valoran para que puedan expresarte todo lo que te admiran, y claro tienes que hacer planes en las que tus objetivos sean alcanzables y con victorias tempranas puedas ir confirmando todas las posibilidades que tienes. No puedes dejar que la vida se vuelva una continua evaluación negativa sino que tienes que darte cuenta de las victorias que has obtenido y valorar en un contexto de realidad.

Es muy probable que esa visión distorsionada e irracional que tienes de ti sea fruto de las experiencias del pasado, de tus derrotas, de la crianza, de los insultos que te han hecho en la vida pero todo eso debe ser contextualizado y entendido a la luz de las circunstancia del momento y no absolutizados como si fueran una versión definitiva de ti. Aunque esa visión fuera realidad, ayer, hoy, puede ser distinta porque los seres humanos somos dinámicos y podemos mejorar. Tienes que comprometerte en dar tu mejor versión y eso inicia por tener un auto-concepto más adecuado y positivo que te genere un proyecto con tareas y objetivos muy precisos que te hagan sentirte pleno y realizado.


 Es el momento que te convenzas que estás llamado a ser feliz, y que eso depende más de ti que de los demás. Para ello tienes que tener una buena autoestima y autoeficacia. Sé feliz. 

@Plinero 
www.elmanestavivo.com
www.jai.com.co
 

 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas