EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/152340
Temas del Padre 27 de Abril de 2019

Una lección de superación

El usuario es:
Padre Alberto Linero
Compartir:

Me gustan las historias personales de superación. Creo en el poder que los humanos tenemos en el corazón de vencer las adversidades y superarnos. Estoy seguro de que todos podemos renacer y conquistar los objetivos que nos hemos planeado. Además, sé que esto no es fruto de la magia ni de las buenas intenciones, sino de la decisión respaldada por disciplina y dedicación. Todo el que decide y trabaja puede hacerlo, puede conquistar los sueños que lo impulsan a vivir. La verdad no se mucho de golf, nunca lo he practicado, pero me ha emocionado mucho la actuación de Tiger Woods en ese domingo en el que se coronó campeón del mundo.

 Hay que recordar que Tiger Woods cuenta con 14 majors, convirtiéndose así en el segundo jugador con más majors ganados en la historia de ese deporte, a cuatro de Jack Nicklaus. Ganó cuatro títulos en el Masters de Augusta de 1997, 2001, 2002 y 2005; tres del Abierto de los Estados Unidos de 2000, 2002 y 2008; tres del Abierto Británico de 2000, 2005 y 2006; y cuatro del Campeonato de la PGA de 1999, 2000, 2006 y 2007. Luego tuvo varias lesiones que pusieron en riesgo que pudiera seguir caminando, tuvo un tormentoso divorcio cuando su esposa lo pilló en unas infidelidades y este confesó que era adicto al sexo y a los sedantes. En resumen, su vida se estaba yendo al traste. Al punto que los expertos lo consideraban un golfista retirado de las competencias profesionales y pocos (casi nadie) creían que podría volver a ganar un torneo importante. De hecho, en el 2017 fue sub-capitán de la copa presidente, casi como un homenaje por haber sido un gran golfista porque estaba en el puesto 1.193 del ranking y en principio no podía participar. Pero este hombre de 43 años fue capaz de ascender hasta los primeros lugares del ranking y volver a ganar torneos importantes. Ahora al recuperar el Master de Augusta consolida totalmente su recuperación y hace brillar su puesto en la historia del golf –que para algunos es el primero, ya que creen que nadie ha sido mejor que él– dando no solo una lección de golf sino de vida para muchos que perseguidos por las desgracias y buscadores de grandes problemas que creen que todo está perdido.

 Por eso admiro de Tiger Woods su capacidad de superar dificultades. No fue fácil, fueron muchos días de entrenamiento, mucha serenidad y concentración; pero sobre todo una gran decisión para respaldar con buenas actitudes su gran talento. Es una lección para todos. Tú, que crees que ya estás derrotado, puedes encontrar acá una invitación para que hoy decidas trabajar con mucha disciplina y hacer realidad los sueños que tienes.  No ganó en Augusta, de nuevo, por arte de magia ni por su historia, sino porque se esforzó al máximo preparándose para ser un triunfador. Su talento respaldado con disciplina y esfuerzo. En vez de llorar, de decir que nadie te ayuda, que todos te han dado la espalda, lo que corresponde es hacer un plan de trabajo, dedicarte con todas tus fuerzas y comenzar a obtener victorias tempranas que te catapulten hacia tu meta más preciada.

@Plinero 
www.elmanestavivo.com
www.jai.com.co
 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO