EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/151255
Temas del Padre 05 de Enero de 2019

Una buena experiencia de fe

El usuario es:
Padre Alberto Linero
Compartir:

Me impresiona mucho cómo la experiencia de la religión termina siendo fuente de división y de manifestaciones de odio y de miedo, todo lo contrario de lo que es su esencia. Sí, históricamente hemos dejado que nuestras creencias nos lleve a enfrentarnos y a querernos eliminar. Desde mi experiencia de fe y el ministerio que he vivido me niego a que esa sea la razón de ser de mis creencias. He entendido la fe como una praxis, como un compromiso ético con el amor que se expresa en la bondad, en la verdad y en la compasión. Toda la doctrina, la moral, la liturgia tienen que concretar esa apuesta espiritual y por eso deben celebrar y vivir el amor y la compasión. Sin embargo, lo que experimentamos hoy es que hay una división entre lo que se cree, se celebra y lo que se vive a diario.

Así lo denunció de nuevo el Papa Francisco en su primera catequesis de 2019 a aquellas personas que van cada día a la Iglesia «y después viven odiando a los demás o hablando mal de la gente. Esto es un escándalo». Y ha añadido: «Es mejor no ir a la Iglesia. Vive como un ateo. Si vas a la Iglesia, vive como hijo, como hermano, da un verdadero ejemplo». Este es un llamado para todo el que se declara creyente a mostrar en su diario acontecer los valores de su fe.  No se puede creer en Dios y ser fuente de odio en el diario vivir. Teniendo en cuenta el sermón de la montaña (Mateo 5-7), el Papa nos recuerda que el verdadero creyente es el que es capaz de amar, de trabajar por la paz y de ser constructores de un reino de justicia y equidad. No se trata de hablar mucho y bonito delante de Dios, como un papagayo, sino de ser un buen ser humano delante de los hombres, es esa coherencia. También insistió en el carácter revolucionario del evangelio. Teniendo claro que esa revolución no se refiere a ninguna ideología política, sino a vivir de una forma contraria a lo que los valores de la sociedad de hoy adora y sigue.  

Estas declaraciones del Papa nos tienen que hacer reflexionar a todos. Es hora de que entendamos que odiando, insultando, difamando y haciendo violencia no podemos decir que somos creyentes. Ojalá los que en las calles, en las acciones políticas y en las redes se dedican a propulsar odio en sus comentarios y acciones entiendan que con esa misma actitud no pueden hacerle culto al Dios del amor. Sin amor y sin compasión no hay manifestaciones sanas de la fe. Una experiencia que nos lleve a odiar no vale la pena, no debe ser tenida. Hacer de la fe una manera de creernos mejores que los demás y volvernos sus jueces no tiene sentido y hace mucho daño. Por eso al iniciar este 2019 debiéramos hacer el compromiso de vivir a la manera de Jesús: amando, perdonando, sirviendo, siendo compasivos y construyendo relaciones sanas con nuestros próximos. Para odiar ya la sociedad nos ha dado muchos pretextos y no tiene sentido hacer de la fe uno más. Hoy te invito a ser compasivo y así a ser un buen ser humano, esto es, un buen creyente. 

@Plinero
www.elmanestavivo.com
www.yoestoycontigo.com

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO