EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/150922
Temas del Padre 01 de Diciembre de 2018

Sin excusas

El usuario es:
Padre Alberto Linero

Nos hemos acostumbrarnos a excusarnos. Nos hemos convencido de que tener un relato, un culpable, un argumento nos hace bien y nos garantiza el éxito. No sé si ustedes han caído en la cuenta de que a mayor número de excusas tenemos, menor es el número de nuestros logros. 
Cuando la gente no gana tiene justificaciones. Algunas veces las excusas son tan creativas que rayan en lo brillante; sin embargo, ese mal de la “excusitis”, tan típico nuestro, es una de las mayores anclas que tenemos en nuestro crecimiento personal, laboral y familiar. Como nos sentimos justificados no hacemos nada más, ningún esfuerzo más. 

No se aprende a mejorar porque en la excusa está condensada toda la razón por la cual no se logró lo que se esperaba. Es muy fácil decir: “No es mi culpa”, “yo quise pero no se pudo, por esto y por aquello y por lo otro, y encima pasó esta cosa y mil más”. Entonces “yo, soy víctima de las circunstancias”. Siendo así, no queda más que lamentar el hecho y prepararse para una próxima oportunidad en la que se sacará otra excusa igual o mejor a esta. Pues en la medida en que vamos excusa tras excusa, nos hacemos mejores, casi que expertos en ese tema de las justificaciones, llegamos incluso a rayar en lo genial. Sin embargo, ganamos nada o ganamos muy poco. 

Para comenzar a ganar hay que abandonar el tema de las excusas, hay que dejar de hacer lo que está mal, hay que corregir, hay que aprender a prever mejor, hay que ser más capaces, hay que buscar la forma de aguantar más, hay que saber escuchar, hay que ser inteligentes con la gente y aprender a ser equipo, incluso con aquellos que pueden ser un incordio para nuestra paz. Si dejamos de justificar y comenzamos a darlo todo, también comenzaremos a ganar, a alcanzar metas y a no quedarnos en excusas que siendo anclas nos dejan plácidos pero con las manos vacías. 

Mucha gente no ha ganado nada nunca porque precisamente se ha empeñado siempre en sacar excusas para no arriesgarse, para no dar saltos que los lleve a ser mejores, a crecer, a vencer sus miedos. Es muy triste cuando de alguna manera nos cerramos a las posibilidades de alcanzar nuestros sueños, cuando no nos sentimos capaces de llegar a algún lugar al que en algún momento nos hemos propuesto, y por esas causas sacamos las mil y una justificaciones para no hacer nada, para quedarnos quietos. Cuando las excusas nos mantienen en nuestra zona de confort, seguramente será muy difícil abandonarlas cuando ellas nos brindan seguridad y nos hacen quedar quietos, entonces difícilmente podremos dar pasos  hacia nuestros sueños y acabaremos estancados.

Quisiera  invitarte a que no busques en las cosas externas, ni en ti mismo justificaciones; tal vez pueda haber razones, pero esas razones tienen que ser vencidas con esfuerzo, con trabajo y no elevadas al altar de talanqueras porque se convirtieron en excusas para estar derrotado. 

@Plinero 
www.elmanestavivo.com
www.jai.com.co
 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas