EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/152812
Temas del Padre 15 de Junio de 2019

Saber cerrar

El usuario es:
Padre Alberto Linero
Compartir:

De las cosas más difíciles que me suceden cuando escribo un libro es terminar los capítulos. Siempre es difícil poner punto final. Pareciera que uno siempre tiene algo más que decir y a veces no quiere terminarlo. De esto me ha quedado claro que uno de los aprendizajes que tenemos que tener, si queremos ser felices, es aprender a soltar, aprender a cerrar ciclos y a dejar atrás. Sé que hemos sido criados para retener y acaparar. Nos han hecho creer que las realidades tienen que ser permanentes y eternas en nuestro ser. Suponemos que hay realidades que se quedan estáticas e inmutables. Pero no, somos seres dinámicos que cambian, que siempre están “haciéndose” y que deben re-inventarse una y otra vez. Por lo menos en estas coordenadas de tiempo y espacio en las que vivimos, todo cambia, todo fluye y sin duda formamos parte de este sistema.

Es necesario estar reconciliados con nuestro pasado. No podemos tener un buen futuro si no hemos aceptado, asumido y aprendido de nuestro pasado. No podemos vivir en el pasado para siempre. Lo pasado, pisado. Tenemos que aprender a perdonarnos, hay que aceptar que fallamos, y debemos asumir las consecuencias y  seguir adelante. Tenemos que sanar las heridas que nos han ocasionado en el pasado. Hay que tratarlas psicológica y espiritualmente de tal manera que sanen, y que no sea un lastre para continuar, sino una motivación para seguir luchando y dando lo mejor de nosotros.

Debemos entender que somos finitos y que por lo mismo hay relaciones, experiencias y negocios que se acaban. Sí, se acaban. Y lo tenemos que aceptar aunque nos duela. Ahora, que se terminen no significa que tengamos que volvernos enemigos de esas realidades o que debemos negarlas como si no hubieran existido. Las agradecemos, evaluamos todo lo vivido y aprendemos para el futuro.

Yo creo en las celebraciones simbólicas que le ponen punto final a experiencias del pasado. Es necesario que podamos concretar en una acción simbólica todo lo que hemos vivido y aprendido. Acción que se debe hacer con libertad, sencillez, serenidad y con la firme decisión de dejar todo atrás y mirar hacia adelante.

Me gusta mucho la palabra griega metanoia, cuyo significado no cabe en las palabras castellanas que se usan para traducirla, y que tiene que ver con una renovación total del ser humano. Es una renovación integral que nos lleva a ser, a estar, a juntarnos, a valorarnos y a juzgar de una manera nueva. Seguro hay innegociables, eso que Aristóteles llamaba “esencia”, que no cambian, pero también hay muchas otras que sí y las tenemos que enfrentar.

Creo que una buena experiencia espiritual nos ayuda a vivir en esa dinámica de renovación. Me emociona en el cristianismo la certeza que expresa Isaías: “Dios hace nuevas todas las cosas” (Isaías 43,19) y que subraya el Apocalipsis: “Y el que está sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21,5). Creer en Él también es dejarse renovar por su acción poderosa y amorosa, allí se entienden los procesos de perdón, la conversión continua y la vida vocacional.

@Plinero 

 www.elmanestavivo.com
www.jai.com.co

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO