EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/156450
Temas del Padre 18 de Julio de 2020

Modelo de incoherencia

El usuario es:
Alberto Linero
Compartir:

La señora con actitud de dueña de la verdad dice con tono agudo: - “es que tienen que enseñarles ética”, y en un momento recordé todos los “ladrilludos” discursos que he leído y escuchado sobre la filosofía de la acción en tantas aulas en las que he estado; y quise decirle: - el problema no es que le enseñen ética sino cómo se la enseñan.  Pero preferí quedarme callado, me compuse el tapabocas y seguí para el estudio de grabación en medio de todas condiciones de bioseguridad del canal.

Pero seguí pensando que parte del problema de nuestra tragedia ética que se expresa profundamente por todas las dimensiones de nuestra sociedad es un problema didáctico. La tragedia de nuestra sociedad es que enseña ética como enseña matemáticas y son dos realidades muy distintas. La ética no se enseña a punta de discurso y de clases magistrales. Las habilidades que se tienen que desarrollar, para el desempeño ético, son totalmente diferentes y exigen un entrenamiento propio.

Por ejemplo, si haces memoria, tú no aprendiste a ser honesto con los disquisiciones de los filósofos sino con el ejemplo de tus viejos y de las personas mayores de edad que tú que admirabas y tratabas de imitar. Si hoy nos quejamos de la falta de comportamientos éticos debe ser porque a los seres de carne y hueso se les olvidó a vivir virtuosamente, éticamente. No hay a quien imitar. Desde que los papás pueden robar con los hijos no hay discurso ético que aguante. El viejo Quinina –mi papá- no sólo era honesto sino que trataba de demostrármelo en todo momento; mis viejos profesores no sólo me enseñaban con sus clases sino con sus maneras de vivir, eran personas que trataban de ser modelos de vida para nosotros. Luego la enseñanza ética se daba en cuanto trabajamos relación sin ninguna intención distinta que vivir. Y no estoy cayendo en el lugar común de que los valores se acabaron y que todo tiempo pasado fue mejor. No. Estoy seguro que las condiciones de vida de hoy soy infinitamente mejor que las de ayer, y los valores siguen estando dispuestos para nosotros. Lo que estoy diciendo es que lo buenos comportamientos dejaron de ser una realidad diaria y quedaron difuminados en bellos discursos que nos dan en los salones de clase. Lo que estoy diciendo es que en la vida diaria nos acostumbramos a hacer lo inmoral, lo corrupto, lo ilegal y a disfrazarlo con eufemismos o con teorías peregrinas que no resisten un buen análisis. Insisto si lo niños y los jóvenes no tienen buenos comportamientos es porque no tienen a quien imitar o los que se presenta como modelos de vida no son los adecuados. Sé que hoy el mundo con la presencia de la tecnología es más complejo y los niños y jóvenes reciben una mayor e intrincada influencia pero sigo creyendo que si los adultos que están al lado son modelos deseables, coherentes, claros y con los que se pueda conversar y querer imitar las cosas serían a otro precio. En últimas creo que la tragedia es que creemos que se puede ser feliz diciendo algo y viviendo todo lo contrario; nos convencimos que la incoherencia es la clave del éxito y eso es lo que le demostramos a nuestros jóvenes y luego nos quejamos porque lo han aprendido con excelencia.

@Plinero 
www.elmanestavivo.com
www.jai.com.co

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA