EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/154102
Temas del Padre 19 de Octubre de 2019

Mantenernos motivados

El usuario es:
Padre Alberto Linero
Compartir:

Me piden constantemente que motive distintos grupos humanos, tarea que me parece importante y valiosa, pero que a veces no es bien entendida. Siempre que me pongo frente a un grupo para proponerles unas ideas que los motiven, les recuerdo que la motivación no es un acto mágico –no creo en la magia en ninguna de las dimensiones de la vida- y que todo depende de nuestro trabajo y esfuerzo diario. Creo que, para poder vivir motivados, debemos tener claras las siguientes actitudes:
 
1. Tener claro los objetivos y sus beneficios para la vida. Muchas veces, las dificultades hacen que se nos olvide cuál es nuestro objetivo y que terminemos sin saber muy bien el por qué estamos luchando. Cuando nos desmotivamos, es porque hemos perdido de vista todo lo que ganamos al lograr el objetivo por el que estamos trabajando. Ese listado de beneficios debe ser explícito y lo debemos releer cada vez que sea necesario.

2. Entender que ningún triunfo es fruto de la magia. Con los chasquidos de dedos no se consigue nada. Algunas veces veo que la gente se desanima por las dificultades que experimentan en el camino hacia el objetivo que buscan, como si alguien les hubiera dicho que no iba a haber dificultades. La verdad es que ellas van a estar siempre y las tenemos que valorar en su dimensión real –sin catastrofismos-, y debemos tener claro que siempre se pueden superar.

3. Hay que ser constante en las decisiones que se han tomado para la consecución del objetivo. No se puede dejar que nuestras acciones estén al vaivén de nuestras emociones. En ocasiones, nos debemos sobreponer a lo que sentimos y seguir adelante, porque se supone que tenemos claro qué es lo mejor para nosotros. Esto requiere mucho carácter para no desfallecer y abandonar ante los problemas que a diario tenemos. A veces hay que apretar los dientes y no tener miedo.
 
4. Establecer relaciones de equipo que te ayuden a mantenerte animado. Las críticas son importantes y debemos estar rodeados de personas que nos muestren los errores, pero no podemos rodearnos de personas pesimistas que no ven nunca ninguna esperanza. Necesitamos a nuestro lado gente competente, que desde su análisis realista nos animen y nos contagien con su entusiasmo.

5. Una experiencia espiritual que nos haga conscientes de lo valioso que somos y nos impulse a superar todas las dificultades que enfrentamos. Una experiencia espiritual que no esté basada en la magia, ni en la superstición –algunas prácticas piadosas así lo parecen-, sino en el trabajo y el esfuerzo desde la conciencia de la ayuda de Dios (Isaías 41,10)
Ahora, ten claro que la verdadera motivación es la automotivación. Es desde dentro de ti que debe emanar esa fuerza que se expresa en actitudes y acciones concretas todos los días. Estoy seguro de que siempre podemos salir adelante y que los fracasos son oportunidades para aprender y crecer en nuestras competencias y habilidades. Confío en que con buenos equipos de vida y relaciones respetuosas, funcionales y emocionantes, no nos dejaremos desanimar por las derrotas parciales y nos lanzaremos al triunfo existencial que estamos buscando.

@Plinero 
www.elmanestavivo.com
www.jai.com.co
 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA