EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/152612
Temas del Padre 25 de Mayo de 2019

Hola, soledad

El usuario es:
Padre Alberto Linero
Compartir:

Hay gente que hace todo lo posible por estar sola. Se comportan de tal manera que nadie quiere estar a su lado. Personas que no saben valorar a las personas que los acompañan y que les ayudan en la vida diaria. Todos tenemos que preguntarnos si nuestros comportamientos terminan repelando a las personas que están cerca. Es necesario tener claro esto para no terminar llorando por la soledad cuando realmente nos la hemos ganado.

Hay, por lo  menos, tres actitudes que alguien que no quiere cosechar soledad tiene que evitar: 

 1- Maltrato. Nadie quiere ser ofendido, herido o despreciado. Todos nos alejamos de las personas que usan las palabras como cuchillos afilados que se entierran en nuestro ser para dañarnos. Las personas sanas buscan estar lejos de aquellos que nunca reconocen las virtudes y las cualidades, sino que tienen siempre su mirada enfocada en los defectos para hacerlos notar de manera estrepitosa.  Ningún tipo de maltrato (verbal, físico, emocional sexual, etc.) se puede permitir. Hay que ser asertivos y ser capaces de decir “lo lamento, pero esto no lo permito” y tomar distancia. Quien vive maltratando terminará, tarde que temprano, solo y aislado.

 2- Orgullo excesivo. Hay personas expertas en hacer sentir inferior a los que están a su lado; tiene las palabras, las actitudes y las acciones propias de quienes están seguros que hacer sentir mal a los otros les ayuda a sentirse más “grandes”.  Son esos que en todo momento están señalando lo malo que tienes o haces, y lo hacen para sentirse superiores a ti. Te restriegan sus logros y trofeos como una manera de hacerte sentir poca cosa. No son capaces de reconocer sus errores ni de asumir con humildad roles que no sean protagónicos. Algunos hasta usan sus creencias religiosas para sentirse superiores a los demás y juzgarlos constantemente. Lo normal es que esos que miran con desprecio al otro terminan sin tener a quien mirar porque todos les abandonan y les dejan solos.

3- Egoísmo. Algunos están seguros que lo único que importa es lo de ellos, por eso hacen un esfuerzo por acapararlo todo y no dejar nada para los demás. Son personas que nunca piensan en los demás, ni reconocen intereses distintos a los suyos. Las relaciones con estas personas son muy difíciles porque no se puede tener un espacio para construir el propio proyecto, ya que sólo es importante la realización de su proyecto. Con ellos la vida se vuelve un infierno porque todo tiene que terminar en un conflicto, ya que no aceptan que nada pueda ser compartido con generosidad.

Si te quedas al lado de personas caracterizadas por estas actitudes, tú serás el responsable de no ser feliz. No podrás culpar a nadie de las desdichas que resulten de ese tipo de relaciones. Hay que saber decir basta, y tomar todas las distancias que se requieran para no estar bajo su influencia. Tu felicidad es lo que está en juego y eres tú el que tiene que decidir cómo vivir.

@PLinero
www.albertolinerogo.com
 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO