EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/151571
Temas del Padre 09 de Febrero de 2019

Expuestos por la tecnología, una oportunidad para ser coherentes

El usuario es:
Padre Alberto Linero
Compartir:

Los avances tecnológicos han cambiado al mundo. El ser humano que habita el planeta hoy, de alguna manera, tiene características muy distintas al de hace varias décadas. Las formas de comunicarse, de juntarse, de divertirse, de usar la ciudad son realmente novedosas y tienen envergadura antropológica. Eso nos enfrenta a nosotros, los inmigrantes digitales, a conflictos muy serios en nuestra cotidianidad, ya que tenemos unas maneras de vivir que hoy son anacrónicas o ponen en evidencia nuestros errores. Hoy por ejemplo nos enfrentamos a la falta de definición de la frontera entre la esfera pública y la de lo privado. 

Me impresiona como hoy la gran mayoría de tus actos tienen la posibilidad de ser conocidos en la red, hoy se graba y se publica lo que dices en una reunión con unos amigos, lo que haces con tu pareja, lo que vives en tu trabajo. Parece que todo es sujeto a volverse viral en cualquier red incluso en WhatsApp. Con lo cual se borra toda frontera entre lo público y lo privado. Estamos condenados a ser vistos, oídos, espiados constantemente. No importan los contextos, ya que estos seguro no van a ser analizados, bastará con que vean la imagen o escuchen el audio para enjuiciarte y volverte el objeto de las peores burlas. 

Algunos dicen que no tener estas fronteras bien definidas es una gran derrota de la vida actual. Es probable que la pérdida de intimidad ocasione dificultades serias para la manera como se desarrollan las personas, pero también creo que estas acciones son una ganancia. Creo que este cambio es una invitación a la coherencia, una invitación a evitar la doble vida, los dobles discursos. En nuestra sociedad se estaba acostumbrada a decir y hacer una cosa en lo privado y a decir y hacer otra en lo público. Hoy queda claro que te debes comportar en lo secreto cómo quieres ser reconocido en lo social. Siempre un ojo ve y una cámara graba. Tienes que actuar como quieres que te vean, porque siempre te están viendo. Sé que no es fácil para quienes están acostumbrados tener la vida bien segmentada por estancos.

¿Es un condicionamiento de nuestra libertad? Seguro que sí, pero no creo que podamos hacer mucho en una época en la que las tecnologías se han metido en todos los espacios de la vida y nos conocen hasta lo más mínimo. En internet se procesan todas nuestras prácticas y dinámicas diarias. No les extrañe que, gracias a los algoritmos, ellos estén más informados que ustedes sobre lo que desean y les gusta hacer. 

Ante esto solo tenemos dos posibilidades: o nos comportamos como verdaderos dinosaurios o nos adaptamos entendiendo que somos parte de la gran red que la tecnología ha creado. La primera acción para adaptarnos es comenzar a ser coherentes y evitar toda fisura ente lo que pensamos, creemos, decimos y hacemos. No importa donde estemos, tenemos que ser auténticos y genuinos. La segunda es ser libre y no dejar que la fuerza de la opinión –expresada en el número de likes que obtienes– determine tus comportamientos, esto es, que cuando tu actuar salga a la luz no tengas que esconderte sino que aceptar, responsablemente, que eres así. 

 

@Plinero 

www.elmanestavivo.com

www.jai.com.co

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO