EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/151197
Temas del Padre 29 de Diciembre de 2018

El tiempo

El usuario es:
Padre Alberto Linero

Todo pasa. Los días van pasando y se van llevando parte de la vida. No podemos quedarnos anclados en un instante de la historia, por muy linda y sublime que sea, y eso nos parece una gran pérdida. Pero esa no es solamente una pérdida, porque simultáneamente significa que el devenir del tiempo se lleva, también, los malos momentos y las malas experiencias. Somos seres que viajamos, que estamos siendo. Lo malo es que nos vamos volviendo viejos y que aunque se digan muchas cosas lindas sobre la vejez, es realmente una enfermedad que nos restriega nuestra fragilidad. Por eso lo más importante es ser capaces de gozar cada situación del presente con toda la pasión posible, entendiendo que no durará mucho, que se transformará rápidamente y que sólo nos quedará el jugo existencial que le hayamos podido exprimir. No vale la pena vivir en el pasado con recuerdos que nos deprimen ni vivir en el futuro a través de manifestaciones ansiosas que nos hacen desesperar. 

Somos conscientes que este año 2018 va terminando y con él muchas de las situaciones que hemos vivido, que no tenemos por qué quedarnos atrapados en los errores cometidos ni en las decisiones erradas, que podemos abrir de nuevo nuestra agenda para planear mejores situaciones y realizar los sueños que tenemos. Estos días deben ser usados para pensar bien cómo estamos viviendo, hacia dónde estamos llevando nuestra vida, qué sentido le estamos dando a todo lo que hacemos.  Es el momento de hacer evaluaciones y darnos cuenta de si estamos tomando las mejores decisiones, si las actitudes con las que enfrentamos la vida nos ayudan a resolver los conflictos y a crecer como individuos y sociedad, y a revisar si nuestras acciones concretas, los valores y las palabras que decimos nos definen. Evaluar cómo estamos teniendo las relaciones interpersonales, si estamos aceptando a los otros tal cual son y ayudándolos a ser cada día mejores, si los respetamos en la diferencia y construimos proyectos en los que cada uno es responsable de lo que hace. Si estamos amando en libertad y transparencia. Pero también evaluar la relación que tenemos con nosotros mismos y la manera como nos hablamos y tratamos. Sin duda la relación consigo mismo es la base de las relaciones con los demás. 

También hay que hacer propósitos –que espero sean pocos, reales y concretos- y delinear la manera como los vamos a realizar. Es fundamental iniciar el nuevo año con metas claras que puedan jalonar la vida y llevarnos a los lugares físicos y existenciales en los que queremos vivir. Trazar planes es fundamental para poder vivir felices. Cada uno tiene que determinar su vida y para ello tiene que ser capaz de planear bien qué quiere. El tiempo va a pasar, pero es fundamental saber que no pasará en vano, sino que tendrá la impronta de lo que has querido hacer y así podrás contar a tus nietos las experiencias que quedan. La experiencia espiritual es fundamental. Es bueno que saques tiempo para sumergirte en tu propio mar y bebas agua de ti mismo, que allí seguro está el Dios de la vida llenándote de su fuerza y su poder. 

@Plinero 
www.elmanestavivo.com
www.jai.com.co
 

 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas