EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/153772
Temas del Padre 14 de Septiembre de 2019

Coherencia, por favor

El usuario es:
Padre Alberto Linero
Compartir:

Una cualidad fundamental, para alguien que quiera ejercer un rol de liderazgo es la coherencia. Ese esfuerzo diario porque haya una coincidencia entre lo que se dice, se hace y se cree. Entiendo que nadie tiene una coherencia absoluta, pero estoy convencido que todos debemos luchar  por recorrer el camino de la consistencia. Una de las pérdidas más grandes de la sociedad actual es ocasionada por el cinismo con el que algunos, que ostentan roles de dirección de grupos, aceptan públicamente que no son coherentes con el credo de valores que proponen. En este contexto es preocupante lo que sucede hoy con algunos “influencers”. Por ejemplo el caso de Yovana Mendoza, youtuber mexicana, conocida como Rawvana, quién promocionaba en su canal dietas de comida saludable vegana; Quedó expuesta en un video blog de Pautips, en donde se ve a la influencer en un restaurante de Asia comiendo un plato de pescado, es decir, la que promueve todas las creencias del veganismo come proteína animal. 

También tenemos el caso McKrae Game, fundador de una organización que promete “convertir” homosexuales en heterosexuales, ¡¡¡se declaró gay!!! Game pidió perdón, reconociendo que muchas personas intentaron suicidarse por su culpa, y aseguró que quiere escuchar a quienes afectó; el que señalaba a los otros de “enfermos” sufría la peor enfermedad, la de usar los preceptos religiosos y las debilidades de sus “fieles” para manipularlos.

O que decir de todos los escándalos de pedofilia que ha habido en la iglesia católica de personas que se presentaban como defensores de los derechos de los niños. 
No podemos perder el valor de la coherencia. Sin coherencia no hay autoridad. Y sin autoridad tenemos el caos como destino. Es el momento de exigirle a nuestros líderes, a todo aquel que tenga un rol de dirección y de guía que ese esfuerce por ser consistente. Esto implica: 
1. Tener claro cuáles son los valores que nos impulsan a diario, que nos caracteriza y que huella queremos dejar en la historia. 
2. Precisar que actitudes y acciones encarnan esos valores, debe reflejarse en comportamientos concretos, no basta con gritar qué creemos tal o cuáles valores si nuestro actuar lo niega.  
3. Ser honesto, sincero y disciplinado, que la gente sepa a qué atenerse con nosotros. Engañar y manipular expresa la peor condición humana. 
4. Tener las mismas actitudes y acciones en lo privado como en lo público. Esto no solo se debe hacer por sinceridad, que ya debe ser suficiente motivación, sino porque hoy en el mundo de los teléfonos con cámara siempre estamos monitoreados y grabados.

Tenemos que ser críticos y no seguir a cualquiera; dudar, constatar, preguntar son actitudes necesarias ante cualquiera que se presente con intenciones de liderarnos. 
No creas que el poder es suficiente para creer en los otros. ¿Qué tan coherente eres? ¿El que te vea actuar podría saber cuáles son los valores que te definen? 

No soy absolutamente coherente, pero todos los días lo intento. 

@Plinero 
www.elmanestavivo.com
www.jai.com.co

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA