EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/149294
Temas del Padre 07 de Julio de 2018

Aprovechando oportunidades

El usuario es:
Padre Alberto Linero

Mi abuela siempre insistía en que hay trenes que solo pasan una vez en la vida y por eso se debe estar atento y subirse a él; esto lo decía hablando de las oportunidades obtenidas en la vida y que no se deben dejar pasar. Ella estaba convencida que uno debe estar preparado, presto y decidido a aprovechar la oportunidad que, por su talento, posibilidades y ese poquito de suerte (no es magia, pero no encuentro otra manera de llamarla) que siempre hay en la existencia. Conozco muchas personas que no aprovechan la oportunidad que tienen y luego lloran culpando al destino o a otras personas de lo que pudo ser y no fue.

Para hacer efectivas esas oportunidades primero deben tenerlas, y esto implica ser talentoso, disciplinado y atento. No pidas a la vida lo que no te has esforzado en conquistar. Debes reconocer todas las capacidades que hay en ti y usar tus habilidades para realizar tus proyectos, no sigas esperando que caigan del cielo opciones, debes buscarlas y para ello es fundamental reconocer todo lo que sabes y puedes hacer. Pero no basta con el talento, es necesario que tengas carácter, solidez, compromiso, constancia y sepas ser disciplinado en la ejecución de tus decisiones. Sin disciplina, por muy talentoso que seas, vas a fracasar o a tener un éxito fugaz. Solo el disciplinado se mantiene en la cima y triunfa constantemente. Ahora, también se necesita atención para no dejar pasar las opciones, para entender el momento y actuar con la asertividad requerida. Si te distraes pierdes. La vida se hace con los ojos abiertos, la boca cerrada y las manos en disposición de actuar. Muchos se dan cuenta de la oportunidad cuando ésta ya pasó.

Y si se te pasó la oportunidad no llores, no te quejes, no busques culpables afuera sino analiza y aprende de los errores cometidos, anímate y esfuérzate por encontrar una nueva oportunidad. Seguro llegará si haces la vida de la mejor manera y te esfuerzas por dar lo mejor de ti. No olvides que siempre es necesario ser solidario, es decir, trabajar en equipo, manteniendo actitudes sinérgicas que te permitan responder a la integralidad de las situaciones.

Me molesta que algunos echando mano de la idea del destino o argumentando que las situaciones ocurren porque son voluntad de Dios, justifiquen el no aprovechar las oportunidades. Eso me suena mediocre y evita que se haga un buen análisis y se aprenda de los errores cometidos. Muchos terminan diciendo “el tiempo de Dios es perfecto”, escondiendo que por sus fallas fracasaron y no lograron sus objetivos porque no hicieron lo que tenían que hacer. Afirmar “el tiempo de Dios es perfecto” se usa para consolarse sin asumir la responsabilidad de las consecuencias. Más bien, delante de Dios analiza que has hecho mal, entiende cómo puedes superarlo y trata de pedirle a Él que actúe en ti y te ayude a salir adelante en tu realidad. La oración aquí no es justificar los errores, ni exagerar el sentimiento de culpa, sino entender que tienes un aliado que te ayuda a volverlo a intentar con todas las fuerzas de tu ser y con su Espíritu poderoso, que es amor infinito.

Te invito a dar lo mejor de ti, a ser talentoso, disciplinado y atento para salir adelante; siempre hay que tener un buen equipo para hacerlo bien.

@Plinero 
www.elmanestavivo.com
www.yoestoycontigo.com
 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas