EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/151666
Temas del Padre 23 de Febrero de 2019

#AgradezcoNoMeQuejo

El usuario es:
Padre Alberto Linero

Constantemente ando buscando cómo tener la mejor actitud para vivir y relacionarme de la mejor manera con todos los que me encuentro. Creo que la vida depende mucho más del modo con el que la enfrentamos, que de todos los acontecimientos que nos suceden. En esta búsqueda he descubierto el poder de agradecer. Quiero presentarte varias reflexiones que te ilustren todo el efecto que tiene en tu ser vivir agradeciendo:

1- Ser agradecidos genera una buena actitud. Si hay algo que nos produce una postura negativa en la vida, es creer que somos merecedores de algo o que el mundo nos debe. Eso nos lleva a reclamar constantemente a todos lo que creemos merecer y no nos ha sido dado; a maltratar a todo aquel que no reconoce nuestro valor; a arrebatar con la fuerza del caso lo que suponemos los otros nos han robado. Quien agradece sabe que hay muchas realidades que son un regalo de los demás, que vivir con un alto sentido de la gratuidad nos lleva a descubrir que somos valiosos, pero nunca más valiosos que nadie.

2- Ser agradecidos nos lleva a estar atentos a encontrar todo lo bueno que hay en nuestra vida. Descubrir las bendiciones que tenemos y de las cuales normalmente no somos conscientes, porque la costumbre de tenerlas nos ha hecho no valorarlas. Solo agradece quien ha descubierto todo lo bueno que tiene en su existencia.

3- Ser agradecidos nos permite tener buenas relaciones, porque le hacen sentir a las otras personas que vale la pena ayudarnos. Eso genera mejor disposición para seguir relacionándonos. Tú mismo lo has experimentado, da gusto ayudar a alguien que es agradecido.

4- Ser agradecidos nos hace vivir libres. Quien sabe agradecer sabe entender que no puede dejarse esclavizar por nada. Todo lo que tenemos podemos no tenerlo. No nos definen las cosas que poseemos sino que debemos aprender a tenerlas, disfrutarlas y, si es necesario, dejarlas ir.

También podrías pensarlo al revés; piensa en todo el daño emocional y social que hace ser desagradecido. Recuerda el dolor que le te han causado esas experiencias de personas a las que ayudarte y ahora son tus enemigos, o simplemente buscan hacerte daño. ¿Cierto que te genera las peores sensaciones ese recuerdo? Pues eso es lo que hay que evitar en los demás.

Cuando invito a agradecer muchos me dicen que tienen problemas, dificultades, desgracias en sus vidas que no le permiten agradecer. Eso lo entiendo y lo respeto. Pero estoy convencido que no podemos dejarnos arrastrar por la fuerza de lo arduo, es necesario descubrir que en medio de esas dificultades hay muchas bendiciones, dones, logros, victorias, etc. Es más te propongo que hoy hagas un listado de todas las cosas por las que tienes que dar gracias porque hacen tu vida agradable. Si eres una persona creyente te invito que tu oración no sea hoy pedir sino agradecer. No nos dejemos oscurecer la visión cuando tienes tantas bendiciones en tu vida. Hoy no te quejes, hoy agradece. 

 

@Plinero 

www.elmanestavivo.com

www.jai.com.co

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas