EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/155299
Sin Photoshop 08 de Febrero de 2020

“Quiero que mis hijos vean a una mamá que cumple sus sueños”

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

Karen Martínez estuvo en la ciudad como presentadora del ‘Factor X’, el ‘reality’ de RCN. En su breve paso habló sobre este nuevo reto y su participación en un filme de dibujos animados en el que actúa con su esposo Juanes.

Alejandro Rosales Mantilla
Compartir:

Por los corredores del Hotel El Prado, frente a su piscina, Karen Martínez caminaba imponente y descomplicada al mismo tiempo. Su garbo es natural, como el de las mujeres del Caribe global. 

Afuera del histórico edificio republicano cientos de personas, en su mayoría jóvenes, aguardaban su turno para tomar el micrófono e iniciar su recorrido al estrellato musical, o, al menos, pellizcar 20 segundos de efímera fama en el reality el Factor X del canal RCN. 

Karen luce un enterizo azul con flores estampadas. Calza unas sandalias y porta un brazalete dorado en su antebrazo derecho con una gargantilla del mismo color. A sus 40 años todavía es una reina cartagenera. No necesita corona.

Barranquilla le trae recuerdos de diciembre, de las épocas de Fin de Año en las que de niña llegaba con sus padres y hermanos a la casa de su abuela. También se le vienen a su mente los primeros planos con los que incursionó en la actuación protagonizando el filme Siniestro de Ernesto McCausland. Apenas comenzaba el siglo XX.

Ahora está en otro cuento, afrontando un nuevo reto, acercándose, tal vez sin saberlo, a los orígenes de la carrera musical de su esposo, Juanes. Con tres hijos y sobre todo “feliz”, Karen Martínez habló sin photoshop, como lo hace la Gente Caribe.

 P  Después de un tiempo prudente vuelve a la televisión con el ‘Factor X’, pero, más allá de ser la presentadora, ¿con qué misión llega?
 R  Este es un programa que en Colombia fue muy importante, que marcó una tendencia y que la gente tiene mucha recordación. Para mí es importante conocer y vivir con los participantes, sentir toda esa pasión, todo ese esfuerzo, todo ese sueño, estar de ese lado y ser una mediadora para poder conectar y mostrarle al público todo el talento que hay aquí.

 P  Me imagino que Juanes le ha tenido que contar cientos de anécdotas de los sacrificios que tuvo que hacer para poder llegar a lo que es hoy ¿Qué le dijo antes de que empezara este proyecto, sobre todo el trato con los concursantes?
 R  Él siempre me ha apoyado, siempre le ha parecido que este tipo de programas son una plataforma o un paso para el que realmente quiere cumplir su sueño. Muchos de ellos seguramente han tocado miles de puertas y esta es una más. El hecho de que los que queden seleccionados lleguen a Bogotá y Colombia se enteré quiénes son  es un paso muy grande. Por otro lado, eso que acabas de decir es verdad, uno haría lo que sea por cumplir un sueño. En el caso de Juan, todo lo que tuvo que hacer para lograrlo, desde montarse en un bus hasta llegar a Los Ángeles sin tener un peso, a lo mejor no estuvo en un programa, pero ese fue su camino y él está feliz, porque tiene que ver con música, lo que realmente se vive en mi casa. Sin embargo, lo más importante es que yo cumpla mi sueño, que yo esté feliz haciendo lo que me gusta.

 P  ¿Y cuál es su sueño?
 R  En este momento ser feliz, ver crecer a mi familia, a mis hijas, que están en una edad súper linda, están creciendo, en la edad de la adolescencia, una edad…no digamos difícil sino más bien distinta a lo que uno pensaba. Uno nunca se imagina cómo será hasta que llegas ahí, es de mucho cuidado. Claro, para mí esto es un reto, porque es dejar a mis hijos, pero obviamente yo quiero que vean a una mamá que cumple sus sueños, que cumple realmente lo que su corazón le dice sin dejar a un lado las responsabilidades, el balance, el estar ahí, la calidad de vida que les ofreces cuando estás con ellos.
 

 P  ¿Ese es su mensaje a las mamás?
 R  Exactamente, yo creo que en la vida uno puede lograr tener un equilibrio y un balance si quiere y puede, en cualquier ámbito, porque a mí lo que me gusta es la televisión, pero habrán mamás que trabajan en otras cosas, que querrán cumplir otro tipo de sueño, aprender a hacer algo. Por ejemplo, otro de mis sueños es aprender a cocinar, no sé cocinar. Lo que quiero decirle a las mamás es que no dejen de hacer lo que sienten, lo que les sale del alma, porque se van arrepentir. Después pasan los años y se van a preguntar por qué no lo hicieron. Yo trato de que mis hijos vean eso en mí todo el tiempo.
 

 P  El público que la admira le encantaría volver a verla actuando, ya sea en cine o televisión ¿Qué planes tiene, qué puede contarnos?
 R  A mí también me encantaría (risas)…este año hicimos una película, pero no puedo contar mucho. Son voces en un filme de dibujos animados, de muñequitos, como decimos aquí. Ahí Juan actúa conmigo, somos pareja, no voy decir más. Espero después de este proyecto que vengan muchas cosas más, pero por ahora estoy enfocada en esto que son dos meses y medio alejada de mi casa, obviamente voy a estar viajando mucho, pero a mí la actuación me gusta demasiado y espero que el próximo paso sea seguir en la actuación.

 P  ¿Cómo hace para mantenerse igual de linda como cuando fue Señorita Cartagena?
 R  Creo que lo más importante es cuidarse de adentro hacia afuera, cultivar ese amor propio, que te mires al espejo y no importe el tiempo que haya pasado, los años que tienes. Decir: “sabes qué, me gusta esto y trabajo por eso”. También me funciona estar feliz en mi casa, con mis hijos, dar amor, eso se refleja. Aparte de eso me gusta ejercitarme, cuidarme. La gente creería que yo ando metida en un gimnasio, pero realmente hago ejercicio normal, como de todo un poco y así me mantengo.

 P  ¿Qué recuerdos se vienen a su cabeza de los paseos familiares a Barranquilla?
 R  Siempre pasábamos 24 en Cartagena y 31 en Barranquilla. Me acuerdo en la casa de mi abuelita, todos chiquiticos esperando el 31. Nos sentábamos en la terraza, escuchábamos música, bailábamos. En Barranquilla y en la Costa el ambiente de Fin de Año se siente mucho. Ahora que vivo en Estados Unidos, un 24 o un 31 no es ni remotamente parecido a lo que se vive aquí. Me acuerdo también de un parquecito al que mi abuela me llevaba siempre.

 P  ¿Cuándo vendrá con su familia a gozarse un Carnaval?
 R  Juan nunca le atina, él vive viajando, tendría que ser que coincidiera un viaje de trabajo, pero me encantaría volver a estar en un Carnaval.

 P  ¿Es difícil ser esposa de Juanes?
 R  No, porque yo conocí al ser humano y me casé con el ser humano, con Juan Esteban. Él tiene una profesión que es ser un artista muy reconocido, la gente se emociona mucho con lo que hace y eso me hace sentir feliz, orgullosa. El hecho de que tenga en mi casa a la persona, al hombre, al amigo, al esposo, como cualquier otro, no es mejor o peor, simplemente es un ser humano maravilloso, eso no se me hace nada difícil.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA