EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/150462
Sin Photoshop 27 de Octubre de 2018

Mariana Vera, entre instalaciones y obras de arte

El usuario es:

Foto: Johnny Hoyos

Para Mariana sus creaciones son como hijos, a los que presenta con orgullo y satisfacción cada vez que tiene la oportunidad.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo

La cromática de la barranquillera está inspirada en la naturaleza, mediante la cual pretende impresionar el alma de quienes aprecian su arte. En la actualidad presenta su instalación ‘Meridiano 82’.

La imaginación es la facultad del alma para representar imágenes de elementos reales o ideales. Y es precisamente el recurso que emplea la artista plástica Mariana Vera Dieppa a la hora de materializar sus obras. 

Nació en Barranquilla y a los 12 años partió de su tierra natal y aterrizó en Europa, con el fin de culminar su formación académica. Hoy día cuenta con 15 años en el campo de las artes y se considera una artista comprometida con las causas sociales y ecológicas.

Sus cuadros hacen alusión a la naturaleza, pues en ellos inmortaliza lo perecedero convirtiéndolo a su  vez en lo que ella llama poesía visual. Asegura contar con una fuerte influencia de parte de su madre Elsie Dieppa, quien era amante de las letras y dedicó su vida a la poesía. 

Vera Dieppa señala que su estadía en Europa y la educación que adquirió allí fue esencial para contemplar las obras de grandes maestros y permearse de artistas como Picasso, Braque, El Bosco, Gauguin y Rousseau, entre otros.

A lo largo del tiempo resalta haber tenido la oportunidad de exponer sus creaciones en Nueva York, específicamente en Latin Collector Art Gallery, y da a conocer que logró conseguir el aval del reconocido crítico de arte, Edward Sullivan. 

“También he expuesto en el Pinta Fair de Londres con mi galerista Frederico Seve. Expuse en el Banco de la República de San Andrés, en la Aduana de Barranquilla y, además, he presentado mis últimas instalaciones en el Salón Regional de Artistas del Caribe, situado en El Antiguo Edificio de Coltabaco en Barranquilla y en la Galería 333, de Bogotá”.

Disfruta soñar mundos y recrearlos a través de su arte. Todas sus creaciones  responden a una técnica mixta, en la que recurre a elementos naturales para referenciarlos.

Hoy día cuenta con una obra que denomina Meridiano 82 y que tiene lugar en la feria y festival de arte y cultura Barcú, en Bogotá. Esta instalación conformada por boyas marinas multicolores, que cuelgan desde lo alto del cielo raso, logró  llevarla a cabo gracias a que compró algunas y recolectó otras durante varios meses a través de un proceso de reciclaje. Luego de tenerlas y limpiarlas en su totalidad, se dedicó a pintarlas de forma manual una por una. El mensaje de este trabajo, que está dedicado a los pescadores nativos del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, busca sensibilizar a la sociedad frente a una realidad latente. 

“A través de esta expreso el descontento de los nativos de las islas frente al hecho de que les arrebataran 75.000 kilómetros cuadrados de mar, a causa de decisiones políticas sin sentido”.

En la lista de sus artistas favoritos figura en primer lugar el pintor y escultor Pablo Picasso, pues sustenta que en vida logró “romper los postulados del arte de su época”. 

Hace 28 años está radicada entre San Andrés, Providencia y Santa Catalina, lugares que considera invaluables por la pasión que les genera.

Y aunque no tiene hijos y tampoco está casada, estima que sus obras e instalaciones son hijos que admira y expone con satisfacción. Cuando vende alguno asegura experimentar una sensación particular que solo una madre entiende cuando un hijo parte del hogar.

La barranquillera, que cuenta con 15 años en el campo de las artes, se considera una artista comprometida con las causas sociales y ecológicas.

Destaca de sí misma su instinto intuitivo y dice abrir las puertas de la percepción con la inspiración de lo alto. Sobre su musa, indica que viene de parte de una yegua llamada Caramelo, que la visita cuando se encuentra en Providencia.

No tiene inclinación por ningún color, pero maneja una cromática inspirada en la naturaleza, con la que pretende acercarse a ella e impresionar el alma de los que contemplan sus obras e instalaciones. Busca “darle participación al realismo mágico que inunda los parajes tropicales, pues en esto lo extraordinario, que está inmerso en lo ordinario, sale a relucir por sí mismo”.

Por último, analiza la situación del arte en Colombia y dice que aunque está cambiando y existe cierta apreciación del arte contemporáneo y no contemporáneo, aún le falta. “A pesar de todo, el arte no es tan apreciado como en los países de Europa, donde su cultura abre oportunidades a nuevos talentos, y admira y da a conocer a los antiguos maestros”.

Sobre su musa...

“Es una yegua, llamada Caramelo, que me visita cada vez que estoy en Providencia”.

‘Meridiano 82’ es...

“Una instalación en honor a los pescadores nativos de San Andrés, Providencia y Santa Catalina”.

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas