EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/153988
Sin Photoshop 05 de Octubre de 2019

La perspectiva arquitectónica de Guido Seoanes Perla

El usuario es:
Foto: Luis Rodríguez

El barranquillero está radicado en EE.UU. desde hace 25 años. En esta edición habla de su trayectoria profesional, de sus charlas sobre patrimonio y de su rol en la divulgación del trabajo arquitectónico de la ciudad.

Sharon Kalil - @sharondkalil
Compartir:

El barranquillero Guido Seoanes Perla hace 25 años tomó la decisión de radicarse en Estados Unidos con la intención de formarse profesionalmente y encontrar mejores oportunidades laborales como arquitecto.

“Yo era muy travieso y desobediente en mi niñez, recuerdo manejar bicicleta en Bellavista, el barrio donde crecí, y eso me ayudó en mi carrera porque empecé a desarrollar el gusto por lo arquitectónico”.

Opina que Barranquilla es una ciudad muy compacta y que eso lo notó desde pequeño. Otro acercamiento que tuvo con su carrera fue ver y participar en la renovación de su casa y de varias construcciones cerca de donde vivía. 

“Me gustaba la arquitectura ecléctica y neoclásica que había en la ciudad, aunque me considero muy modernista”.

El salto a Estados Unidos, según cuenta, se dio porque en esa época había mucha violencia en Colombia. “Fue triste porque dejé mi hogar, pero al mismo tiempo siento que fue muy bueno porque me convertí en un ciudadano global”.

Su primera parada en este país fue en Seattle, donde estudió su pregrado en la Universidad de Washington y una maestría en la Universidad de Michigan. Tiempo se graduó como diseñador de interiores en el Instituto de Interiores de Seattle.

“Luego me mudé a Washington. Mi experiencia en la arquitectura comenzó en el 2004. A partir de ese momento  he trabajado en diversos proyectos, entre los que se pueden destacar residencias de lujo, colegios y edificios mixtos”.

Resalta que su estilo es minimalista, aunque se adapta a las condiciones regionales y climáticas de cada proyecto. “Hay factores culturales que también influyen en el diseño. En Estados Unidos son muy estandarizados, por ejemplo”.

 Guido, quien se describe como una persona democrática y de mente abierta, destaca que su tesis de grado de la maestría “fue enfocada en la isla Barranquillita sobre la apertura del mercado público y la creación de residencias mixtas teniendo en cuenta la preservación de la cultura”.

Este proyecto fue exhibido en el Museo del Caribe y en 2018, en el Festival de Patrimonio No Conocí el Palma.

“En el 2016 profesores de la Universidad de Michigan fueron conmigo a ver una de mis charlas sobre patrimonio. Esa primera visita dio paso a un taller, en el que fueron un año después otros profesores con un grupo de 15 estudiantes para adelantar proyectos basados en la arquitectura de la ciudad, en los que yo actué como consejero”.

En estas visitas Guido les enseña, además, la cultura gastronómica, musical, la historia, etcétera.

En la edición 2019 del Festival No Conocí el Palma, Guido ofreció una charla sobre el legado de Germán Samper Gnecco, en La Aduana. “Este tipo de eventos y de estilo arquitectónico le está llamando mucho la atención a otros arquitectos de Estados Unidos. Barranquilla tiene un gran potencial  en arquitectura, pero lo más importante es que respeten las condiciones climáticas de la zona y eso no está pasando ahora”.

Agrega que en la ciudad no recomienda usar madera en las construcciones debido a la humedad, sino recurrir a la piedra y al concreto.

En la actualidad Guido labora en la compañía Dwell Design Studio, donde se encarga de la construcción y el diseño de edificios en diversas ciudades del país.

“Cada vez que voy a Barranquilla me gusta explorar. Para mí la ciudad es un museo al aire libre. También me encanta pintar, así que me dedicó a retratar diferentes lugares de las ciudades que visito”, finaliza. GC

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO