EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/153647
Sin Photoshop 31 de Agosto de 2019

“Hay que fortalecer y formalizar el entretenimiento en el país”: Mauricio Maestre

El usuario es:
Foto: Archivo particular.

Mauricio Maestre es el fundador de una firma de abogados que asesora a personalidades de las industrias creativas y el mundo del espectáculo. Ha trabajado con artistas como Silvestre Dangond y Sebastián Yatra.

Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP
Compartir:

Sin saberlo, la vida ha encaminado al valduparense Mauricio Maestre a vivir de sus dos pasiones: la música y el derecho. Vive sus días “feliz y satisfecho” de trabajar en un proyecto que empezó a visualizar cuando apenas estaba en la universidad. Es abogado del Politécnico Grancolombiano y es especialista en Propiedad Intelectual de la Universidad Sergio Arboleda. Cuenta que, aunque dentro de sus planes siempre estuvo consolidar una carrera en el campo jurídico, fue su faceta como acordeonero a principios de su juventud lo que le dio un giro a sus propósitos. 

“Hubo un momento de la vida en el que me dediqué a la música, tuve un grupo y cumplí muchos sueños. Pero ese mismo camino se vio obstaculizado por un tema en el que no sabía a qué tenía derecho y a que no, no tenía claridad del campo legal e incluso tuve conflictos con editoras, disqueras y managers. No sabía con quién me podía asesorar para que la culminación de mi carrera artística no fuera tan traumática”, agregó.

Mientras estudiaba Derecho, Mauricio seguía tocando el acordeón. Luego de los hechos desafortunados que se le presentaron en su carrera artística, investigó y descubrió que existía el Derecho del Entretenimiento y que, de hecho, era muy popular en Estados Unidos. Tuvo la oportunidad de conocer a John Branca, quien fue el abogado de Michael Jackson y de bandas como AC/DC, y supo que ese ámbito es un campo de derecho “muy importante”. 

“Compartí la pasión entre el derecho y el acordeón desde muy pequeño. Mi papá es abogado y desde niño supe que yo también quería serlo. Cuando se acabó mi carrera musical, mi hermana, que vive en Australia, me dijo que allá si era conocido el campo del Entertainment Law y vi que en Colombia no existía. Desde que estaba en la universidad sabía que quería crear una firma que trabajara en pro de los artistas”, estableció. 

Pero, el camino no fue fácil. Comenzó siendo mesero en un restaurante en Bogotá y después logró convertirse en el acordeonero del grupo musical de la discoteca Kukaramakara, un trabajo que le permitió continuar pagando sus estudios profesionales. Tiempo después, creó una oficina virtual en la que ofrecía sus servicios como abogado de entretenimiento en su tiempo libre, pues se encontraba laborando en una empresa petrolera. 

Un día se arriesgó a apostarle todo su tiempo a su proyecto. Fue dando sus primeros pasos, empezó a trabajar con clientes como Sebastián Yatra y Silvestre Dangond y fue ganando casos. En una ocasión, gracias a Silvestre, Mauricio conoció al abogado Abelardo De la Espriella, quien en la actualidad es su socio y con el que tiene una alianza estratégica en su firma M&M Lawyers.

“Me satisface saber que estoy haciendo lo que me apasiona. Pero, más allá de esto, lo que más me llena de satisfacción es ayudar a otros artistas. Cuando yo empecé en mi carrera, me di cuenta que es un camino duro. Hoy día me alegra ayudar a los emergentes a salir adelante, estructurar ideas, equipos de trabajo, cuidar sus creaciones y su propiedad intelectual. En cuanto a los más consolidados, me gusta aportar un granito de arena para que sus operaciones se lleven a cabo sin ningún problema”, afirmó. 

Mauricio asegura que en Colombia y América Latina se ha empezado a dar un valor a las industrias creativas y del entretenimiento, pues es posible ver a artistas latinos en los mismos escenarios que los anglosajones. Cuenta que esto se debe en parte a un “avance y relevo generacional” en el que los millennials y los centennials viven en el “mundo globalizado y sin límites” del internet. 

“Vamos por buen camino. Sin embargo, creo que hay que apostarle más a estas industrias. En Colombia no solo somos café y ganado, somos un país cultural con muchas influencias. Nos falta fortalecer y formalizar el entretenimiento en Colombia (…) En Barranquilla y la Región Caribe hay mucho talento: coreógrafos, bailarines, cantantes, productores audiovisuales y humoristas. Hay que mostrar que son carreras con futuro, que se pueden estudiar”, puntualizó. 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO