EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/149252
Sin Photoshop 30 de Junio de 2018

Guillermo Escalante y la ‘píldora’ que mejora sus días

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales y Josefina Villarreal

Guillermo Escalante manifiesta que su éxito en la presentación obedece a que se muestra como en realidad es.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo

El barranquillero compartió detalles sobre la relación que sostiene con su hija unigénita y habló sobre el proyecto televisivo que en la actualidad presenta.

El lente de uno de los fotógrafos de EL HERALDO capturó los rostros del presentador Guillermo Escalante y su hija Mariana, de cinco años, mientras las risas de los dos fluían y demostraban que compartir momentos juntos es uno de los planes que más disfrutan hacer.
 
Preguntarle qué significa para él su hija permite verlo suspirar y escucharle responder a través de una oración sentida: “Mariana es la niña que yo siempre quise tener”.
 
“Verla crecer, sonreír y que me acompañe en muchos instantes es lo más bonito que me ha podido pasar (...) Hoy puedo decir que trabajo para ella, con altas y bajas, pero siempre con la imagen de su rostro en mi cabeza que me recuerda que es necesario echar para adelante por ella”.
 
Agrega que es su motor, el equilibrio que necesita, la píldora que calma su cansancio y el balance que requiere en su vida. Es también su partner en el trabajo, quien se encarga de probar los productos tecnológicos para que él pueda determinar si son difíciles o fáciles de entender por las personas, y luego arriesgarse a mostrarlos en su programa de televisión llamado Waca.
 
“Yo busco que ella intuitivamente comience a determinar las funciones de un equipo, pues si ella es capaz de comprender el concepto, entonces tengo claro que todo el mundo podrá hacerlo; se trata de llevarlo a un nivel de simplicidad”, señala el barranquillero.
 
En cuanto a su crianza, señala que es cero de limitaciones y cada día la impulsa a participar en retos mentales y físicos, motivándola con la frase sí se puede y cerciorándose de que tenga la seguridad que necesita para culminar cualquier tarea y no desistir.
 
Respecto a la tecnología en el crecimiento del niño, sobre si es buena o contraproducente, Escalante menciona que es una buena herramienta de aprendizaje. 
 
“A través de esta pueden encontrar aplicaciones didácticas, en las que aprenden de diversidad, los impulsa a desarrollar la parte artística, les enseña sonidos y números, entre otros. Solo es vital que empleen un espacio seguro diseñado por las compañías de dispositivos, en el que el padre puede entregarle el equipo para que jueguen, sin que el niño tenga acceso a otro contenido. Eso sí, es necesario que siempre esté la supervisión del adulto y la delimitación de los tiempos en el uso”.
 
Trayectoria. Guillermo eligió la Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones, pero el destino se encargó de direccionarlo hacia los medios de comunicación. Revela que todo inició cuando alternaba sus estudios con el trabajo en bares como Dj.
 
“Un día cualquiera me puse a grabar un promocional de un evento que realizaría una emisora y durante los días de rumba de una discoteca de la ciudad, donde tocaba, lo ponía para que lo escucharan. El día que llegó la gente de la emisora lo escuchó y preguntaron quién era el de la voz, así que se me acercaron a decirme lo bien que me escuchaba”.
 
Desde este suceso, Escalante confiesa que recibió la propuesta de hacer una prueba en la emisora, la cual gustó y sirvió para que más tarde tuviera la oportunidad de realizar un casting en el que presentó cuatro canciones al aire. A partir de allí empezó a construir su historia en la radio. 
 
Al cumplir seis meses como locutor confiesa que recibió la propuesta de presentar un programa en Telecaribe, dando sus primeros pinitos en la TV. 
 
Más tarde surgió el proyecto musical juvenil llamado Contacto.
 
“Entré a presentar Contacto y no sabía nada de televisión, así como muchas cosas que me han sucedido en la vida, igual no me dio miedo y experimenté para ver qué pasaba; el resultado fue que llegó a gustar en toda Colombia, y gracias a este éxito surgieron otras propuestas”.
 
Guillermo asegura que ser padre es uno de los privilegios más grandes que le ha regalado la vida.
 
Reconoce que al principio, justo cuando descubría el terreno de los medios de comunicación era poco lo que sabía, incluso, señala que recibió fuertes críticas por parte de comunicadores sociales, y docentes de esta área. 
“Yo siempre dije que no era un ejemplo a seguir, porque dentro de los cánones de lo que era hacer televisión, yo hacía todo lo que era antitelevisivo, pero simplemente era yo, sin tener roles diferentes a lo que soy como persona”.
 
Hoy día se siente afortunado de poder conjugar sus dos pasiones en una actividad, pues trabaja en la novena temporada de su programa de televisión Waca, un producto que busca educar a las personas en temas de tecnología, emitido por Telecaribe de lunes a viernes, a las 5:30 p.m.
 
“La tecnología avanza muy rápido y creo que no había nadie que se encargara de decantar tanta terminología técnica. Así que es lo que hago en Waca, que inició en 2007”.
 
Su trabajo le ha permitido conocer distintas partes del mundo, además de desenvolverse como diseñador gráfico, editor, productor, director y guionista. Explica que en redes sociales del programa se encarga de generar a diario información específica, diferente a la emitida al aire y, además, en ellas le dedica mínimo una hora al día a las preguntas que formulan las personas sobre tecnología, un ejercicio que termina siendo útil para generar contenido en su programa. 
 
Un pensamiento...
“Los hijos son quienes nos motivan a seguir adelante y es por su futuro que al final trabajamos tanto”.
 
 

Etiquetas

Más de revistas