EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/151561
Sin Photoshop 09 de Febrero de 2019

Angélica Oñoro y la labor que promueve con ahínco

El usuario es:

Foto:

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo

En agosto de 2018 la baranoera creo su fundación, mediante la cual lidera brigadas que benefician a comunidades en situación de vulnerabilidad.

Para la baranoera Angélica Oñoro Consuegra, la solidaridad es apoyarse y unirse con el otro por un mismo objetivo de servicio y amor por los demás.

Al definir este valor, sus ojos brillan mientras enfoca su mirada hacia un punto fijo. Como reacción inmediata sonríe genuinamente, tal vez porque en la actualidad direcciona la Fundación Liga de Apoyo y Solidaridad Colombiana, un proyecto que logró materializar de la mano del médico psiquiatra, también amigo, Jonathan Charris, con apoyo de Kevin Amaya, estudiante de Medicina.

Es psicóloga y especialista en Psicología Familiar y Psicología Forense. Sobre su experiencia laboral, asegura que ha estado vinculada a comisarías de familia y en el ICBF. Su carrera profesional la realizó en Barranquilla, donde también hizo sus prácticas en Psicología Social. Esta experiencia le marcó y le demostró que “había una necesidad profunda de trabajar con las personas a las que el Estado no alcanzaba a beneficiar”.  

Después llegó a Bogotá a hacer su primera especialización y durante este tiempo trabajó en el Minuto de Dios como voluntaria en el proyecto de Manos Fraternas.

Da a conocer que enterarse de que uno de sus hermanos se había accidentado la llevó a retornar a la ciudad atlanticense. En ese periodo logró ingresar a la Fundación Children International, donde tenía un consultorio privado, sin dejar de lado su continua formación académica. Al estar allí recibió una propuesta para trabajar en una comisaría de familia y, continuamente, con el ICBF, en el Cesar.

Decidió estudiar Psicología Forense para encontrar las respuestas a muchos interrogantes que tenía, estos son: ¿por qué secuestran?, ¿qué hacer con una persona cuando es liberada?, entre otras. El aprendizaje adquirido en esta área fue vital, según cuenta, para hacer acompañamientos psicológicos en tragedias como el nunca olvidado calcinamiento de los 32 niños en el municipio de Fundación, Magdalena. 

Su fundación. Oñoro da a conocer que desde la fundación, que opera sin ánimo de lucro, combinan la salud en promoción y prevención, a través de brigadas que incluyen el componente de educación no formal, alimentación, vestimenta y entretenimiento.

“Yo inicié este sueño llamado Fundación Liga de Apoyo y Solidaridad Colombiana, el 27 de agosto del año pasado, porque al trabajar en las diferentes instituciones reconfirmé que hay tanta problemática en las comunidades vulnerables, que incluso las entidades gubernamentales no dan abasto, de modo que quise aportar un granito de arena. Antes de esto tuve la fundación Promover País, en la que brindaba educación virtual a las personas que no tenían acceso a la academia. Hoy puedo decir que sincronicé las dos y con la ayuda de Jonathan cambiamos el nombre”.

Angélica Oñoro asegura que su hija  María Angélica Caselles es, además de la dir. de comunicaciones de la fundación, su motor.

La primera vez que operó su actual fundación, recuerda que fue en el Paso (Cesar), específicamente en Potrerillo. En ese momento, “hacía más de cinco años que no llegaba un médico hasta esta localidad y hacía más de 20 años que no entraba una brigada de salud, por la situación de orden público. Fueron más de 1.000 personas que recibieron atención. Al finalizar se beneficiaron a las personas asentadas a lo largo y ancho de la Serranía del Perijá”.

En el presente cuentan con capítulos en Cesar, concretamente en Valledupar, La Jagua de Ibirico, el Paso, Chiriguaná y en Malambo (Atlántico). Adicionalmente, existe un capítulo en Chile, que es dirigido por el doctor Jonathan Charris, mano derecha de Oñoro. Esta sede básicamente se encarga de atender a la comunidad de adultos mayores.

Asegura que las brigadas, además de beneficiar a decenas de personas, son propicias para que voluntarios se unan a esta labor que busca beneficiar a los más necesitados. Hasta el momento cuentan con 150 profesionales en Medicina, Odontología, Fisioterapia, Salud Ocupacional, Nutrición, Optometría y Psicología.

Así mismo, ofrecen medicamentos en caso de que las personas lo necesiten. Como plus, hicieron un convenio colaborativo en el colegio Carlos Meisel, para llevar a cabo una ‘Arborizatón’ con la que recuperaron una cancha del plantel. Además, con todos los estudiantes ilustraron un mural y con los de último grado realizaron una labor de proyecto de vida.

Inmigrantes. Afirma que desde su fundación han beneficiado a gran parte de venezolanos. Incluso, dice que el 17 de diciembre de 2018 realizaron actividades lúdicas con los hijos de los venezolanos que fueron desalojados en la glorieta del puente de Murillo. A ellos entregaron regalos, vestimenta y alimentación. También hicieron un censo para emprender a futuro jornadas de alfabetización.

“El martes de esta semana recibí la llamada de Génesis Alvarado, líder de dichos venezolanos, quien me mostró un video del desalojo. En este le arrebataban a un niño de los brazos de un padre, lo que me sensibilizó. Ahora estamos viendo cuál será el apoyo que les brindaremos”.

Una convicción...

“Yo creo que en el ámbito en el que nos toque, todos, sin excepción, debemos servir en la tierra”.

Un pensamiento...

“Es necesario que de granito en granito ejerzamos un cambio positivo en la sociedad”.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de Sin Photoshop Más de revistas